¿Sabe usted cómo determinar cuáles minerales son antagónicos o no?

Por: 
CONtexto ganadero
14 de Abril 2020
compartir
Interacción de nutrientes, interacción de minerales, sinergismos de minerales, antagonismo de minerales, cuadro de Mulder, interacción minerales Mulder, nutrición suelo forraje, minerales, conocimientos nuevos, minerales, cuadro de interacción Mulder, coronavirus, Covid-19, cuarentena, CONtexto ganadero, ganaderos Colombia, noticias ganaderas Colombia
El círculo de Mulder muestra las sinergias o los antagonismos entre los minerales que absorben las plantas del suelo. Foto: comunidad.leroymerlin.es

En 1953, el Dr. Mulder publicó en el texto "Les elements mineurs en culture fruitière" (Los elementos menores en el cultivo frutícola) uno de los primeros estudios sobre cómo interactúan los diferentes nutrientes y que culminó en la gráfica de Mulder. Aprenda en qué consiste.

 

Este estudio culminó en el diagrama de Mulder (Mulder’s chart) o Carta de interacción de minerales, que hoy se usa comúnmente y que ha crecido con los aportes de otros investigadores.

 

Básicamente, se trata de un círculo rodeado por los nutrientes que obran entre sí y actúan sobre los otros, provocando sinergismos y/o antagonismos. (Lea: Macro, meso y micronutrientes en la nutrición del ganado)

 

Esta gráfica describe las respuestas típicas de las plantas y se ha convertido en un instrumento para medir las interacciones entre minerales para mejorar el rendimiento de los cultivos. Cada elemento de una solución de nutrientes influye en los otros.

 

Los altos niveles de un nutriente particular en el suelo pueden interferir con la disponibilidad y la absorción por parte de la planta de otros nutrientes. Mientras que algunos se complementan, otros interfieren entre sí, por lo que se denominan antagónicos.

 

Por ejemplo, los altos niveles de fósforo del suelo o en la hoja compiten con el cobre, el zinc y el hierro para su asimilación, aun cuando la planta requiere de grandes cantidades de estos elementos para desarrollar sus funciones metabólicas normales.

 

De igual modo, una mayor cantidad de nitrógeno puede reducir la disponibilidad de boro, potasio y cobre, o el alto contenido de potasio disminuye la presencia de magnesio. (Lea: ¿Por qué es tan importante reponer los nutrientes de los suelos?)

 

Por el contrario, también puede haber estimulación o sinergismo, que ocurre cuando un nivel superior de un nutriente particular aumenta la demanda de la planta de otro nutriente. Así pues, una notable presencia de nitrógeno crea mayor necesidad de magnesio.

 

Un caso similar ocurre cuando se utiliza más potasio, lo que demanda más manganeso. Si bien la causa de la estimulación es diferente de la del antagonismo, el resultado son las mismas deficiencias inducidas por el cultivo si no se suministra con una dieta equilibrada.

 

 

Si bien el gráfico es muy valioso, otros expertos recuerda que se trata de una generalización y que cada especie de planta cultivada varía en relación a sus necesidades minerales. (Lea: ¿Qué son las micorrizas y cómo ayudan a las plantas?)

 

Por este motivo, se debe hacer una evaluación como estudios bromatológicos para determinar los programas nutricionales en la finca con asesoría profesional.