En 15 % aumentaron los cultivos transgénicos en Colombia en 2019

Por: 
CONtexto ganadero
03 de Abril 2020
compartir
transgénicos, Alimentos, maíz, algodón, área, Agrobio, ICA, siembras, flores, Meta, Tolima, Valle, semillas, rendimiento, agricultores, Tecnología, Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero.
En Colombia sigue creciendo el área sembrada con cultivos transgénicos siendo el maíz y el algodón los más importantes. Foto: elcampesino.co - aumentaty.com

Colombia sembró un total de 101.188 hectáreas con cultivos transgénicos en 2019 distribuidos entre 88.268 hectáreas de maíz; 12.907 de algodón y 12 hectáreas de flores azules, según cifras presentadas por el Instituto Colombiano Agropecuario, ICA.

 

Este aumento de 13.071 hectáreas durante el 2019 significó un crecimiento del 15 % frente a 2018.

 

Los tres departamentos que lideran la siembra de cultivos con esta tecnología son el Meta con 28.662 hectáreas, Tolima con 24.874 y el Valle del Cauca con 16.354 hectáreas, siendo este último el que más creció de los tres con una tasa de 43 % anual.

 

El cultivo de maíz genéticamente modificado sigue siendo el de más acogida en el país con una tasa de crecimiento de 19.2 %. Sin embargo, el cultivo de algodón transgénico sigue su camino de recuperación de la crisis con un aumento de hectáreas de 7 %, prometiendo mantener el aumento en los próximos años. (Lea: Importancia de transgénicos para cubrir demanda de maíz doméstico)

 

En total, son 21 departamentos que le apuestan al uso de semillas mejoradas para obtener un mejor rendimiento por hectárea, mayores ahorros y más beneficios ambientales, según reporte de Agro-Bio.

 

En 2019 fueron 21 departamentos los que sembraron maíz genéticamente modificado sumando 88.268 hectáreas, recuperándose después de la baja durante los dos años anteriores y superando incluso la cifra registrada en 2017.

 

De acuerdo con Agro-Bio, este aumento del 19.2% demuestra que los agricultores ven los beneficios de sembrar semillas con esta tecnología pues pueden alcanzar o superar su meta de producción con un mayor rendimiento, menos costos de producción por hectárea y mayores ganancias. Además, el precio estable para la venta del maíz en 2019 se suma a que los transgénicos siguen siendo una opción que representa rentabilidad para el sector. (Lea: ¿Cuál es el aporte de los alimentos transgénicos al sector pecuario?)

 

El departamento líder sigue siendo el Meta con un total de 28.662 hectáreas. Le sigue Tolima con 18.453 y el Valle del Cauca con 16.052 hectáreas, siendo este último el departamento que más le apostó a esta semilla con un incremento del 47% el número de hectáreas de este cultivo.

 

Por su parte, los departamentos de Córdoba, Cesar, Risaralda y Quindío aumentaron sus hectáreas de cultivo de maíz transgénico.

 

El cultivo de algodón GM creció un 7% en el país para un total de 12.907 hectáreas que se distribuyen en 7 departamentos: Tolima, Córdoba, Huila, Valle del Cauca, Guajira, Cesar y Sucre.

 

El departamento con mayor área cultivada fue Tolima con 6.421 hectáreas, seguido por Córdoba con 3.817 y el Huila con 1.831 hectáreas. (Lea: Con 95 mil hectáreas, transgénicos aportan a la economía del país)

 

El Huila fue el departamento que más aumentó en número de hectáreas consolidando un crecimiento del 155% con respecto a 2018.

 

Así, el sector agrícola y la seguridad alimentaria son una parte importante para enfrentar esta crisis y las que estén por venir, revelando la necesidad de ser sostenibles, de adoptar las mejores tecnologías en semillas en el agro y de no depender de cadenas de importación que pueden ser frágiles ante estos escenarios, expresó María Andrea Uscátegui, directora ejecutiva de Agro-Bio.

 

En tiempos inciertos como el que actualmente atraviesa el país por la pandemia del Coronavirus, se hace vital mantener la industria agrícola para alimentar nuestra población, manifestó la dirigente. (Lea: Colombia tiene 88 mil hectáreas en cultivos transgénicos)

 

“Los agricultores tienen más presión que nunca para ser más productivos y sostenibles y, para lograrlo, requieren las mejores tecnologías y el uso de las mejores prácticas en campo. Casos exitosos como el maíz y algodón con semillas transgénicas han demostrado que se puede crecer en productividad para incrementar la producción nacional, depender cada vez menos de las importaciones y ser más competitivos; se puede incrementar la rentabilidad y mejorar las condiciones sociales de la población rural, así como ser más amigables con el ambiente y mantener una producción sostenible de alimentos”, concluyó.