Sequía afecta a 7 regiones y más de 15 mil productores de Colombia

Por: 
CONtexto ganadero
08 de Octubre 2015
compartir
Sequía Colombia
El balance parcial de Asohofrucol destacó que Bolívar, Boyacá, Caldas, Nariño, Quindío, Tolima y Cundinamarca se han visto afectados por el verano. Foto: CONtexto ganadero.
Las cifras estimadas de Asohofrucol indican que productos como plátano, piña, aguacate, guayaba, cítricos, ají tabasco, entre otros, se encuentran parcialmente perjudicados por la falta de agua. Tenga en cuenta las recomendaciones para evitar pérdidas.
 
De acuerdo con la Asociación Hortifrutícola de Colombia, Asohofrucol, se estima que en 7 departamentos del país hay afectaciones en los diferentes cultivos de frutas, hortalizas y aromáticas, como consecuencia del verano. La entidad aclaró que dichos daños no significan que se registren pérdidas en la producción de alimentos.
 
Entre las regiones más afectadas está el departamento de Bolívar. Allí la sequía ha ocasionado una reducción hasta del 60 % en la producción de los cultivos de piña, debido a las crecientes temperaturas y a las menores precipitaciones.
 
Los cultivos se encuentran en estado de agobio”, señaló la Asociación. Asimismo, se han visto afectados cultivos como cítricos, plátano, mango, guayaba agria y guayaba dulce, carambolo, ciruela, maracuyá, cereza, aguacate, ají tabasco y mango de hilaza. (Lea: El intenso verano toca las puertas del Valle de Cauca)
 
Según las estimaciones de Asohofrucol, en Bolívar las afectaciones parciales de los cultivos de estas frutas llegan a las 5.601,4 hectáreas, y en algunos casos se presentan alteraciones en el desarrollo vegetativo de las plantas, su mortalidad y ciertos cambios genéticos.
 
Asimismo, hay una reducción en las cosechas e incremento de la presencia de plagas y enfermedades como la fumagina, antracnosis, hormigas, afidios, comején, entre otros, lo cual contribuye a que los costos de producción aumenten. Lo que deja como resultado que cerca de 5.500 productores se vean perjudicados por el verano.
 
Por otra parte, en Boyacá hay disminución en las cosechas debido a la poca oferta hídrica, también hay pérdidas totales como consecuencia de heladas atípicas, vientos fuertes y temperaturas elevadas, que han facilitado la ocurrencia de incendios forestales en zonas de recarga hídrica. Lo anterior genera una demora en las nuevas siembras, escasez y precios elevados de alimentos de la canasta familiar.
 
Hasta el momento Asohofrucol se encuentra en el proceso de determinar cuántas hectáreas y agricultores se encuentran perjudicados con este panorama. El gremio agregó que los productos que han tenido ciertas afectaciones son lechuga, brócoli, coliflor, repollo, calabacín, ahuyama, pastos, mora, uchuva, gulupa, curuba, durazno, ciruela, pera y tomate. (Lea: En Colombia no hay escasez de alimentos ante 'El Niño', dice la SAC)
 
Entre tanto, en Caldas se presenta volcamiento y doblamiento de las plantas, aumento de plagas y enfermedades, dificultades para realizar las labores culturales como limpieza, fertilización, podas, entre otras; también disminución de la calidad de la fruta y del precio. La Asociación señaló que hay una necesidad de renovar cultivos por la edad, los daños, los periodos de floración y desarrollo de frutos afectados.
 
Según las cifras aproximadas de la entidad, cerca de 4.200 hectáreas se han visto afectadas por la falta de agua en Caldas. Entre los productos más perjudicados están el plátano, aguacate, mora, hortalizas y cítricos, que producen 686 campesinos, aproximadamente.
 
Nariño no escapa de la sequía. En esta región se presenta una propagación de incendios forestales, disminución de la oferta hídrica, proliferación de plagas, pérdida de la calidad del producto, depreciación de los ciclos productivos y bajos rendimientos. Allí los productos más lacerados son las hortalizas, el plátano, la sandía, los cítricos, el coco, las passifloras, la mora, la uchuva y la papaya. Hasta el momento no se cuantifican las hectáreas y los productores perjudicados.
 
En Quindío los cultivos de plátano, cítricos, mora, aguacate y hortalizas también presentan ciertos daños como baja producción, deterioro en las plantas, pérdidas en las floraciones, disminución en los niveles de calidad, entre otros. En esta región Asohofrucol estimó que 30 mil hectáreas y 8.980 productores se han visto perjudicados por el Fenómeno de El Niño. (Lea: Estas son las 5 frutas que más han subido de precio por el verano)
 
De igual forma, en Tolima, Asohofrucol dijo que la sequía es generalizada, se presenta una reducción sustancial en la frecuencia y volumen de lluvias y aumentan los incendios, debido a las quemas que se salen de control. También hay altas temperaturas fuera del normal histórico, vientos, baja humedad relativa y alta intensidad de las radiaciones solares. El total de hectáreas y de productores no han sido cuantificados oficialmente.
 
Finalmente, en el departamento de Cundinamarca hay déficit hídrico en las plantas, también se presenta una proliferación de plagas y enfermedades en los cultivos de mango, aguacate, hortalizas, cítricos, entre otros. Los técnicos de la Asociación se encuentran en el proceso de cuantificar a los productores y las hectáreas afectadas.
 
(Haga clic para ampliar)
 
Según la entidad, los productores pueden proteger sus inversiones y preservar la utilidad de los agronegocios al adquirir el Seguro Agropecuario de manera individual o colectiva. Con este mecanismo, podrán recibir una compensación económica por pérdidas ocasionadas en los cultivos como resultado de inundaciones, verano, sequías, heladas, vientos fuertes, granizo, deslizamiento, avalanchas, entre otros riesgos.
 
Por su parte, el facilitador técnico de Asohofrucol, José Antonio Padilla Rodríguez, hizo especial énfasis en que se debe “realizar un adecuado manejo del cultivo, control de malezas, plagas y enfermedades, teniendo en cuenta productos biológicos eficientes”.
 
Adicionalmente, recomendó implementar las Buenas Prácticas Agrícolas, BPA, en el manejo de los problemas fitosanitarios y realizar una adecuada inspección, planeación, control y seguimiento de cada acción desarrollada en la finca. (Lea: Colombia está en “pañales” en temas fitosanitarios para exportar, Analdex)
 
Finalmente, Carlos Armando Uribe, gerente Técnico de la Federación Nacional de Cafeteros, FNC, dijo en diálogo con CONtexto ganadero que en Huila hay regiones de la zona norte y occidente que se han visto afectados por la sequía, como Garzón, Tello y Baraya.
 
“Son municipios que generalmente tienen la cosecha de café en el primer semestre del año, para el segundo se destacan los municipios del sur del Huila como Pitalito, Acevedo, Porapa, en donde han caído buenas aguas y por ende habrá una buena cosecha, el problema son los otros donde la situación es un poco preocupante porque la cosecha de mitaca (mitad de año) está averanado, es decir, que la calidad del grano no será la misma”, puntualizó Uribe.
 
(Haga clic para ampliar)