Cómo explotar el potencial genético del pasto de corte

Por: 
CONtexto ganadero
11 de Enero 2023
compartir
Potencial genético del pasto de corte
El experto dice que las personas siguen sembrando pastos de corte en la forma tradicional. Foto: facebook.com/Semillasdepastodecorte

Una vez cortado el pasto, aparecen los residuos de cosecha y se limpia la zona para impedir que rebroten más y para aplicar la fertilización adecuada. A continuación aprenderá cómo activar el potencial genético del pasto de corte.

 

Álvaro Rodas Peláez, investigador en nutrición de suelos, explica en su canal de Youtube que la creencia popular es que los pastos de corte no sirven sin tener una debida asesoría en cuanto al material. Antes de hacer un análisis del pasto de corte hay que tener claro quién lo asesoró para comprar la semilla o en qué forma la adquirió. (Lea: ¿Qué le pasa a su pasto de corte luego de ser cortado? Conozca 2 reglas de oro)

 

“Antes de comprar una semilla, usted tiene aprender qué es una semilla buena, qué es una regular y qué es una mala. Hoy todavía, la gente sigue sembrando pastos de corte en la forma tradicional como sembraron la caña nuestros abuelos hace 70 – 80 años con cañas enteras, dos o tres por surco y distancia de un metro entre surco y surco”, describe Rodas Peláez.

 

De acuerdo a lo mencionado por este profesional, quien siembra el pasto de corte de manera tradicional, genera una pérdida del 70% en su producción de cada metro cuadrado, teniendo en cuenta que deja de aprovechar los nutrientes.

 

“Quien siembra con el sistema tradicional deja de perder la radiación, que se convierte en actividad fotosintética en más del 75%. Quien sembró mal y sigue haciéndolo con el sistema tradicional, tira más fertilizante, si es que se aplica, además de perder la producción de comida”, comenta Rodas Peláez.

 

 

Generalidades de los pastos de corte

 

Debido a la biomasa que producen, son pastos muy extractivos, por lo que mientras más cerca estén del nivel del mar, más exigente se vuelven en aporte de agua por riego y así mismo, mientras menor potencial fértil tenga el suelo, más limitado será su capacidad de producción. (Lea: La ganadería y el cultivo de pasto de corte)

 

Algunas especies han mejorado con el fin de resistir épocas de sequía prolongada y ataque de plagas, pero en general son pastos rústicos, lo cual no quiere decir que no necesiten aportes adicionales de nutrientes diferentes a los que el suelo como tal donde están les puede proveer.

 

En el portal engordix explican que la mayoría de los pastos de corte comparten un mismo género (Pennisetum), que en otras palabras quiere decir, que tienen el mismo origen y sus características de adaptación, desarrollo y calidad o un valor nutricional que son muy similares debido a que tiene algunos genes en común.

 

El valor nutricional o contenido de nutrientes en estos pastos es muy similar. En más de 50 trabajos de campo realizados, en los que se han obtenido por medio de análisis de laboratorio los resultados para composición bromatológica y foliar, exponen que los valores para proteína oscilan entre 5 y 16%, los de grasa no superan el 2%, los de energía entre 0.7 y 1.5 y los contenidos de nutrientes minerales varían mucho dependiendo el terreno en que se cultiven y las prácticas de manejo para el suelo y cultivo que se proporcionen.