15 pasos para ejercer las Buenas Prácticas de Ordeño con terneros

Por: 
CONtexto ganadero
11 de Febrero 2016
compartir
Raza Gyr
Recuerde llevar siempre un registro del ordeño por cada vaca. Foto: CONtexto ganadero.
Como productor, usted debe tener en cuenta los protocolos a ejecutar, con el fin de garantizarle al consumidor un producto sano y nutritivo.
 
De acuerdo con William Aldemar Tejeiro Atuesta, profesional en Tame de Gestión Productiva y Salud Animal del Fondo Nacional del Ganado, FNG, uno de los sectores que más se ha visto afectados con temas, como el fenómeno de El Niño y los TLC, es el ganadero.
 
Según el profesional del FNG, lo anterior no significa que el productor de leche no tenga las herramientas para destacarse en el mejoramiento del proceso productivo. (Lea: Ganaderos trabajan para mejorar inocuidad y calidad de la leche)
 
“Debemos partir indiscutiblemente de la premisa de que somos productores de alimentos para las familias, principalmente para la niñez, así podremos tomar la determinación de aplicar rigurosamente los debidos protocolos que le garanticen al consumidor final un producto sano y nutritivo, que le haga bien y lo mantenga satisfecho”, indicó Tejeiro.
 
Por ello, el también zootecnista de la Universidad Industrial de Santander, UIS, recomendó tener en cuenta 15 pasos dentro de la producción lechera y que se relacionan con las Buenas Prácticas de Ordeño con ternero, especialmente en zonas de trópico bajo donde hay sistemas de producción con ganado de doble propósito.
 
La producción de leche en el trópico bajo está enmarcada en el sistema de doble propósito y tuvo sus orígenes en la implementación de un flujo de caja más líquido y constante para la ganadería, que venía siendo básicamente anual con la venta del desteto al año y empezó con el ordeño de cualquier vaca cuya cría expresara la mínima aptitud lechera, es decir, 3 litros al día. Hoy, con el manejo genético y nutricional se han aumentado en 8 litros al día, sin olvidar la obtención de un ternero apetecible para la conversión de carne”, explicó el profesional. (Lea: Productor en Cartago es reconocido por su labor en lechería especializada)
 
Conozca los 15 pasos
 
1.Limpieza del lugar de ordeño: Este se debe hacer antes de iniciar la rutina, por ello se debe tener en cuenta el aseo en el piso y las paredes, con el fin de evitar residuos de sólidos.
 
2.Preparación de los utensilios del ordeño: Aunque estos deben estar lavados una vez se finalice el ordeño, es vital revisarlos antes de llevar a cabo esta actividad y lavarlos con agua y jabón, en aras de evitar malos olores o la presencia de residuos.
 
3.Arreado de la vaca: Se deben sujetar las patas para así evitar posibles golpes hacia el ordeñador o el derrame de la leche. Recuerde usar lazos limpios y resistentes.
 
4.Vestimenta y lavado del ordeñador: Para esta tarea se deben tener destinadas vestimentas exclusivas, en lo posible, que sean de color blanco. Tenga en cuenta el uso de gorros que impidan la caída del cabello a la leche y también de tapabocas. Después de sujetada la vaca, el ordeñador debe lavarse los brazos y las manos.
 
5.Lavado y secado de pezones: El lavado de la ubre debe hacerse con agua abundante, es decir, que por cada 1.000 litros se viertan 50 gramos de cloro. De esta manera, se pueden evitar infecciones o problemas gastrointestinales como consecuencia de la ingesta de lodo o estiércol. El secado de cada pezón debe hacerse con una toalla limpia o desechable.
 
6.Despunte: En un recipiente aparte se deben depositar los primeros chorros de cada pezón, con el objetivo de detectar alguna alteración física de la leche, la cual deberá ser confirmada con una prueba de mastitis. (Lea: Niños se apuntan a aprender de Buenas Prácticas Ganaderas)
 
7.Amamante y amarrado de la cría: El ordeño con ternero es vital porque estimula a que baje la leche, de tal manera que se recomienda que el animal chupe todos los pezones. Luego, se le debe poner un cabezal al ternero, para ser amarrado de forma segura a la vaca, sin que interrumpa el ordeño.
 
8.Lavado y secado de pezones: Se deben volver a lavar los pezones con una solución yodada, de tal manera que se retire el mugre y la saliva de los pezones, como producto del amamantamiento del ternero, posteriormente se lleva a cabo el secado.
 
9.Ordeño: Este procedimiento debe hacerse de forma suave, sin que se involucre el uso de los nudillos, recuerde que se deben retirar anillos, en caso de usarse. El proceso no debe durar más de 7 minutos. Si el ordeño es mecánico, se debe llevar a cabo por personal capacitado.
 
10.Sellado de los pezones: Dicha labor se realiza con una solución yodada, especialmente si el ternero no es soltado con la vaca.
 
11.Desamarre de la vaca: Una vez finaliza el ordeño, se debe soltar la vaca para que salga de la sala de ordeño a un lugar más seco, con el fin de que no cause molestias en otras semovientes, defeque u orine en dicho espacio. (Lea: 7 acciones para lograr una Producción Más Limpia en la ganadería)
 
12.Colado de la leche: El producto debe colarse con el fin de evitar la caída de cualquier sólido en el balde donde se acumula la leche. Este procedimiento se lleva a cabo con el uso de una tela gruesa que haga de tamizador y se ubica en la boca del balde.
 
13.Registro de producción: El ganadero debe llevar un conteo de la leche que ordeña por cada animal, de tal manera que a futuro se tomen decisiones en aspectos como alimentación, cruces o selección, que le permitan mejorar la calidad del producto.
 
14.Lavado de los utensilios de ordeño: Una vez finaliza la rutina, estos elementos se deben lavar con agua y jabón, en aras de eliminar residuos de leche u otras partículas. Estos deben quedar escurridos, ser secados en su totalidad y guardados en un lugar adecuado.
 
15.Limpieza del lugar del ordeño: La sala debe quedar limpia al finalizar la rutina. Para ello se deben lavar las paredes y el piso con agua y jabón. Se recomienda desinfectarla con cal cada 15 días.