¿Comeremos algún día carne de res editada genéticamente en Colombia?

Por: 
CONtexto ganadero
18 de Abril 2022
compartir
miguel novoa genetica animal colombia modificacion genetica
En entrevista con CONtexto ganadero, Miguel Novoa Bravo, director científico de Genética Animal, habló sobre el panorama de modificación genética en animales. Foto: geneticaanimal.co

A diferencia de lo que acaba de ser aprobado en Estados Unidos, en Colombia estamos lejos de llegar a consumir carne de bovinos editados genéticamente. En entrevista con este medio, Miguel Novoa Bravo, PhD. y director científico de Genética Animal de Colombia Ltda., reveló cuál es el panorama actual en nuestro país sobre este tema.

 

Hace unos días, Estados Unidos aprobó la venta de carne y otros productos obtenidos de dos bovinos de carne y su descendencia cuyo genoma fue editado para incorporar el gen de pelo corto. (Reportaje: La importancia del gen de pelo corto para la ganadería bovina)

 

Este rasgo, conocido en inglés como slick hair (pelo corto), es característico de algunas especies bovinas como romosinuano, blanco orejinegro, limonero, carora, angus y senepol, y les permite resistir temperaturas más altas que los Bos taurus acostumbrados a climas más fríos. 

 

A raíz de esta noticia, CONtexto ganadero consultó a Miguel Novoa Bravo, PhD. y director científico de Genética Animal de Colombia Ltda., quien ha trabajado desde hace 13 años en pruebas genéticas, investigación genómica y genotipificación, sobre este tema en nuestro país.

 

El experto aclaró que el proceso de modificación genética no es algo novedoso ni reciente en la historia de la humanidad. Como explicó, desde los inicios de la agricultura hace más de 10 000 años, los seres humanos empezaron a seleccionar especies vegetales y animales.

 

La diferencia entre estos procesos y lo que se puede hacer en la actualidad gracias a los avances tecnológicos es que la modificación que antes tardaba en aparecer décadas o siglos ahora es posible verla en la siguiente generación de la especie animal modificada.

 

 

CONtexto ganadero: ¿En qué consiste la modificación genética en animales y plantas?

 

Miguel Novoa Bravo: Es una manera muy rápida y económica, a la final, de hacer mejoramiento y adaptaciones, en este caso a las razas domésticas, para enfrentar problemas como el cambio climático, para que sean más eficientes en la alimentación, para que sean más resistentes a cualquier agente infeccioso externo. Es decir, esto abre un mundo de posibilidades para que las especies domésticas no solo tengan un mejoramiento, sino que sea más acelerado.

 

 

CG: ¿Por qué se critica tanto este avance?

 

MNB: Parte de las críticas está relacionada que las tecnologías como la CRISPR o las que están sacando paralelamente tengan el control necesario para no hacer otras modificaciones en otra parte del genoma que se desconozca. Eso pasó décadas antes cuando las metodologías para modificación genética eran un tiro al aire, tratando de modificar en algún momento el gen deseado. Esto se hizo en vegetales porque en animales ese tipo de técnicas es prácticamente inviable debido a la complejidad del genoma.

 

Hace algunos años, estas técnicas se aplicaban en vegetales que resultaban en genes indeseados pero solo se seleccionaban las líneas que tenían la modificación de interés y de allí se reproducían. Pero ahora en animales con la tecnología que se tiene, lo que se busca es obtener los cambios que se buscan sobre ciertos genes y hacer ese mejoramiento inicial. (Lea: Conozca cómo influye en gen del pelo corto en presentación de estrés calórico)

 

También hay que tener en cuenta lo siguiente: la genética es solo uno de los componentes, y en ciertos casos uno de los menos importantes, en las características fenotípicas (las características visibles de un ser vivo). De lo que está en el gen hasta lo que se manifiesta en el fenotipo, hay diversas capas de información que están interrelacionadas, y estas capas van más allá en interacciones de genes y la parte proteica, que hasta el momento desconocemos.

Le doy un ejemplo: en la modificación del slick (gen de pelo corto), como se trata de una característica de un solo gen, la variabilidad en esas capas de información adicional es mínima. Pero puede ser que se desconozca que haya otros genes o incluso genes de otros cromosomas que están afectando la expresión de esta característica y que a la final, se haga la modificación inicial en el gen pero no se exprese el fenotipo esperado debido a ese camino entre el gen y el fenotipo.

