Así planea el gobierno reactivar el sector agropecuario en diez años

Por: 
Edgar Aldana Rosillo
27 de Julio 2021
compartir
Planes Nacionales Sectoriales, reactivación, sector agropecuario, brechas, Vías, luz, Agua, conectividad, salud, educación, Vivienda Rural, formalización de la tierra, derecho a la alimentación, Planeación Nacional, inversiones, ruralidad, crédito, mercados, comercialización, Compras Públicas, presupuesto, Registro Nacional de Productores, Desarrollo Rural Integral, cooperación internacional, regalías, plan nacional de construcción, Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganade
El gobierno busca actuar en diversos frentes para reactivar el sector agropecuario y ayudar a cerrar las brechas entre el campo y la ciudad. Foto: radionacional.co - la.network

El gobierno Nacional reveló los 16 Planes Nacionales Sectoriales que tiene como camino para cerrar la brecha entre el campo y la ciudad y que tienen énfasis en vías, luz, agua, conectividad, salud, educación, vivienda rural, formalización de la tierra y derecho a la alimentación.

 

Dichos planes se ejecutarán durante este gobierno y las tres próximas administraciones (hasta el año 2031), para transformar la realidad de vida de millones de personas que hoy habitan en la ruralidad.

 

El subdirector de Planeación Nacional, Daniel Gómez, destacó el papel de los 12 ministerios que lideran la ejecución de los Planes Nacionales Sectoriales y señaló que las inversiones determinan un gran compromiso de acortar las distancias entre el campo y la ciudad, para mejorar la realidad de millones de colombianos en la ruralidad.

 

Por sectores, la inversión se proyecta para este año con $4,1 billones, así: inclusión social y reconciliación, $1,5 billones; transporte, $650 mil millones; educación $546 mil millones; agricultura y desarrollo rural $389 mil millones; y, trabajo, $303 mil millones. (Lea: Estos serán los aportes del Conpes de reactivación económica para el sector ganadero)

 

De los 16 planes 13 están en ejecución y 3 en formulación, “con gran alcance para cerrar las brechas entre el campo y la ciudad. Se basan en consenso estratégico, planes de Estado a largo plazo, y van a surtir un efecto transformador”, afirmó Gómez.

 

En lo que tiene que ver con el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, la Viceministra de Desarrollo Rural (e) Martha Lucía Rodríguez, destacó los alcances de los 3 Planes Nacionales Sectoriales ya adoptados que empiezan a transformar la ruralidad, abriendo espacios concretos para el acceso de los campesinos a crédito y mercados, generando recursos y vinculando a los productores a todos los esquemas de compras oficiales.

 

En cuanto al Plan Nacional para la Promoción de la Comercialización de la Producción de la Economía Campesina, Familiar y Comunitaria, la viceministra dijo que en 2 semanas se creará una gran mesa para fortalecer esa comercialización. Se pretende que las entidades del Estado que realizan compras públicas, destinen el 30 % del presupuesto a la adquisición de lo que venden pequeños productores. Habrá también un Registro Nacional de Productores para que campesinos puedan ofertar sus productos En la estrategia de compras públicas hay mil 38 organizaciones con Ministerios de Agricultura, Comercio y otras entidades y la meta es llegar a $128 mil millones en compras públicas a pequeños productores, y a $500 mil millones en el año 2031.

 

En cuanto al Plan para apoyar y consolidar la generación de ingresos de la economía campesina, familiar y comunitaria señaló que hoy se tienen 42 mil iniciativas rurales con capacidades técnicas y empresariales. Se fortalecerá el acceso campesino al crédito, con alianzas productivas y programas como El Campo Emprende. Estos son pilares para apoyar a campesinos en emprendimiento y comercialización, y atender el requerimiento de dar el mayor impulso a la estrategia de Agricultura por Contrato. (Lea: Estas son las oportunidades para la ganadería en el Conpes de reactivación económica)

 

En el Plan Nacional de Riego y Drenaje para la Economía Campesina y Comunitaria, se garantiza el acceso al agua y la promoción activa del desarrollo rural integral. Se va a aumentar la oferta de soluciones de riego para mejorar uso del agua. El gobierno pondrá en operación los distritos de pequeña escala y la promoción del uso eficiente del agua y el suelo.
 

Por su parte, el director de desarrollo sectorial del Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio, Hugo Bahamón, destacó los avances para la planeación en este componente a largo plazo a pesar de las dificultades derivadas de la pandemia. Señaló que en el marco del programa Agua la Campo, el Gobierno ha avanzado notablemente en materia de depuración de información, estructuración de proyectos, fortalecimiento financiero y en asignación presupuestal.

