Frederich Díaz, médico veterinario que quiere aportarle más al campo colombiano

Por: 
Melanny Orozco Zabala
25 de Noviembre 2019
compartir
ganaderia, ganaderia colombia, ganaderia colombiana, contexto ganadero, noticiaas ganaderas, noticias ganaderas colombia, frederich diaz, medico veterinario, campo colombiano, corhuila, ganaderos, ganaderos colombia
De su trabajo con estudiantes se ha dado cuenta que el campo en Colombia requiere de muchas cosas, pues con el pasar de los años se han ido perdiendo valores, costumbres y personal que quiera invertir su vida al agro. Foto: Cortesía

Frederich Díaz Rodríguez es un colombiano nacido en Neiva que ha trabajado en el campo durante muchos años gracias a su profesión de veterinario. Esta labor le ha traído varios años de felicidad y logros, pero todo no ha sido fácil porque durante algún tiempo planteo el cambiar de profesión por falta de apoyo.

 

Inició su vida como un joven apasionado por el campo colombiano, por lo cual tomó los estudios de médico veterinario y zootecnista en la Universidad del Tolima. Sin embargo, tiempo después y por situaciones adversas, decidió buscar otro camino en su vida, ya que el esfuerzo no se estaba viendo recompensado en su salario, además de las condiciones en las que se encontraba el campo en el país. (Lea: Carlos Romero inició siendo arquitecto y ahora trabaja en temas ganaderos)

 

El inicio 

 

“Me formé en 2007, tiempo después trabajé un tiempo con fincas de pequeños animales como cerdos y bovinos. Luego de eso, me fui apara Panamá y manejé una ganadería allá durante un año”, afirma Díaz.

 

A partir de ese momento, comenzó a reflexionar acerca de su labor en el campo y la forma en la que este trabajo estaba siendo retribuido, por lo cual trató de buscar otra fuente de ingresos porque no estaban siendo suficientes para subsistir.

 

“Comencé a pensar y me estaba dando cuenta que la medicina veterinaria es una carrera muy linda pero con unos salarios muy malos y para ese entonces yo no tenía muchos méritos, entonces a partir de eso entré en una crisis”, asegura Díaz.

 

Para ese entonces, Frederich se planteo dedicar su vida a la agronomía o a la administración de empresas, pues eran labores que de pronto iban a generarle mejores fuentes de ingresos.

 

En ese momento, pocas eran las opciones que tenían, por lo cual en medio de una conversación con una amiga, Frederich conoció cerca de unas becas que estaba ofreciendo el gobierno de Brasil a aquellos extranjeros que quisieran conformarse; esta oportunidad incluía costos de manutención y entre otras cosas.

 

“Luego de hacer la búsqueda de la beca y analizando todo, me di cuenta que cumplía con todo los requisitos, pero me faltaba aprender el idioma, entonces en aquel entonces estaba viviendo en Neiva y allá no había dónde estudiar el portugués”, explica Díaz.

 

A partir de ese momento decidió irse para Bogotá ya le apareció un trabajo en un call center, por lo cual decidió aprovechar esa oportunidad ya que eso le permitía estudiar y trabajar durante un año.

 

Con un nivel avanzado en portugués, pudo trabajar en otra empresa donde hablaba en este idioma, por lo cual logró mejorarlo para después presentarse a las convocatorias y fue aceptado para estudiar una maestría en nutrición y producción animal en la Universidad de Sao Paulo.

 

Me fue muy bien y participé en varios trabajos de investigación, pues desarrollé mi tesis en ‘altas dosis de fertilizantes en praderas’, por lo que aprendí mucho ya que esa universidad ofrecía muchas oportunidades a los estudiantes”, indica Díaz.

 

Luego se le abren las puertas y logra hacer el doctorado con una beca en el mismo país, por lo que decide presentarse a la prueba y a iniciar el proceso.

 

En total fueron seis años y medio en los cuales Frederich se dedicó a formarse y a conocer un poco más acerca del campo, no solo de su país, sino también de otros lugares donde había mayores avances. (Lea: Juan Manuel Herrera, con tan solo 27 años, ya es un joven empresario ganadero)

 

Su regreso a Colombia

 

“Cuando llegué al país logré conseguir un trabajo en la CorHuila, pues el decano se sintió identificado con mi proceso de estudio y me contrató. Hasta el día de hoy son casi dos años en los que he estado trabajando como docente, lo que me ha permitido aprender día a día porque uno no para de conocer cosas distintas”, explica Díaz.

 

A partir de entonces y de su trabajo con estudiantes se ha dado cuenta que el campo en Colombia requiere de muchas cosas, pues con el pasar de los años se han ido perdiendo valores, costumbres y personal que quiera invertir su vida al agro.

 

El desafío del campo es viabilizarlo, pues hay que volverlo una actividad no solo viable, sino atractiva económicamente, para así poder tener personas que se interesen en trabajar en el campo”, precisa Díaz.

 

Además de esto, Frederich considera que el país necesita inversión en transferencia de tecnología para el campo, pues se deben aprender de otros países donde tanto los pequeños como los grandes productores, cuentan con avances tecnológicos que mejora su actividad en el agro.

 

Su aporte al campo como profesor

 

“Nosotros vivimos en una región que es el bosque seco tropical, entonces nosotros tenemos temporadas muy largas de sequía, por lo cual en estos casi dos años de trabajo me he enfocado en enseñarle a la personas cómo cultivar para cosechar y almacenar, de tal forma que tengan cómo mantener a los animales en la estación seca”, informa Díaz.

 

Para este médico veterinario, Colombia cuenta con grandes bondades en el campo y es reconocido a nivel mundial, por lo que invertir en nutrición, es uno de las tareas más importantes que tiene el productor.

 

“Además hemos tenido como foco la administración del recurso hídrico, por lo cual hemos trabajado con sistema de riego por goteo, manejo de pozos profundos y el uso de bio- fertilizante”, precisa Díaz.

 

Por esta razón, desde la CorHuila, están tratando de darle un manejo y aprovechamiento a los recursos que ya estaban, de tal forma que se presenten investigaciones con los estudiantes, quienes quieren aprender de forma voluntaria. (Lea: Eduardo Orozco, productor que levantó su negocio a pesar de la delincuencia)

 

“Estamos pensando en sacar programas y diplomados en el área de nutrición, por lo cual tenemos que educar a la gente y mostrarles que hay tecnologías y herramientas que desconozcan, es importante sacar la ignorancia del campo y hacerle entender a todo el mundo que el mundo es diferente”, afirma Díaz.

 

Su sueño con el campo colombiano

 

Finalmente, Frederich considera que “quiero seguir trabajando en la generación de conocimientos con los estudiantes, por lo cual me gustaría tener más recursos para poder hacer más cosas y mejores. Además, para mí es importante que se mejoren las condiciones del campo, para poder ve un indicador tangible donde se muestren datos precisos de las explotaciones en el campo”.