Colombia puede emular el modelo de lechería tropical de Brasil

Por: 
Diego Castrillón Franco
14 de Abril 2016
compartir
Guilherme Márquez de Rezende
El experto indicó que Colombia puede apostarle a la lechería tropical y especializarla como está haciendo Brasil. Foto: CONtexto Ganadero.
Guilherme Márquez de Rezende es el gerente de producto enfocado en lechería de Alta, una empresa dedicada a la genética en Brasil. En diálogo con CONtexto Ganadero, reveló lo que viene ocurriendo con el sector en su país y el cambio que están haciendo a la hora de extraer el lácteo.
 
Su carta de presentación a la hora de hablar del sector agropecuario es ser licenciado en Ciencia Animal y especialista en Gestión de Agronegocios y Ganadería Lechera. 
 
Durante su visita al país, el experto habló con este medio y reveló que quedó gratamente sorprendido con la ganadería colombiana y de paso invitó a los productores nacionales a que emulen el modelo productivo de Brasil. (Lea: Lechería tropical se debe especializar si quiere ser competitiva)
 
Agregó que las 2 naciones tienen mucho parecido en cuanto a clima y geografía, por lo que quienes aún quieren ser productores especializados pero en climas tropicales, lo pueden hacer usando la raza adecuada para tal fin. 
 
CONtexto Ganadero (CG): ¿Cuál es el futuro de la lechería de Brasil?
 
Guilherme Márquez de Rezende (GMR): El futuro es muy prometedor. Tenemos un área muy amplia con un clima favorable. Creo que en el futuro habrá lecherías especializadas, eso permitirá que en unos años veamos 2 grupos de productores: los de gran escala y la ganadería familiar. Así va a evolucionar el sector lácteo del país.
 
(CG): ¿Por qué Brasil le está apostando tanto al Girolando?
 
(GMR): Vimos en el Girolando muchas bondades que debemos aprovechar. No podíamos seguir trabajando con animales europeos que sufren por el calor, eso nos llevó a trabajar mucho en genética. Comprendimos que si se cruzaba la raza Gyr con Holstein teníamos 2 factores muy interesantes, altas producciones de leche y adaptación al clima. (Lea: Futuro de la lechería tropical ya se discute en Foro en Barranquilla)
 
Eso nos llevó a creer en esa especie, que además sortea con facilidad retos propios de nuestros terrenos como los parásitos y disminuye considerablemente las brechas de días abiertos. Dichos factores han sido claves a la hora de implementar el cambio.
 
(CG): ¿Qué bondades ofrece la raza en materia de leche?
 
(GMR): El ambiente en el que se desarrolle la lechería influye mucho en los volúmenes de producción, por eso les damos muy buen manejo a las vacas que se encargan de producir el lácteo. En el país, el promedio de producción está sobre los 15 litros con vacas alimentadas únicamente con pastos, pero aquellos que combinan forrajes y dan algún tipo de suplemento, llegan a los 22 litros.
 
Esos resultados hacen muy atractiva la especie Girolando, sin olvidar su adaptabilidad a un clima como el que vive gran parte de Brasil. (Lea: La lechería en el trópico bajo: un negocio con futuro)
 
(CG): ¿Qué sensación le dejó la ganadería colombiana tras su visita?
 
(GMR): Vine a Colombia a juzgar animales Gyr y Girolando en una feria, además de brindar unas asesorías en algunos predios. Era la primera vez que estaba en Colombia y el viaje me dejó gratamente sorprendido porque vi explotaciones muy interesantes. A eso se le suma el tema climático y la calidad de las vacas que hay en muchos predios.
 
Sin embargo, lo que más destaco de esta experiencia fue el interés que mostraron los productores por aprender y ser más eficientes.
 
(CG): ¿Colombia debería apostarle a ese tipo de lechería?
 
(GMR): Sí, por supuesto. La lechería en el trópico se puede especializar, eso implica usar animales que puedan resistir altas temperaturas, eso lo brinda el Girolando. Colombia tiene un clima muy similar al de Brasil, pasturas parecidas e incluso los productores son formados por la experiencia de las familias. (Lea: Producción de leche en trópico cada vez ofrece mejores resultados)
 

Incluso ya hay ganaderos que han empezado a invertir. Un ejemplo es la Finca El Empedrado de Fernando Durán que finalizó un proyecto de pasto con riego para producción de leche tropical. No es un cambio fácil, pero es una buena alternativa para la ganadería colombiana.