Los hermanos Velásquez, detrás de la reproducción bovina en Colombia

Por: 
Sully Santos
24 de Junio 2014
compartir
reproducción bovina
Los hermanos Velásquez nacieron en Villavicencio rodeados de ganado, lo que los inspiró a nunca despegarse de estos animales. Foto: Suministrada.
Guillermo y Henry Velásquez Penagos, hermanos de sangre, estudiaron la misma profesión y por “cosas de la vida”, como lo expresa uno de ellos, han trabajado juntos en proyectos de reproducción bovina.
 
Guillermo de 54 años y Henry de 46 estudiaron medicina veterinaria e hicieron posgrados en reproducción bovina, en diferentes momentos de la vida.
 
Como si eso fuera poco. Los hermanos Velásquez han trabajado juntos en el Centro de Investigación La Libertad de la Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria, Corpoica.
 
Ellos llevan a cuestas el proyecto de reproducción bovina que se financia con presupuesto del Gobierno Nacional y Corpoica, desde hace más de 10 años.
 
Guillermo, desde Villavicencio, su tierra natal, me relata que el macro proyecto de reproducción bovina tiene varias vertientes. Unas se desarrollan en el laboratorio y otras en el campo con animales criollos y ganado cebú. (Lea: Hormona somatrotopina bovina estimula reproducción de las vacas)
 
Una de las ramas del plan de reproducción bovina consiste en evaluar los proceso de fertilidad, favoreciendo el proceso de la maduración del óvulo de los animales criollos que se compara con los de las razas cebú.
 
“Sabemos que los animales criollos son muy fértiles. En los procesos de mejoramiento y caracterización queremos que eso no se pierda, sino rescatar lo que los hace grandes”, expresa el hermano mayor.
 
Guillermo analiza hembras y machos cada día de su vida, porque sabe que solo evaluando se logrará el mejoramiento genético de la ganadería nacional.
 
Agrega que la reproducción eficiente va de la mano de la bioestimulación para acelerar la actividad reproductiva de la hembra.
 
Destaca que otra de las ramas del trabajo reproductivo es trabajar en el posparto de las vacas en búsqueda de lograr que las reses queden preñadas en corto tiempo, lo cual se logra con la disminución de los días abiertos.
 
El científico dice que la eficiencia reproductiva involucra considerar el destete de terneros para que las vacas “entren rápido en calor”.
 
Otra de las estrategias que conforman el proyecto de reproducción bovina es establecer un esquema nutricional con dietas acordes a las necesidades de los animales.
 
Se trabaja a base de energía y proteína para reducir días abiertos”, expresa Guillermo, que no olvida mencionar los efectos que el medio ambiente tiene sobre los animales.
 
Para él es relevante proteger las reses cuando la radiación solar aumenta entre las 11 de la mañana y 3 de la tarde, al reconocer que como otro seres vivos, el calor genera episodios de estrés. 
 
El médico veterinario de 54 años, con un doctorado en reproducción animal, quien asume el cargo de investigador Phd del Centro de Reproducción Integral de Cría de Corpoica La Libertad, explica que el toro es monitoreado mediante un sistema computarizado que los ayuda a conocer el estado reproductivo de cada macho.
 
“Estamos avanzando”, cuenta Guillermo que afirma que no se puede tratar igual una vaca de primer o segundo parto y por ello trabajan por grupos de reses a fin de tener animales más productivos en Colombia.
 
Este médico veterinario pasa más tiempo en el laboratorio analizando espermatozoides y ovocitos. Su hermano Henry, investigador máster en el centro La Libertad en Corpoica, ubicado en Villavicencio, está a cargo del banco de germoplasma.
 
“Guardamos el semen de animales criollos y cebú, porque si hay una desgracia natural y mueren tenemos conservada la esperma”, relata el hermano menor, que a la pregunta de cuántas pajillas mantienen guardadas, responde: 52 mil.
 
Además de cuidar el futuro ganadero en temperaturas muy bajas. Henry menciona que Colombia redujo su hato bovino en 2010-2011 como consecuencias de la ola invernal. (Lea: Carlos Gómez, el ganadero que más transferencias de embriones ha hecho)
 
Muchas hembras murieron”, dice, lo que motiva aun más a los investigadores a tener reservas de semen de toros. 
 
El riesgo de que el hato disminuya ha generado inquietud en los investigadores en reproducción bovina que más que en aumentarlo, se enfoncan en tener animales con una genética más valiosa para que produzcan más carne y leche de calidad. 
 
 
Según Henry, Fedegán se trazó la meta de "estar entre los 5 países mejores exportadores de carne para el 2032”. Propósito en el que estos 2 hermanos trabajan desde el Centro de Investigación La Libertad. 
 
Necesitamos aumentar la población de ganado bovino. Y para eso se debe mejorar la reproducción. Fedegán cambió la política de aumentar el hato a 48 millones de cabezas para 2019, después de lo que ocurrió en 2011 con el invierno. Ahora se busca que el ganadero retenga hembras”, manifiesta Henry.
 
La forma más efectiva para aumentar el hato bovino, dice Henry, es lograr que las vacas queden preñadas en un tiempo más corto después de parir, como lo confirmó Guillermo, al asegurar que esto se logra al disminuir la venta de las hembras. (Lea: Disminuya días abiertos en las vacas para no cerrar la producción)
 
Los hermanos Velásquez crecieron rodeados de ganado. Sus padres les infundieron cariño por el sector agropecuario, mientras que el interés por seguir el camino de la fertilidad resultó años después.
 
En las reuniones familiares, ambos discuten de temas personales. Cuando se encuentran en Corpoica cada uno defiende su teoría sobre ganadería, la evalúan y toman decisiones conjuntas.
 
Henry asegura que guarda un inmenso respeto por su hermano mayor como se lo inculcaron sus padres y reconoce que tienen temperamentos diferentes.
 
Guillermo es más serio, yo soy más dicharachero”, confiesa Henry, quien cree que tienen algo en común: el amor por la ganadería y el deseo por "dejar un granito de arena" en Colombia, para que los animales con una reproducción eficaz produzcan alimento de calidad para el mercado local y del exterior.