Conozca el proceso para verificar la calidad de la leche de la finca a la planta

Por: 
CONtexto ganadero
23 de Enero 2020
compartir
Calidad leche, calidad composicional de la leche, calidad higiénica, calidad leche Alpina, calidad leche Colombia, productores leche, ganaderos, Leche mezclada con lactosueros y grasas, leche barata, butter oil, lactosueros, leche mezclada con butteroil, leche mezclada con grasa animal o vegetal, leche barata colombia, lactosueros para bajar precio de leche, prácticas para bajar precio de leche en Colombia, CONtexto ganadero, ganaderos colombia, noticias ganaderas colombia
Alpina genera quincenalmente un informe sobre bacterias, células somáticas, grasa, proteína, y sólidos de la leche. Foto: qa.alpina.com

Alpina explica cómo se lleva a cabo el procedimiento, comenzando por el acopio de la leche cruda en las explotaciones pecuarias y la aplicación de numerosas pruebas en laboratorio para ofrecer productos con los más altos estándares, procurando la seguridad alimentaria en nuestro país.

 

En 2019, la empresa compró en promedio 1 millón 060 mil litros de leche cada día en los distintos departamentos donde tiene presencia, como Boyacá, Cauca, Cundinamarca y Nariño, por nombrar algunos. (Lea: Así trabajan ganaderos de Boyacá por mantener la calidad de su leche)

 

En su compromiso con la inocuidad alimentaria, la leche cruda de sus proveedores cuenta con estándares de higiene más exigentes de lo requeridos por la normativa colombiana. Por esta razón, ha implementado novedosas tecnologías para detectar microorganismos en el líquido.

 

Debido al volumen de acopio, la compañía utiliza estas herramientas de forma constante para obtener resultados en tiempos cortos, con niveles altos de confiabilidad (99.99 %) y automatización, asegurando que los productos sean seguros para el consumo humano.

 

Desde su fundación en 1945, Alpina se ha convertido en un referente nacional en investigación de nuevas tecnologías de diagnóstico microbiológico para garantizar higiene, calidad y seguridad en cada proceso. (Lea: Alerta por presunta práctica de mezclar leche con lactosueros y grasas)

 

La mayoría de sus proveedores cuentan con un sistema de ordeño mecanizado y un tanque de enfriamiento para preservar la leche. Por su parte, la empresa adelanta visitas de seguimiento de calidad de forma continua y brinda recomendaciones con el fin de realizar mejoras.

 

Quincenalmente genera para cada ganadero un informe sobre bacterias, células somáticas, grasa, proteína y sólidos de la materia prima. Del mismo modo, en concordancia con el decreto 616 de 2008, la analizan para detectar si ha sido adulterada o contiene lactosueros, en cuyo caso es descartada.

 

Este estudio lo hacen 2 laboratorios en Entrerrios (Antioquia) y Sopó (Cundinamarca), acreditados por el Organismo Nacional de Acreditación de Colombia (ONAC) para el pago de proveedores según cumplimiento de estándares fisicoquímicos y microbiológicos, según la Resolución 017 de 2012.

 

Durante todo el trayecto, la leche se mantiene refrigerada, conservando su calidad inicial y sus características de sabor, olor y color, y que no contenga conservantes ni antibióticos. (Lea: Minagricultura pide vigilancia a las importaciones de lactosueros)

 

En estas pruebas, también se deben asegurar que el líquido esté libre de residuos de medicamentos y cualquier tipo de adulterante que afecte sus propiedades naturales, asegurándose de entregar un producto inocuo para el consumo humano. 

 

“Gracias a nuestros procesos, le garantizamos a los consumidores que están adquiriendo leche que es 100% leche, la cual les brindará los nutrientes necesarios para su día a día. Como Alpina, estamos comprometidos a cumplir con cada uno de los estándares de calidad que debe tener la leche para consumo humano, así como con la formalización del sector” afirmó Juan Manuel Henríquez, gerente de Calidad y Medio Ambiente de la compañía.