Agricultura ecológica no crece por ausencia de políticas de Estado

Por: 
CONtexto Ganadero
30 de Mayo 2014
compartir
Ganadería ecológica Colombia
En Colombia, solo 50 mil hectáreas son aprovechadas de manera orgánica. Foto: Fedegán.
Mientras que en países como Brasil, Argentina y Uruguay aumenta el porcentaje de tierra destinado a actividades de agroecología, en el país la falta de apoyo hace que cada vez menos personas lo consideren una actividad viable a la que dedicarse.
 
La ganadería ecológica, sistema sostenible de producción bovina que tiene como fin producir alimentos de calidad diferenciada para la población, obtenidos de semovientes que gozan de un alto grado de bienestar, cada vez disminuye más en Colombia.
 
Así lo informó un estudio realizado Helga Willer y Lukas Kilcher, dos expertos en la materia, publicado por el Instituto Suizo de Investigación en Agricultura Orgánica y la Federación Internacional de Movimientos de Agricultura Orgánica con sede en Alemania, en donde se explica que aunque en América Latina 280 mil productores cultivaron 8,6 millones de hectáreas de tierra de manera orgánica en 2009, en Colombia esta cifra es apenas del 1% y 2% de la producción nacional, es decir, 50 mil hectáreas. (Lea: Cambiar el 'chip' hacia la ganadería ecológica, mensaje del congreso)
 
Los principales países por hectáreas fueron Argentina, con 4,4 millones; Brasil, con 1,8 millones; y Uruguay, con 930 mil; mientras que la proporción más alta de tierras agrícolas ecológicas se reportó en las Islas Falkland/Malvinas, con un 35,7 %; República Dominicana, con un 8,3 %; y Uruguay, con 6,3 %”, señala el informe.
 
Pero entonces, ¿qué hace falta para que en Colombia esta práctica, que hace un uso racional de los recursos naturales del campo y que contribuye a mejorar la fertilidad natural del suelo sea más usada por los ganaderos?
 
Michael Rúa Franco, presidente de la Asociación Colombiana de Ganaderos Ecológicos, Bioganaderos, le explicó a CONtexto Ganadero que aunque en el país se está comenzando a desarrollar un trabajo alrededor del tema, es necesaria la unión de todas las entidades del sector bovino. (Lea: “La ganadería ecológica no vive de ilusiones”: Bioganaderos)
 
En Colombia la ganadería ecológica está apenas en un despertar. Bioganaderos marca el liderazgo en este ámbito y es quien está logrando que se le ponga más atención al tema, porque hasta el año pasado era desconocido y estaba limitado a solo 4 ganaderías certificadas en el país”, agregó Rúa Franco.
 
Asimismo, el presidente de Bioganaderos aseveró que en Colombia hace falta desarrollar una política definida, consistente, intencionada  y con respaldo en cuanto a programas que estén orientados hacia este tipo de actividades para mejorar y aumentar el desarrollo de la actividad orgánica o ecológica en el país.
 
En este momento, en el actual Gobierno que está terminando, no existe absolutamente ninguna línea de acción orientada hacia la producción orgánica. Todo apunta a seguir manejado el mismo modelo de producción agrícola y pecuaria que se ha implementado siempre. No hay ni siquiera una perspectiva de una propuesta de tecnología que apoye o respalde el fomento, la promoción y la extensión de lo que tiene que ver hacia el campo”, culminó Michael Rúa Franco.
 
Para Tomás León Sicard, docente e  investigador del Instituto de Estudios Ambientales de la Universidad Nacional de Colombia, el país está perdiendo la discusión en materia de agricultura ecológica, comparado con otros países de Latinoamérica, pues se desconocen sus diversas posibilidades. (Lea: ¿Quién tiene la autoridad para otorgar la certificación ecológica biológica orgánica?)
 
Si en Colombia se decidiera impulsar la agricultura ecológica, varios de los conflictos que históricamente ha afrontado el sector encontrarían soluciones, en especial, el que presenta la agroecología como una posibilidad para la paz”, acotó León Sicard.
 
Así las cosas, es necesario un engranaje de todas las piezas, se requiere que el accionar del Estado y las entidades públicas y privadas esté orientado hacia metas puntuales que permitan que el número de personas que consideren viable este tipo de agricultura se incremente.