 

Estos cuatro aspectos, dijo, representan el avance real en materia de agua potable y saneamiento básico para reducir la brecha que hay entre la atención urbana y la atención en lo rural. En el primer aspecto, se ha mejorado en el levantamiento de información alcanzando un 76 % de efectividad; se ha avanzado en la viabilizarán de 434 proyectos con una estimación presupuestal de $4,8 billones para municipios PDET y ZOMAC.

 

En un tercer aspecto, el fortalecimiento financiero en el marco de la ejecución del programa, se enfoca en operadores y administradores alcanzando así 255 asistencias técnicas. Por último, se ha avanzado en el apalancamiento financiero con diferentes fuentes como el OCAD Paz, recursos del Sistema General de Regalías (SGR), del Sistema General de Participaciones (SGP), Obras por Impuestos y cooperación internacional.

 

A su vez, la Directora de Vivienda Rural del Ministerio de Vivienda, Sara Piñeros, explicó los alcances del Pan Nacional Sectorial que incorpora soluciones en un tema tan sensible para reducir la brecha entre el campo y la ciudad.

 

Explicó que se trata de atender a las necesidades específicas de la población, teniendo en cuenta la inmensa brecha que se presenta hoy entre la ciudad y la ruralidad. Hoy, el déficit de vivienda rural es tres veces el déficit de vivienda urbana, lo cual obliga a actuar con diligencia y compromiso para tener soluciones integrales e irreversibles, para mejorar la calidad de vida en el campo. (Lea: Reactivación económica mostrará cómo reacciona el país)

 

El Plan Nacional de Construcción será expedido el mes entrante, con tipos de vivienda que se van a adaptar a las condiciones climáticas de cada región, con componentes muy importantes de saneamiento básico.

 

En 2031, dijo Piñeros, se tendrá con este Plan, más de 70 mil hogares rurales con vivienda nueva y mejoramiento de vivienda. Es un concepto de vivienda digna, adaptada a las condiciones climáticas locales y con énfasis en reducción de los índices de pobreza y enfoque de género.

 

Al respecto, el jefe de la Oficina de Planeación y Estudios Económicos de Fedegán-FNG, Óscar Cubillos Pedraza manifestó que frente al tema de la vivienda es importante darle calidad de vida a la población rural, que cuenten con casas dignas y dotadas con servicios públicos, con acceso a agua potable.

Otro de los frentes de acción es con el Ministerio de Trabajo, allí la viceministra (e) de Relaciones Laborales, Isis Andrea Muñoz Espinosa, manifestó que esta cartera adelanta un ambicioso plan para poder mejorar las condiciones laborales de los colombianos que viven en municipios PDET - Programa de Desarrollo con Enfoque Territorial (son 170 municipios). Dentro de estas campañas, dijo la funcionaria, la cero tolerancia con el trabajo infantil es fundamental, así como la protección laboral para los adultos mayores.

 

El Ministerio también está promoviendo la actualización de una política pública de economía solidaria. La Unidad Administrativa Especial de Organizaciones Solidarias del Ministerio del Trabajo es clave para que Colombia sea un país de propietarios. Se anunció que el gobierno expedirá un CONPES para el fortalecimiento de la economía solidaria.

 

Igualmente, un frente donde se trabaja para reducir brechas es el de la conectividad. Cristina Manjarrés, directora de Infraestructura del Ministerio de las Telecomunicaciones y la Información, manifestó que los planes sectoriales en materia de conectividad rural están dirigidos a potenciar la cobertura al acceso a internet, en donde hay un 100 % de acceso en centros poblados de los municipios PDET y el reto es expandirlo con efectividad en zonas veredales. (Lea: 10 acciones que promoverán la reactivación económica)

 

Para tal fin, la cartera ya ejecuta un plan diseñado a largo plazo hasta el 2031, en donde las instituciones educativas de zonas rurales cuenten con el servicio de internet. El plan estima la implementación de 14.745 centros digitales en donde, no solo alumnos y docentes podrán aprovechar el servicio, sino que sus pobladores cercanos también podrán acceder a esta conectividad.

