Suspender exportación de ganado por razones de bienestar animal es completamente equivocado: Manuel Rodríguez

Por: 
CONtexto ganadero
30 de Agosto 2022
compartir
Manuel Rodríguez Becerra
Se puede mejorar el bienestar de los animales pero el argumento en extremo llevaría a que hay que eliminarla y eso no tendría ningún sentido, afirma Manuel Rodríguez Becerra, Foto: captura video Fedegán

El primer ministro de Medio Ambiente de Colombia y profesor emérito de la Universidad de los Andes aseguró que las prácticas ganaderas del país han sido certificadas por el Banco Mundial y el Reunido Unido. Por otra parte, las falencias que puedan presentarse en los procesos de movilización de animales no son óbice para suspender tal actividad económica.

 

Manuel Rodríguez Becerra es una voz autorizada para hablar de asuntos medioambientales y de ganadería, no solo por su extensa actividad investigativa y docente que le ha significado muchos reconocimientos nacionales e internacionales, sino también porque su ejercicio profesional fuera de las aulas ha estado orientado a una gestión eficiente de los recursos naturales.

 

En medio de la polémica que ha desatado la iniciativa legislativa que busca prohibir la exportación de ganado en pie desde Colombia, el reconocido catedrático aseguró que indiscutiblemente siempre habrá cosas que mejorar y en ese sentido debe enfocarse la discusión, pues no se pueden eliminar de tajo los miles de años de evolución no solo del hombre, sino también de técnicas de domesticación, levante y reproducción del ganado.

 

 

Un error mayúsculo

 

“Hay que mejorar las condiciones de bienestar animal en la exportación de ganado en pie. Yo creo que suspender la ganadería en Colombia por razones de bienestar animal sería un error mayúsculo, se puede mejorar la ganadería, se puede mejorar el bienestar de los animales pero el argumento en extremo llevaría a que hay que eliminarla y eso no tendría ningún sentido, entre otras cosas por la tradición y la costumbre. Hoy en día se sabe que después de 8000 años de haber domesticado el ganado bovino, que fue un gran invento por decirlo así, ha proveído proteína, leche etc. en forma extraordinaria miles de años”, dijo Manuel Rodríguez Becerra.

 

 

La actividad ganadera, un medio para la seguridad alimentaria del país

 

De acuerdo con el destacado investigador y catedrático las dinámicas medioambientales y geopolíticas que tienden a generar escasez y encarecer los productos, como ocurre actualmente por cuenta del enfrentamiento entre Rusia y Ucrania, han señalado el camino que deben seguir los países del Tercer Mundo para asegurar el abastecimiento interno y aprovechar la oportunidad de riqueza con la demanda internacional.

 

“Nosotros tenemos que asegurar una actividad ganadera de grandes características: que sean un medio para la seguridad alimentaria del país en lo que se refiere a la producción de carnes lácteos etc. y que también sea un medio para generar riqueza para el país mediante la exportación”, señaló Manuel Rodríguez.

 

 

La tarea del Estado

 

El primer paso que debería dar el sector ganadero, impulsado obviamente por las políticas públicas del Estado para tales fines, tiene que ser el establecimiento de procesos que logren hacer de la ganadería una industria más eficaz aprovechando las innovaciones de la ciencia agrícola en el país.

 

“La cuestión más interesante que hay en Colombia es que existe la tecnología desarrollada en Colombia para hacer una trasformación ganadera profunda a través de los sistemas silvopastoriles extensivos, es una tecnología de la cual Colombia es uno de los países líderes en el mundo”, reflexionó.

 

Aunque reconoce que sigue habiendo hatos donde de forma ineficaz se tienen una vaca por hectárea de tierra, es enfático en que no debe perderse de vista la implementación de nuevos sistemas silvopastoriles que por su efectividad en la protección del suelo y aumento de la productividad han sido avalados por organizaciones internacionales y socios comerciales estratégicos.

 

 

Silvopastoriles, una experiencia exitosa de Colombia

 

“Colombia ha tenido programa muy exitoso de más de cien mil hectáreas autorizado por el Banco Mundial y por el Reino Unido. Dicho programa aumenta la productividad por hectárea al plantar arbustos, árboles y otro tipo de vegetación; se enriquece la diversidad biológica del ciclo; se protegen los suelos, las cuencas y, como se ha probado con este tipo de ganadería, también se logra tener una mayor productividad”, explicó Manuel Rodríguez.

 

En este sentido, destaca que se ha dicho en muchos escenarios que estas iniciativas orientadas a la protección del medio ambiente y aumento de la productividad de la tierra deberían ejecutarse a gran escala.

 

“La misma Fedegán calcula que se podrían liberar entre 10 y 12 millones de hectáreas para otras actividades, lo que sería una maravilla, tierras que hoy en día tienen una vocación para cultivos agrícolas dedicarlas a ello, tierras que no tienen ninguna vocación de ese tipo sino solamente ser bosques puedes dedicarlas a ellos y tierras que tengan alguna vocación para la actividad comercial, hacerlo, entonces digamos que yo creo que la agenda de la ganadería es doble: aumentar la producción y la productividad ganadera del país con miras a abastecer internamente al país y con miras a la exportación”, destacó Rodríguez Becerra.

 

 

El encarecimiento de la carne

 

Finalmente, reconoce que efectivamente hay un incremento no solamente en el precio de la carne, sino de todos los alimentos de la canasta familiar como consecuencia entre otras cosas, de la guerra entre Ucrania y Rusia que imposibilita la importación insumos agrícolas y, las consecuencias de la pandemia en la industria logística.

 

“Hay un problema de encarecimiento de los nutrientes para los cultivos, buena parte de la ganadería se alimenta de piensos como la soya etc. y naturalmente hoy en día el precio por tonelada de productos ha aumentado. El hecho de que los insumos agroquímicos para producir soya entre otros alimentos hayan subido, no es ajeno a la subida de la carne. El tema de la subida general de los alimentos es un fenómeno que muchos en Colombia están examinando y que a su vez se asocia con la inflación, la primera inflación que hay de carácter global”, puntualizó el exministro de Medio Ambiente.