Conozca los tipos de mulching o acolchado orgánico

Por: 
CONtexto ganadero
28 de Julio 2022
compartir
mulching o acolchado organico
Existen dos categorías de mulching o acolchado agrícola: sintético y orgánico, y dentro de este hay varios tipos según el material orgánico que utiliza. Foto: cdn.portalfruticola.com

Existen dos categorías de mulching o acolchado agrícola: sintético y orgánico, y dentro de este hay varios tipos según el material orgánico que utiliza. Aquí le contaremos cuáles son esos distintos tipos de acolchado orgánico que puede implementar en su predio o jardín.

 

De acuerdo con el portal Agrohuerto, el mulching o acolchado agrícola es una técnica con la que se protege el suelo mediante una cobertura que puede ser de distintos materiales para impedir que pase la luz al suelo y protegerlo de los cambios bruscos de temperatura y de la erosión

 

Existen dos categorías de mulching: orgánico y mineral. En este artículo hablaremos sobre el primer tipo de acolchado para el huerto: el mulching orgánico. (Lea: ¿Qué es el mulching o acolchado agrícola y qué tipos hay?)

 

 

Ventajas del mulching o acolchado

 

Continuando con la exposición de Agrohuerto, son múltiples los beneficios del mulching en el huerto ecológico. El uso de cubiertas o acolchados en el sustrato es una técnica ecológica a la que podemos sacar bastante partido principalmente por dos razones:

 

  • Se reutilizan o reciclan materiales como restos de poda, de alimentos, periódicos viejos… (esto es importante pues el reciclaje es uno de los principios de la agricultura ecológica).
  • Se mejora la eficiencia de los recursos, es decir, necesitaremos menos agua y menos calor del exterior porque la capa de mulching evitará que se pierda una parte bastante grande.

 

Además, el mulching ayuda a regular la temperatura del suelo, de forma que las diferencias de temperatura en el sustrato entre el día y la noche son mucho más pequeñas, lo que beneficiará a nuestros cultivos porque quedarán más protegidos de las bajas temperaturas.

 

Además, hay otras ventajas del mulching, como la protección frente a las malas hierbas y frente a ciertas plagas o enfermedades, para prevenir por ejemplo la aparición de escarabajos u otros insectos. (Lea: Palmeros implementan sistema que conserva húmedo el suelo)

 

 

Tipos de mulch orgánico o acolchado para el huerto

 

Estos son algunos ejemplos de mulching orgánico que podemos poner en el huerto para proteger el suelo y mejorar las cosechas de los cultivos.

 

 

Mulch o acolchado con hojas secas

 

Se elabora un mantillo de hoja acumulándolas y dejando que se descompongan en un contenedor (tarda como un años) o se pueden usar las hojas secas. Si las tritura antes de ponerlas en el suelo ayudará a mantener más humedad.

 

El mantillo de hoja es uno de los tipos de mulching más usados, un magnífico mejorador del suelo. Favorece, entre otras cosas, la actividad microbiana. Si tiene un jardín con árboles usar las hojas como mulching es una muy buena opción.

 

 

Acolchado con compost

 

Esta variedad es recomendable para suelos pobres o que han tenido el año anterior cultivos muy exigentes que agotan el suelo, ya que si acolcha con compost está haciendo dos cosas: proteger el suelo y, a la vez, abonarlo.

 

Además, el compostaje es una buena técnica ecológica pues con ella reutilizas los deshechos de la cocina, del jardín o del huerto. (Lea: Conozca las variedades de métodos para controlar malezas en los potreros)

 

 

Mulching con serrín

 

Serrín o astillas de madera ayudarán a mantener el suelo más húmedo y fresco, por lo que es recomendable en cultivos que requieran este tipo de suelos, como los frutos silvestres.

 

En todos los casos hay que colocar el mulching una vez que esté seco, ya que si está húmedo puede haber fermentaciones que dañen los cultivos. La capa debe ser gruesa (unos 3 cm) para que sea eficaz, y se recomienda regarla una vez instalada para que se asiente bien y no se vuele con el viento.

 

 

Mulching con acículas de pino

 

Está indicado para plantas que admiten o prefieren suelos ácidos, como el arándano, la fresa, el ajo o la patata. (Lea: Tenga en cuenta estas recomendaciones a la hora de sembrar maíz en su finca)

 

 

Acolchado con hierba

 

Con este tipo de mulching no solo protegerá el suelo, sino que hará un aporte de nitrógeno y otros nutrientes. Se usa para cultivos exigentes, como acelgas, brócoli o plantas con los frutos de mayor tamaño como las cucurbitáceas y las solanáceas.

 

 

Mulching con papel de periódico

 

Poner papel de periódico en el suelo es bueno para ayudar a que germine la semilla. Se trituran las hojas de periódico o se hacen tiras y luego se extienden en el suelo dejando pequeños huecos en los lugares donde están las semillas. También es bueno si el huerto se encuentra en una zona muy seca pues retiene la humedad manteniéndola en el sustrato.