 

Según Cubillos, la conectividad que es un elemento estratégico tal como ha quedado demostrado durante la pandemia tanto para la parte comercial como educativa para que los niños y jóvenes de la población rural puedan estudiar así sea de manera virtual

 

Entre tanto, el viceministro de Minas y Energía, Miguel Lotero, destacó el Plan Nacional de Electrificación como un instrumento esencial para mejorar las condiciones de vida en el campo. Destacó que se trata de ampliar la cobertura eléctrica, aplicar nuevas tecnologías y garantizar la calidad del servicio.

 

Sostuvo que “vamos a llegar con servicios de energía a 100 mil nuevos usuarios con recursos públicos, y a 80 mil nuevos usuarios con apoyo privado. Hoy, con recursos públicos, se ha llegado a 56.300 nuevos usuarios rurales en Colombia. A agosto de 2022 habremos llegado a 105 mil nuevos usuarios con soluciones energéticas”.

 

El funcionario mencionó que durante este gobierno, se han destinado a los proyectos de electrificación de 26.870 usuarios, recursos de regalías, por $432.578 millones.

 

Según Cubillos Pedraza, en electrificación todavía hay muchas carencias en el campo y es algo necesario para darle valor agregado y transformación a muchos productos como es el caso de la leche que si, por ejemplo, no se enfría al otro día ya se dañó. También para pasar de la parte primaria a la agroindustria se requiere de maquinaria que funciona con electricidad. (Lea: La necesidad de energía en la ganadería sustentable)

 

En cuanto a la cartera de transporte, la directora de infraestructura de dicho Ministerio, Laura Carmona, destacó el impacto del Plan Nacional de Vías para la Integración Regional, priorizando los municipios más afectados por la violencia, con políticas ambientales sostenibles.

 

Uno de los objetivos, que es el de mejorar y mantener 1.060 kilómetros de vías, cuenta con el apoyo de las juntas de acción comunal. Otros avances tienen que ver con ejecuciones en vías fluviales de 7 municipios; se contempla la ejecución de planes viales municipales, con énfasis en municipios PDET; y 85 de 170 municipios tienen su plan vial estructurado.

 

Para Cubillos es necesario mejorar las vías terciarias porque de nada sirve producir bien, transformar a nivel de finca y hacer las mejores prácticas, si al final no hay cómo sacar ese producto o se va a encarecer demasiado.

 

En salud, el Jefe de Promoción de Salud, Alejandro Cepeda dijo que el impulso al Plan Nacional de Salud Rural es un reto mayor para el bienestar de la población campesina. “Debemos darle una respuesta oportuna y puntual para que todas las comunidades rurales hagan efectivo el derecho a la salud, con acceso a la cobertura y la oportunidad para llegar con los servicios y el talento humano. Especialidades médicas, acceso pertinente, presencia en zonas dispersas, están contemplados en el plan”, señaló.

 

Así mismo habrá modelos especiales de salud para zonas rurales, concertados con autoridades regionales para ajustar y actualizar la prestación de servicios médicos en la ruralidad; ubicación de centros de salud; fortalecimiento de las ESE municipales, campañas de prevención; esquema de financiación para que en 15 años haya respuesta eficiente a servicios de salud en zonas rurales y zonas rurales dispersas; mejoramiento de infraestructura; seguridad alimentaria; rehabilitación de las víctimas de la violencia.

 

Por su parte, la Viceministra de Educación preescolar, básica y media, Constanza Alarcón, dijo que hay retos asumidos con calidad de la educación, acceso, cobertura y eficiencia para mejorar la vida en el campo y generar mejores formas de convivencia. (Lea: ¿Qué proyectos existen para mejorar la educación en el sector rural?)

 

Destacó que los niños del campo deben tener ciclos completos de educación. Debe haber un disfrute pleno de los derechos, y por eso es necesario avanzar con calidad. Hay más de 60 mil docentes en proceso de mejoramiento en capacidades de enseñanza, al igual que asesoría pedagógica en el aula.

 

Zulma Fonseca, directora de Nutrición del ICBF, explicó que, dentro del Plan Nacional Sectorial, el derecho a la alimentación de la población rural cuenta con una inversión estimada de $900 mil millones articulados interinstitucionalmente para poder garantizar la disponibilidad de alimentos.

 

Dentro de los retos es lograr que los alimentos que se produzcan en el campo sean orgánicos ya que hoy solo el 1 % de las tierras actualmente son utilizadas con estos parámetros ambientales. La Directora agregó que dentro del plan es necesario incorporar la participación activa de la ciudadanía, potenciar la producción y comercialización de los alimentos. De esta manera se espera que el programa garantice progresivamente la alimentación en estos territorios rurales, que incluye a municipios PDET.