4 reglas de oro para producir leche de óptima calidad higiénica

Por: 
CONtexto ganadero
03 de Agosto 2020
compartir
Obtener leche de óptima calidad higiénica, calidad higiénica leche, higiene ordeño manual, higiene ordeño mecánico, Higiene ordeño, higiene ordeño vacas, clasificación higiene vacas, Higiene ordeños, buenas prácticas de ordeño, Buenas Prácticas Ganaderas, BPG, Manual Práctico del Ganadero Fedegán, coronavirus, coronavirus Colombia, COVID-19, cuarentena, Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero
Procurar que los pezones de la ubre de su vaca estén limpios y secos es la primera regla de oro que debe seguir para obtener leche de óptima calidad higiénica. Foto: Fedegán

Para que usted obtenga la mejor leche en su predio, el Manual Práctico del Ganadero de la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegán) ofrece estas recomendaciones enfocadas en el ordeño y que buscan prevenir la mastitis.

 

La primera de las reglas es mantener los pezones de la vaca limpios y secos a la hora del ordeño. Algunas de las recomendaciones para ordeñar en adecuadas condiciones higiénicas son las siguientes: (Lea: Aplique estas pautas para mantener la higiene en el ordeño)

  1. Antes de iniciar el ordeño, todos los aparatos, utensilios y el sitio de ordeño deben encontrarse limpios.
  2. En los establos fijos se recomienda, antes de lavar, recoger la boñiga y depositarla en un sitio donde se pueda cubrir con cal y una capa de material vegetal, para evitar la proliferación de moscas y otros insectos.
  3. Cuando se usa ordeño mecánico, hay que circular agua con detergentes y desinfectantes para evitar la acumulación de residuos cuando se termina la labor.
  4. Los utensilios como baldes, cantinas, filtros, lazos, butacos, entre otros, deben lavarse con agua limpia y jabón y refregarse con un cepillo suave, para remover por completo los residuos de leche y luego hay que dejarlos escurrir.
  5. Debe designarse a una persona para que se encargue de ubicar la vaca en el sitio del ordeño, manearla, estimularla y soltarla, con las manos bañadas con agua limpia antes de iniciar esta labor.
  6. Asimismo, el ordeñador debe gozar de buena salud y no tener infecciones en la garganta o la piel.
  7. Si el ordeño es manual, se debe hacer empuñado, evitando pellizcar o presionar indebidamente el pezón.
  8. Al trabajar con equipos de ordeño, se requiere tener el número de operarios necesario para atender adecuadamente los puestos que tenga el equipo.

 

Para la limpieza y secado de pezones, se recomienda empezar sumergiéndolos en una solución desinfectante recomendada para este fin. Luego, hay que esperar unos 20 a 30 segundos para estimular la ubre y hacer que la vaca baje la leche.

 

Es necesario secar los pezones con papel desechable y se deben escurrir los primeros chorros sobre un recipiente de fondo negro, con lo cual se elimina la leche de mayor contenido de bacterias y ayuda a detectar las vacas que sufren mastitis clínica.

 

Regla 2: Ordeño rápido, completo y que respete la fisiología de la vaca

 

De acuerdo con el Manual práctico del ganadero, cumplir con un ordeño de estas características no es complicado, pues solo se requiere dar un trato cariñoso al animal y posteriormente iniciar el ordeño manual o colocar las pezoneras no más de 1 minuto después de que baje la leche.

 

Hay que tratar de desocupar la ubre en el menor tiempo posible sin dejar residuos. Cuando se ordeña con máquina y se observa que ha terminado el flujo en el colector, se debe cerrar el paso de vacío a las pezoneras, para que se desprendan suavemente y no dañen el pezón.

 

Es indispensable hacer mantenimiento y chequeos periódicos al equipo de ordeño, reemplazando las piezas con la frecuencia que indique el fabricante, sin esperar a que se rompan o alteren.

 

Regla 3: Protección de pezones

 

Para proteger los pezones de las infecciones y patógenos indeseados, se debe aplicar un sellador inmediatamente después de terminar el ordeño de cada animal. (Lea: Conozca el proceso para verificar la calidad de la leche de la finca a la planta)

 

Regla 4: Tratamiento para mastitis

 

Los tratamientos para los animales afectados por mastitis en el periodo de vaca seca deben tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Durante la lactancia, hay que tratar solo a las vacas con mastitis clínica, de acuerdo con las recomendaciones del médico veterinario y aplicar los productos para vacas secas, lo que previene la aparición de la enfermedad en la siguiente lactancia.
  • A los animales con mastitis subclínica, se les debe tratar solo en el momento de secarse, con un producto para vacas secas. (Lea: ¿Aplica estos requisitos para obtener la certificación de BPG en leche?)
  • Usar solo la droga indicada por el médico veterinario, de acuerdo con el resultado del antibiograma, que determina cuál es la más efectiva.
  • Leer cuidadosamente el rótulo del producto, especialmente en lo relacionado con el “tiempo de retiro” de la droga. Durante este período, la leche de los animales tratados debe desecharse.
  • Al aplicar los productos para vacas secas, hay que desinfectar el pezón e introducir menos de 1 centímetro de la cánula.