5 consejos para un ganadero en cuanto al manejo del pasto

Por: 
CONtexto ganadero
18 de Julio 2019
compartir
pastos en la finca, calidad del pasto, consumo del pasto, manejo del pasto, fertilización del pasto, semillas forrajeras, análisis de suelo, carga animal
La evaluación del suelo la debe hacer un ingeniero agrónomo o técnico especialista para enviar a laboratorio una muestra óptima del lote. Foto: zoovetesmipasion.com

Contar con pastos de calidad es una tarea que todo ganadero debe realizar de manera juiciosa, ya que sin fertilización no hay forraje y sin pasto no hay producción de leche o carne. Esto implica realizar diferentes procesos desde un análisis de suelo, hasta la selección de la semilla correcta.

 

Si el productor piensa primero en sembrar y conservar pastos de calidad podrá tener animales más sanos, que serán productivos y esto se verá reflejado en la reducción de costos y en la rentabilidad del negocio ganadero.

 

Por esta razón les brindamos 5 tips para tener en cuenta a la hora de mejorar y tener pastos de calidad:

 

Saber dónde está parado

 

De acuerdo con Gerardo Quicena, ingeniero agrónomo, es primordial iniciar con un análisis de suelo para saber que aportes, es decir, nutrientes y minerales, necesita y de esa manera mejorar la calidad de los forrajes. (Lea: Análisis de suelos, fundamentales para el agro del país)

 

La evaluación del suelo la hace un ingeniero agrónomo o técnico especialista para enviar a laboratorio una muestra óptima del lote.

 

Selección de semillas

 

Quicena explicó que no todas las semillas son iguales y tampoco se adaptan de la misma forma al suelo, por ello es primordial asesorarse, conocer las diferencias y escoger la mejor opción para la tierra de su predio.

 

"No es lo mismo un kikuyo o un ryegrass, la calidad nutricional es muy diferente y lo mismo pasa con una leguminosa", sostuvo.

 

De la calidad de las semillas depende buena parte del éxito de un cultivo forrajero. Su producción, selección, plantación y todas las actividades relacionadas, se deben hacer con suma rigurosidad. (Lea: 6 pasos para elegir bien las semillas forrajeras)

 

Buena fertilización

 

Los pastos se someten a un diagnóstico para conocer el tipo fertilizante a elegir, el cual tendrá los minerales y nutrientes que más escasean en el suelo.

 

Según las condiciones propias de cada predio se determina tipo de producto, cantidad y tiempos de fertilización. En este punto también se elige la fertilización líquida o granulada. La orgánica o química.

 

El experto recomienda fertilizar muy bien los pastos, darles un muy buen aporte para que estos tengan la posibilidad de generar el volumen que se desea. (Lea: Sin fertilización no hay forraje y sin pasto no hay producción de leche)

 

Consumo oportuno

 

El ingeniero agrónomo indicó que en la medida que el ganado consumo el pasto en el momento correcto, la calidad nutricional que aportará este alimento será mucho más alta.

 

El ganadero debe hacer que los animales ingieran el pasto a tiempo, y con ello lograr altos niveles de producción. La calidad propicia el mayor consumo.

 

Carga animal

 

"Los ganaderos deben saber con qué área cuentan, así se podrá realizar un aforo y dependiendo de este se conocerá cuál es la carga animal que se puede manejar", comentó.

 

Con alta carga, el aumento de peso individual es pobre ya que hay poco que compartir, y si la carga es baja y el animal puede seleccionar a gusto, su aumento de peso es bueno pero la producción por hectárea es pobre. (Lea: El manejo del pasto es arte y conocimiento)