Carlos Gómez, el ganadero que más transferencias de embriones ha hecho

Por: 
Sully Santos
05 de Noviembre 2013
compartir
transferencia de embriones en Colombia
Carlos Jairo Gómez es la persona que más ha hecho transferencias de embriones en Colombia. Foto: Cortesía.
Carlos Jairo Gómez Torres tiene el récord de haber alcanzado en Colombia en los últimos 30 años, el mayor número de transferencias de embriones. A la fecha, ha logrado 24 mil preñeces de bovinos.
 
La cifra es producto del trabajo hecho con preparación y amor por el mejoramiento genético de vacunos que ha realizado, desde la Costa Atlántica, pasando por el Pacífico hasta llegar al Amazonas.
 
Nacido en Fusagasugá y radicado en Bogotá, Carlos se desplaza por todo el país para ejercer su oficio como experto en reproducción de bovinos. El cundinamarqués guía a pequeños productores en sus fincas para que recuperen su ganadería o la transformen con miras a hacerla más rentable.
 
Los días en las fincas son activos para Carlos, que apenas pisa una de ellas, busca el grupo élite de hembras que servirá para hacer la transferencia de embriones.
 
“Siempre hay un grupo pequeño que se destaca en cada finca”, menciona Carlos.
 
Una vez identificadas las hembras élite, el médico veterinario y también ganadero las somete durante 4 días al programa de tratamiento hormonal. De esta manera, cada vaca es inyectada con un medicamento de súper ovulación que permitirá que pasen de producir de 2 a más de 15 óvulos.
 
“Los óvulos son fertilizados con semen de toros nacionales o importados”, describe Carlos quien explica que una vez se insemine la vaca, se esperan 8 días para hacer la recolección de los embriones.
 
Carlos señala que los embriones son llevados a un laboratorio que puede estar en las mismas fincas. “Con estereoscopio empezamos a identificarlos. Los separamos con una técnica especial para asegurar que se transfieran sin contaminantes”, dice.
 
Carlos explica que los embriones se empacan en pajillas y finalmente se realiza la transferencia a la vaca receptora que está sincronizada con la hembra donante para que en el periodo de celo pueda alcanzar la preñez.
 
“La transferencia de embriones es una técnica que permite el mejoramiento genético de forma acelerada y se hace en varios animales, porcinos, equinos y bovinos”, señala Carlos, quien aclara que con ella se busca sacar el mayor provecho a la genética de los vacunos y multiplicarla en cada gestación. (Lea: Colombia y Brasil dialogan sobre plan de mejoramiento genético)
 
Pero el papel del médico veterinario no para ahí. Aclara que los resultados se deben percibir en cada finca donde las vacas aumentarán su producción hasta consolidar la ganadería en los próximos 3 años.
 
“Cuando se trabaja en vacas élites la producción aumenta más del 25% y se puede llegar al 100%”, manifiesta el médico veterinario.
 
Una de las experiencias que más gusto le han generado a Carlos es el resultado alcanzado con vacas lecheras en Caquetá en 1990.
 
“Para esa década, en el departamento cada vaca producía 2,7 litros. Luego de la transferencia de embriones se logró pasar a 10 litros por animal y obtener más de 500 preñeces”, recuerda Carlos.
 
El cundinamarqués menciona que los ganaderos deben asumir riesgos, como lo hizo un antioqueño que trajo hace más de 20 años, 4 vacas importadas y después de 8 años de trabajo arduo logró tener 100 vacas con mejor genética.
 
Otro procedimiento para alcanzar el mejoramiento genético en bovinos es importar los embriones congelados que se transfieren a vacas receptoras escogidas.
 
“Se hace todo el proceso de legalización y compra de paijllas a otros países y se logran grandes resultados”, anotó el ganadero. (Lea: Ganaderos se modernizan con equipos de mejoramiento genético)
 
¿Y las razas?
 