 

La mayor preocupación de los críticos es que la modificación esté afectando otras partes del genoma que desconozcamos pero una de las respuesta es que cada vez la tecnología está orientada a ser más específica. Cada vez se hace más claro cómo se regula esa expresión fenotípica y lo que se busca es hacer una selección más controlada de la parte genética.

 

CG: ¿Qué opina sobre la aprobación de la Administración de Drogas y Alimentos de EE. UU. (FDA) de permitir la comercialización de productos obtenidos de dos bovinos y sus crías que han sido modificados con el gen slick (gen de pelo corto)?

 

MNB: Hasta hace unos pocos años, se encontró una mutación puntual de slick hair que estaba expresada en la raza senepol y en el romosinuano, y posteriormente se encontraron en otras razas criollas, como el BON, que son diferentes. Si le soy sincero no sé qué se aprobó en Estados Unidos, pues no sé en qué parte específica del gen se está probando para hacer esa modificación, si es la misma del senepol o del romo.

 

Hay mutaciones que ya se encuentran en la naturaleza, como las que mencioné. Si el ser humano busca asemejar esas mutaciones que ya están la naturaleza, podríamos decir que ya se hizo un ensayo por cuenta de la selección artificial y ya se conocen los efectos.

 

 

CG: ¿Qué han trabajado desde Genética Animal de Colombia sobre modificación genética?

 

MNB: En el tema de modificación, en principio no estaríamos impedidos en avanzar porque no está regulado, pero no hemos indagado o experimentado con modificación genética. Lo que sí hemos hecho es identificación molecular del slick hair en senepol, que es algo en lo que hemos trabajado con Asosenepol (Asociación Colombiana de Criadores de Ganado Senepol) desde hace más de 10 años. Nosotros implementamos la prueba hace alrededor de 3 o 4 años.

 

Históricamente primero se hizo selección fenotípica, luego vino la selección molecular que fue con los marcadores y las pruebas genómicas que se están haciendo con varias razas y ahora la modificación genética es un paso más allá, donde se conocen algunas variantes que son beneficiosas pero que también pueden afectar. Por ejemplo, la mutación de doble músculo que mejora la producción de fibras musculares pero afecta al toro a nivel reproductivo.

 

Bueno, eso ocurre en ganado septentrional, porque en el ganado tropical hay razas que tienen este gen, incluyendo senepol, pero pareciera que el efecto del doble músculo no se evidencia tanto en la parte reproductiva, aunque no se puede decir con certeza o en qué grado porque no se ha medido. (Lea: Gobierno de EE. UU. supervisará procesos de edición genética en ganado)

 

 

CG: ¿Hay alguna legislación en Colombia sobre modificación genética?

 

MNB: No hay legislación. Obviamente se debería empezar a hablar sobre la modificación genética en nuestro país. Habría que revisar si desde la poca normatividad hay cabida para incorporar este tema (en la empresa) y jalonarlo por ahí. (Lea: En EE. UU. aprueban producción con ganado de carne editado genéticamente)

 

 

CG: ¿Qué tan difícil es la incorporación de la tecnología CRISPR?

 

MNB: Es bastante complicado. Aquí no tenemos la infraestructura ni los equipos pero uno podría comenzar a explorar qué límites hay. En realidad no tendría una respuesta de clara de cómo estamos, porque en realidad no sabemos hasta dónde se puede aplicar (esta herramienta).

 

Sabemos que lo podemos aplicar al slick hair que se ha comprobado que tiene un efecto tanto en la parte de producción lechera como de adaptación a las altas temperaturas. Pero si no hay un marco claro hasta donde podríamos llevarlo, para cualquier inversionista va a ser muy difícil comprometerse con un proyecto de esta naturaleza por la falta de regulación. (Lea: La modificación genética también puede contribuir al bienestar animal de bovinos)

 

Yo dudo que, ante la falta de estabilidad jurídica, se hagan inversiones grandes, porque se necesitan muchos recursos para hacerlo. De hecho, como empresa lo vemos complicado justamente por la falta de legislación, un limbo jurídico que puede representar un salto al vacío. Entonces por eso preferimos no hacerlo.