Nutrientes esenciales que solamente aportan la carne y la leche

Por: 
Pedro Fonseca
16 de Marzo 2020
compartir
Necesidades nutricionales seres humanos, nutrientes carne, nutrientes leche, proteínas, grasas, lípidos, carbohidratos, kilocalorías, nutrientes que no aportan los vegetales, dieta vegana, dieta vegetariana, carne de res, leche de vaca, carne vacuna, beef, milk, productos lácteos, CONtexto ganadero, ganaderos Colombia, noticias ganaderas Colombia
Una dieta vegana o vegetariana no ofrece todos los nutrientes necesarios para el ser humano, por lo cual debe consumir alimentos de origen animal. Foto: freepik.es

De acuerdo con la FAO, las necesidades nutricionales son las cantidades de energía y nutrientes esenciales que requiere para lograr que su organismo se mantenga sano y puede desarrollar sus variadas y complejas funciones.

 

Estas necesidades dependen de la edad, sexo, actividad física y estado fisiológico (embarazo o lactancia, por ejemplo). Los alimentos aportan la energía y los nutrientes. (Lea: Los 6 beneficios de consumir lácteos a cualquier edad

 

El organismo no es capaz de producir estos nutrientes esenciales, por lo cual debe recibirlos con los alimentos. Los nutrientes esenciales son proteínas (algunos aminoácidos), algunos ácidos grasos, las vitaminas, las sales minerales y el agua.

 

Así pues, cuando nuestro cuerpo no recibe alguno de estos durante un prolongado periodo de tiempo, podemos enfermar e incluso morir. Todos cumplen alguna función, desde proporcionarnos energía hasta mantener y reparar tejidos.

 

Por ejemplo, las proteínas sirven para construir los tejidos del cuerpo (músculos, sangre, piel, huesos) y repararlos, formar defensas contra las enfermedades, asegurar el buen funcionamiento del organismo y aportar energía.

 

Si bien alimentos de origen vegetal ofrecen proteína, como legumbres, semillas (almendras, maní), pan, cereales y pastas, las proteínas de origen animal cubren más fácilmente los requerimientos del ser humano. (Lea: La carne, alimento vital en todas las etapas del ser humano)

 

En efecto, podemos consumir cualquier tipo de alimentos que le proporcionan nutrientes para el correcto funcionamiento del cuerpo, pero así como hay nutrientes que solo se encuentran en vegetales, también hay otros que solo pueden ser obtenidos en alimentos de origen animal.

 

De otra parte, están las vitaminas y sales minerales, conocidas como micronutrientes, pues se requieren cantidades mucho menores que las proteínas, grasas y carbohidratos, pero siguen siendo esenciales. Algunas de ellas no se encuentran en fuentes de origen vegetal.

 

Por este motivo, cuando una persona sigue una dieta vegetariana o vegana, eliminando por completo el consumo de importantes fuentes nutricionales, está expuesta a un riesgo elevado de padecer diversas carencias. Estos son los nutrientes faltantes según el portal Health Line.

 

¿Qué tipos de nutrientes no se consiguen en una dieta vegetariana?

 

  1. Vitamina B12

 

También llamada cobalamina, es un tipo de vitamina que se disuelve en el agua y se encuentra en procesos como la función cerebral, el desarrollo de glóbulos rojos y el mantenimiento de los nervios. Se obtiene de alimentos como productos lácteos, huevos y carne.

 

Hay algunos enriquecidos, como cereales de desayuno, extractos de levadura, derivados de la soya pan y sustitutos de carne. Está presente en alimentos de origen vegetal, como las algas nori o algas crudas, pero en pequeñas cantidades.

 

La deficiencia de vitamina B12 provoca fatiga y cansancio, trastornos neurológicos, deterioro de las funciones cerebrales y psiquiátricas, con algunos vínculos a un mayor riesgo de enfermedades cardíacas y de Alzheimer. Los vegetarianos y veganos deben tomar suplementos.

 

  1. Creatina

 

Aunque no es esencial porque es una molécula encontrada de forma natural en el cuerpo, sirve como fuente de energía almacenada en los músculos que brinda fuerza y resistencia a los músculos. Solo se encuentran en tejidos animales, de alimentos como pescado y carne.

