¿Qué tanto sabe de la agricultura? Aquí encontrará sus tipos

Por: 
CONtexto ganadero
06 de Julio 2022
compartir
Tipos de agricultura
Los tipos de agricultura de agricultura son muy variados, algunos varían por la dependencia del agua, magnitud de producción y relación con el mercado, objetivos de rendimiento y utilización de medios de producción. Foto: encolombia.com

La agricultura es una de las actividades económicas que lidera el mundo, pues desde las primeras civilizaciones la sociedad se encargaba de gestionar el alimento. Conozca cuáles son los distintos tipos de agricultura existentes.

 

Esta se considera una de las actividades que originan a la economía desde principios de los tiempos, además de ser fundamental para el desarrollo autosuficiente y la riqueza de naciones. La agricultura ha ido evolucionando con el paso del tiempo, por lo que al día de hoy se cuenta con muchos tipos, entre estos algunos pocos conocidos. (Lea: “Agricultura e industria deben sostener un crecimiento del 5%”: Óscar Iván Zuluaga)

 

Cultivar la tierra es un arte que muchos creen practicar pero que pocos saben hacer, pues comprende un conjunto de acciones humanas que finalmente modifican el medio ambiente que lo rodea con el objetivo de conseguir una mayor productividad de alimentos.

 

Esta actividad económica se clasifica de la siguiente manera, teniendo en cuenta que influyen algunos factores:

 

Agricultura itinerante: Era practicada en el neolítico debido a que se abandonaban las tierras una vez se agotaban sus recursos y se buscaban nuevos suelos productivos.

 

El portal Agro marketing Bialar dice que en la actualidad esta práctica ha evolucionado hasta llegar a niveles industriales donde la investigación, ingeniería genética, química y tecnología mecánica y artificial juegan papeles fundamentales.

 

Según la dependencia de agua:

 

- Agricultura de secano/ temporal/ de rulo: Se realiza en regiones semiáridas y en donde no es necesario el riego por parte de agricultores. Se centra básicamente en sistemas de cultivo específicos que permiten hacer un uso eficiente de la escasa humedad del suelo.

 

- Agricultura de regadío o de riego: Necesita inversiones de capital, tecnología e infraestructura hídrica. El recurso agua es indispensable para la producción de cultivos.

 

Según magnitud de la producción y relación con mercadeo:

 

- Agricultura de subsistencia: Forma de cultivo donde la producción de alimentos es suficiente para suministrar alimentos a toda la familia y a los que han trabajado en esto. Hace foco en la supervivencia y autoconsumo, pues rara vez se producen excedentes para venderlos o almacenarlos. Se dividen en agricultura extensiva de secano, itinerante por cremación y la agricultura irrigada de arroz.

 

- Industrial o de mercado: Posee un alto nivel de tecnificación, innovación e inversión de capital como uso de diferentes recursos. Hace referencia a un tipo de producción agropecuaria industrializada moderna de cultivos, ganado, aves y peces. Su característica particular es la orientación de las explotaciones agrícolas y ganaderas hacia la producción de un determinado producto, dando lugar al monocultivo. (Lea: ¿Ha escuchado hablar de la agricultura 4.x?)

 

Según objetivos de rendimiento y utilización de medios de producción:

 

- Agricultura intensiva: Es un método de producción agrícola en el que se hace un uso intensivo de los medios de producción por unidad de superficie como la mano de obra, capital e insumos agropecuarios. Su objetivo es obtener altas producciones en pequeños espacios.

 

- Agricultura extensiva: No pretende maximizar el rendimiento a corto plazo con la utilización de productos agroquímicos e infraestructura, sino más bien, haciendo uso de los recursos naturales presentes en el entorno. Genera un rendimiento medio por hectárea, por unidad de trabajo, pero en conjunto resultan aceptables al desarrollarse en terrenos extensos.

 

Según método y objetivos:

 

- Agricultura tradicional: Suele asentarse en prácticas transmitidas de generación en generación. Tiene como objetivo reducir el riesgo por medio de la siembra de diversas especies y variedades de cultivos.

 

- Agricultura ecológica, orgánica o biológica: Se basa en un sistema de cultivo de una explotación agrícola autónoma, que aprovecha los recursos naturales sin usar productos químicos de síntesis y en la no utilización de organismos genéticamente modificados. (Lea: Agricultura y ganadería ecológica, una alternativa sostenible)

 

- Agricultura natural: No utiliza maquinaria ni productos químicos. Este método protege la tierra y elimina trabajos innecesarios, manteniendo el respeto por el entorno y un equilibrio tanto para el ser humano como en la naturaleza.