“Con varias razas se puede hacer la transferencia de embriones”, explica el ganadero. En Colombia se ha hecho con las Gyr y Brahman, principalmente, porque “nuestro país es el que tiene la mejor ganadería Cebú”, añade.
 
Una de las ventajas del ganado Cebú es su adaptación al tropico del país que no es aceptado por muchas otras ganaderías.
 
Colombia ha trabajo el mejoramiento genético con la raza Limousin, una de las que más se destaca por su especialidad en la producción de carne. Hace más de 30 años al país también llegaron la Jersey y Holstein.
 
Colombia, entre los más avanzados en genética
 
Nuestro país ha sido uno de los que más ha pensado en aplicar la tecnología de mejoramiento genético y sin ser líder en investigación de embriones, ha declaro preñeces exitosas en las 3 últimas décadas.
 
Los resultados positivos se atribuyen a los ganaderos del país y al interés de ser competitivos en el mercado. Estados Unidos y Brasil son los más avanzados en la técnica genética y eso los convierte en los mayores productores de leche en el mundo. (Lea: El comercio de genética, una actividad clave para la ganadería)
 
Sin embargo, una de las bases para que un país se destaque en genética de bovinos es invertir en la transferencia de embriones. “El mejoramiento genético es caro, pero gracias a lo que hemos hecho con la reproducción, pequeños campesinos que viven de la producción de leche han podido crecer, porque el costo beneficio de la trasferencia de embriones es similar”, menciona Carlos.
 
Crisis del sector lechero
 
“Con tristeza, lo tengo que decir, los propios productores y las asociaciones son las encargados de liderar los programas de transferencia genética. Y debería ser el Estado el que ayude a los pequeños productos”, confiesa el médico veterinario.
 
Por eso, el especialista en transferencia de embriones asevera que la crisis del sector lechero es consecuencia, en gran medida, de la falta de cooperación gubernamental.
 
“Hemos trabajo fertilización in vitro, congelación y bipartición de embriones, que es la base de la disciplina, pero estamos pasando por una crisis en el sector lechero”, menciona con preocupación Carlos, quien apunta: “Estamos golpeados, y los productores no invierten en mejoramiento genético si no ven que haya posibilidades de comercializar en el exterior”. (Lea: Sostenibilidad ganadero: el pequeño y medianos ganaderos en el mundo)
 
Pese a eso, Carlos considera que el ganadero no puede estancar su negocio y el camino al éxito está en tener animales que produzcan leche y carne de alta calidad. “Hace muchos años los productores no creían en el mejoramiento genético. Sin embargo, hemos generado conciencia, porque los médicos veterinarios queremos ayudar a los campesinos, porque quienes trabajamos en el campo buscamos que los productores vivan mejor. Nuestra labor es generar alimento y por eso la transferencia de embriones fue una aventura loca a la que le apostamos hace varios años y afortunadamente ha dado frutos”, enfatiza Carlos.
 
Fedegán trabaja por el mejoramiento genético
 
La Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, impulsa programas de mejoramiento genético para pequeños y medianos productores, mediante las Unidades Regionales de Desarrollo Ganadero, URDG, localizadas en todos los departamentos del país.
 
Los productores son capacitados en salud animal, reproducción y Buenas Prácticas Ganaderas, como parte de los objetivos trazados por Fedegán para mejorar el desarrollo del sector.
 
Es así como Fedegán, el Fondo Nacional del Ganado, FNG, y la Unión Nacional de Asociaciones Ganaderas Colombianas, Unaga, firmaron una alianza para promover en el campo la salud animal, la alimentación y el mejoramiento genético. (Lea: ¿Toro o reproductor?, duda que define la evolución en genética bovina)
 
Héctor Anzola, coordinador de Investigación y Desarrollo de Fedegán, señaló que cada la salud animal, el mejoramiento genético y las Buenas Prácticas Ganaderas son esenciales para el crecimiento y productividad de la actividad ganadera de Colombia.