Ser más productivos, un reto urgente e inaplazable

Por: 
Diego Castrillón Franco
25 de Marzo 2013
compartir
Productividad ganadera.
La tecnología es una buena aliado de los ganaderos en pro de aumentar su productividad. Foto: José A. Saade.
El país se encuentra en un momento trascendental. Pronto entrará en vigencia el Tratado de Libre Comercio con la Unión Europea y los ganaderos saben que el riesgo que se corre es alto por cuenta de la competencia con un gigante que se encarga del 22% de la producción mundial de leche, mientras que nuestro país apenas aporta el 1%, lo cual invita a la ganadería nacional a mejorar su producción para hacerle frente al gigante que está por venir.

Son varios factores a los que le debe apuntar el sector ganadero como lo es abaratar costos de producción, rentabilidad y asociatividad, lo cual dará como gran resultado, una mejor producción bien sea de carne o de leche, que hará más viable el negocio. (Sembrando productividad)
 
Para Fernando Morales, zootecnista y profesor de la Universidad Nacional, hay dos formas que son: más litros de leche o carne por hectárea y reducción de costos, que es a lo que todos los ganaderos le están apuntando, sin embargo Morales explica que para lograrlo, muchos suelen someterse al ensayo y error, pero esta idea debe cambiar.
 
“Los empresarios ganaderos deben basarse en una metodología metas – resultados, donde estén presentes los objetivos de la finca, la capacidad productiva existente, los indicadores para lograrlo, esa es la base para llegar a mejorar la productividad”, argumentó el experto. (Desarrollo tecnológico, clave para mejorar la productividad en Neiva)
 
Sin embargo, ante esta propuesta hecha por Morales, es necesario que 3 conceptos como lo son efectividad, eficacia y eficiencia estén ligados con la ejecución y el control, para que el negocio durante su conformación, integre el aprendizaje, la experiencia, la administración y por último el control financiero.
 
“Es importante saber cómo está invertido el capital. Sea de donde provenga la tierra, es el recurso más valioso, pero se debe trabajar adecuadamente para sacarle la mayor rentabilidad a la inversión inicial”, aseguró el profesor universitario. (“Recuperar productividad lechera lleva tiempo”, Luis Jaime Paz)
 
No obstante, más allá de estas problemáticas, el problema inicial de los muchos ganaderos son los costos fijos que hay al producir tanto leche como carne y es el tema de discusión de muchos productores, quienes también piden que el Gobierno se involucre y les ayude con alternativas claras para que la productividad sea más alta.
 
En un reciente foro lácteo, realizado en Ubaté y convocado por la Gobernación de Cundinamarca, los lecheros de esta región, que reúne a 10 municipios, entre el pliego de peticiones hechas al viceministerio de Agricultura, estaba bajar el costo de los insumos, ya que reclamaban que el precio que les pagan por litro cada vez es más bajo, pero producir el lácteo sigue costando lo mismo, lo cual genera muchas pérdidas. (Ganaderos de Antioquia mejoran su productividad)
 
“A nosotros producir un litro de leche nos vale cerca de $900, pero no lo están pagando a menos de $800, por eso necesitamos soluciones para no trabajar para dar pérdidas”, señaló un productor de la región.
 
Para Fernando Morales, a pesar de los pagos a los productores, muchos de ellos desconocen los costos fijos, razón por la cual no saben exactamente cuál debe ser su productividad, los ingresos y la utilidad necesaria para cubrir los costos y obtener un margen alto de rentabilidad.
 
¿Qué caminos hay para mejorar la productividad?
Para el profesor Morales, las vías para aumentar este rubro son: mayor número de animales productivos, mayor producción por vaca o comercializar genética de alta calidad, sin embargo, en el último punto no todos los ganaderos cuentan con la infraestructura necesaria para explotar en su totalidad la inseminación artificial, a pesar de sus grandes avances. (Aumente la productividad de su empresa ganadera en 6 días)
 
Además de estas opciones, es necesario tener en cuenta la alimentación que se les dé a los animales. Si se opta por comprarla o se trabaja en ella, todo depende de la tierra que se posea y lo fructífera que sea. “El mejor negocio del mundo es tener pasturas, es muy barato, pero los ganaderos desafían las leyes de la termodinámica al no suministrarle al ganado la energía que requieren para todo su potencial genético”, explicó Morales.
 
En conclusión, el camino es incrementar la productividad a través de más litros de leche y kilos de carne por hectárea o disminuir los costos logísticos, que en muchas ocasiones son los que encarecen la actividad ganadera.  (5 años persiguiendo un solo propósito: mejorar la productividad)