 

  1. Vitamina D3

 

También se le conoce como colecalciferol, es la forma activa y eficiente de vitamina D y participa en gran número de procesos celulares. No necesariamente proviene de la dieta, pues la piel la produce cuando está expuesta al sol, de lo contrario debe consumir suplementos.

 

Aceites de pescado y pescado graso aportan esta vitamina, cuya deficiencia provoca osteoporosis, pérdida de músculo y debilitamiento, mayor riesgo de fracturas y deterioro de las funciones cerebrales. (Lea: ¿Qué tanta asesoría busca usted para la nutrición de su ganado?)

 

  1. Carnosina

 

Es un tipo de antioxidante almacenado en los tejidos muscular y cerebral de humanos y animales, que tiene un importante papel al momento de reparar los tejidos y mantener la vitalidad de los músculos. Solamente se encuentra en alimentos de origen animal.

 

  1. Hierro hemo

 

El hierro es un mineral clasificado en 2 variedades: No hemo, que proviene de alimentos de origen vegetal; y hemo, que se obtiene de productos cárnicos, como la carne roja, el pescado, la carne de ave y los mariscos. Este es más importante porque el cuerpo lo absorbe con más facilidad, no es afectado por antinutrientes y favorece la asimilación del hierro no hemo.

 

Una deficiencia de hierro hemo provoca anemia, por lo que es totalmente necesario recurrir a suplementos de hierro al seguir una dieta vegetariana. (Lea: Carne de bovino es vital para el funcionamiento del cerebro humano)

 

  1. DHA

 

Con el nombre de ácido docosahexaenoico, es un ácido graso de la categoría omega 3 necesaria para las funciones cerebrales. La deficiencia puede tener efectos adversos sobre la salud mental especialmente en niños, o en el desarrollo del cerebro fetal en mujeres embarazadas.

 

Se encuentra principalmente en pescados grasos, aceites de pescado y ciertos tipos de algas marinas. El cuerpo humando puede producir DHA a partir del ácido graso omega-3 alfalinoleico (que se encuentra en semillas de chía), pero la conversión es ineficiente y no incrementa los niveles en la sangre.

 

  1. Taurina

 

La taurina es un aminoácido encontrado en el tejido renal, cerebral y del corazón e interviene en la función muscular, la formación de la bilis y la función antioxidante del organismo. Solo se encuentra en alimentos de origen animal como carne, mariscos, pescado, pollo y lácteos.

 

Beneficios de la carne y la leche

 

Ambos productos proporcionan altos contenidos de proteínas y grasas. Según la FAO, los hombres y las mujeres deben consumir al menos 1 g de proteína al día por cada kg de peso, o sea 70 g diarios si pesa 70 kg.

 

En niños de 4-6 meses debe ser 2,5 g/kg/día y a medida que crece va disminuyendo, mientras que en mujeres embarazadas debe aumentar a 8 g/kg/día, durante la lactancia incrementarse a 23 g en los primeros 6 meses, y después de este tiempo bajar a los 16 g.

 

Las grasas también son esenciales para la vida, pues proporcionan energía y ácidos grasos esenciales para los tejidos, el desarrollo del cerebro y la visión. Su consumo depende de los requerimientos en kilocalorías para cubrir sus necesidades de energía.

 

Según la FAO, ½ taza de leche entera ofrece 61 kcal, 3,3 g de proteínas y 3,2 g de grasas o lípidos, mientras que un bistec mediano de carne sin grasa proporciona 116 kcal, 22,2 g de proteínas y 2,5 g de grasas.

 

De otra parte, tres rebanadas de queso chanco (un tipo de queso chileno) contiene 356 kcal, 22,6 g de proteínas, 28,9 g de grasas y 1,4 g de carbohidratos, en tanto que ½ taza de yogur aporta 91 kcal, 4,4 g de proteínas y 2,7 de g de grasa.

 

En cambio, un tomate pequeño solo aporta 19 kcal, 0,8 g de proteína y 0,4 de grasa, y un plátano pequeño ofrece 94 kcal, 1,3 g de proteína y 0,4 de grasa. Sin duda alguna, esto demuestra que los alimentos de origen animal son tan importantes como las frutas y las verduras por su contenido nutricional, por lo cual no deben ser descartados de la dieta.