Colombia avanza en regulación sobre etiquetado de alimentos

Por: 
CONtexto ganadero
28 de Junio 2021
compartir
proyecto de ley, entornos alimentarios saludables, normatividad, etiquetado de alimentos, MinSalud, Cámara de Alimentos, Andi, empresas, industria, congreso, abastecimiento, regulación, comunidad médica, consumidores, dieta, advertencia, sodio, grasas, azucar, tabla nutricional, fórmula infantil, procesamiento, Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero
Un proyecto de ley y una resolución sobre etiquetado de alimentos fueron aprobados en una semana con lo cual la regulación sobre el tema se fortalece. Foto: minsalud.gov.co - concepto.de

Con el proyecto de ley sobre entornos alimentarios saludables, que está para sanción presidencial, y la resolución 810 del 16 de junio de 2021 expedida por el Gobierno Nacional, Colombia cuenta con una mayor normatividad en etiquetado de alimentos.

 

Con este marco regulatorio se espera contribuir a que los colombianos accedan a la mejor información a la hora de comprar alimentos y así avanzar en la adopción de hábitos de vida saludable.

 

Según el director ejecutivo de la Cámara de Alimentos de la ANDI, Camilo Montes, “el Proyecto de Ley de entornos alimentarios aprobado recoge un debate democrático y técnico de varios años, que, si bien no ha sido exento de atropellos por parte de algunos, nos entusiasma el resultado. Sabemos que es un reto y una oportunidad para la Industria, por lo cual estamos listos para seguir avanzando y continuar cumpliéndole al país, tanto en el abastecimiento de los hogares como con la nueva regulación”. (Lea: Cárnicos y lácteos deberán tener en cuenta nuevo etiquetado nutricional)

 

El gremio reconoce el rol que tiene el Congreso, el Gobierno, la academia, la comunidad médica, los consumidores y la industria para abordar de la mejor manera los desafíos de salud pública en Colombia que exigen la toma de decisiones articuladas para lograr cambios significativos en los hábitos de vida saludable y contribuir al manejo de las enfermedades no transmisibles mediante la construcción de dietas balanceadas.

 

Bajo este contexto, la próxima ley (una vez la sancione el presidente) recoge los aportes de diversas organizaciones involucrados en el tema y beneficia primordialmente al derecho del consumidor de estar bien informado para tomar decisiones correctas a la hora de construir una dieta equilibrada.

 

“El nuevo marco normativo armoniza no solo el objetivo en salud pública al darle al consumidor mejor información en el etiquetado nutricional sino que también le apunta al objetivo de desarrollo empresarial de consolidar a Colombia como un país que produce alimentos con valor agregado en más de 32.000 empresas”, indicó Montes.

 

De acuerdo con el proyecto de ley el Ministerio de Salud tendrá un año para reglamentar qué alimentos y bebidas deben tener etiquetas de advertencia por excesos de sodio, grasas o azúcar y cuáles serán las características de estas. La iniciativa también busca fomentar el consumo de productos saludables.

 

Agregó el directivo de la Andi que gracias a los procesos de autorregulación que se han llevado a cabo desde 2016 al interior de las empresas de la Cámara, muchas de las compañías ya habían incluido un etiquetado frontal informativo y las tablas nutricionales sin ser una obligación regulatoria. (Lea: Conozca el valor nutricional de algunos subproductos agroindustriales)

 

Por otro lado, la resolución 810 de Junio de 2021 expedida por el Gobierno Nacional, sobre etiquetado de los alimentos incluye, entre otros aspectos, formas y tamaños de los sellos de advertencia, límites de nutrientes por cada 100 gramos a partir de los cuales se determina “alto en”, mayor tamaño y simplificación de tabla nutricional, limitaciones a las declaraciones en salud y nutricionales, cambios en los referentes de fortificación, cambios en el tamaño de las porciones, entre otros.

 

El Ministerio de Salud afirmó que se exceptúan del etiquetado nutricional y frontal los productos, como la formula infantil para niños entre 0 hasta los 12 meses, formula infantiles especiales, alimentos para propósitos médicos especiales, frutas, vegetales, granos, huevos, productos de pesca, carne y productos cárnicos comestibles que se presenten en su estado natural.

 

En su construcción que comenzó en 2019, el Ministerio de Salud realizó consultas públicas, tanto nacionales como internacionales donde analizaron 3.789 comentarios de 102 personas jurídicas y 11 personas naturales. Finalmente, esta norma tuvo concepto favorable de abogacía de la competencia por la Superintendencia de Industria y Comercio y del Departamento Administrativo de Función Pública.

 

La industria resalta su apoyo a la implementación del etiquetado nutricional y recuerda que en las dietas variadas hay espacio para el consumo de todos los alimentos en porciones y frecuencias adecuadas, además de que la educación es la mejor alternativa para luchar contra estas, dado que sus orígenes son multifactoriales y que más allá de la alimentación, hay otros factores como el sedentarismo que pueden provocarlas.

 

“No se debe alarmar, satanizar o estigmatizar ningún alimento; por el contrario, se debe buscar proveer la mejor información para que el consumidor pueda seleccionar los productos de manera clara y transparente, comprendiendo mejor su contenido nutricional”, aseguró Montes. (Lea: Con etiqueta multicolor se puede conocer el estado de los alimentos envasados)

 

Además, manifestó que “no estamos de acuerdo en que se clasifiquen los alimentos, según nivel de procesamiento. Tampoco que se prohíba hacer declaraciones nutricionales, por ejemplo, si un producto es alto en azúcar no podríamos decir que tiene vitaminas o minerales. Nos parece que limitan a la industria y va en contravía de entregar más y mejor información al consumidor”.

 

La principal diferencia entre ambas normativas se basa en el sello de advertencia, aunque los dos promueven la información clara y veraz, la Resolución busca que se informe sobre los nutrientes que tiene determinado alimento para facilitar la elección del consumidor; mientras que la ley establece que se informe sobre los componentes nocivos y que estén por encima de los valores máximos establecidos por el Gobierno nacional.

 

La Ley aprobada por el Congreso quiere advertir al consumidor sobre características no deseables de productos, y la resolución del Ministerio establece alimentos que tengan características nutricionales deseables.