Aplique estas claves para establecer cortinas rompevientos en su predio

Por: 
CONtexto ganadero
21 de Febrero 2022
compartir
tipos de cortinas rompevientos, cortinas rompevientos pdf, arboles para cortinas rompevientos, cortinas rompevientos artificiales, objetivos de las cortinas rompevientos, beneficios de las cortinas rompevientos, tipos de arboles rompevientos, ganado bovino, ganadería bovina, carne, leche, ganaderos, ganaderos colombia, ganado, vacas, vacas Colombia, bovinos, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero, contextoganadero
Las cortinas o barreras rompevientos ayudan a contrarrestar la erosión eólica, pero deben seguirse algunas recomendaciones para hacer más eficaz este arreglo. Foto: infopastosyforrajes.com

Las cortinas rompevientos son hileras de árboles o arbustos de diferentes alturas que, como su nombre lo indica, forman una barrera que protege del viento. Aquí le contamos por qué son importantes y qué debe tener en cuenta a la hora de implementarlas en su predio.

 

Como explicó un documento del portal Biopasos, la práctica de instalar cortinas rompevientos se usa en áreas agrícolas, pastizales, áreas desprovistas de vegetación y en zonas urbanas para el control de la erosión eólica. Entre sus objetivos, enumeran los siguientes:

 

  1. Reducir la velocidad del viento en parcelas con fines agropecuarios.
  2. Reducir el movimiento del suelo.
  3. Conservar la humedad.
  4. Reducir la acción mecánica del viento sobre cultivos, huertas, ganado y fauna silvestre.
  5. Regular las condiciones del microclima.
  6. Incrementar la belleza natural de un área.

 

Su beneficio principal es reducir la velocidad del viento. La FAO (1961) reporta que disminuye entre 60 a 80 % en la parte más cercana, y 20 % a medida que se aleja a distancias 20 veces la altura. (Lea: Así se pueden potencializar las funciones ecológicas de las cercas vivas)

 

“Al reducir la velocidad del viento y disminuir el volumen de suelo en movimiento, la cortina resulta eficaz en la reducción del potencial erosivo de las corrientes de aire, considerando que estos son los principales causantes de la erosión eólica”, añadió la publicación.

 

 

Especificaciones a la hora de establecer una cortina

 

Como indicó la publicación, al planear el establecimiento de cortinas se deben contemplar, además de donde se instalan, los efectos que pueden tener en caminos adyacentes, los edificios, los gastos indirectos y las bajas utilidades, y sobre el sistema de drenaje.

 

Se orientan generalmente de norte a sur o de oriente a occidente, paralela a los límites del terreno aunque puede haber ocasiones en que el arreglo circular es más efectivo. (Lea: Cercas vivas y la rotación evitan que la brisa seque los pastos ganaderos)

 

Dado que el establecimiento de estas barreras se hace con árboles y arbustos, hay que tener en cuenta que las plantas deben recibir el mismo cuidado que otras prácticas de conservación. En consecuencia, el productor debe proporcionarles una buena fertilización.

 

En primer lugar, la orientación, aunque obvia, es el aspecto esencial de este arreglo. Las cortinas deben orientarse perpendicularmente a la dirección predominante del viento. (Lea: El sauco en sistemas silvopastoriles mejora producción de leche y ganancia de peso)

 

El segundo factor es la forma, pues se deben hacer 4 a 10 hileras, utilizando árboles y arbustos con una distribución que permita una forma trapezoidal. El tercero es altura: entre más alta sea la cortina, mayor será el área protegida y mayor el espaciamiento entre cortinas.

 

Finalmente, hay que contemplar la densidad, buscando que el diseño tenga una densidad en la madurez del 50 % al 60 % de la que corresponde a una barrera sólida. De una a tres hileras de árboles o arbustos en la madurez proporcionan comúnmente la densidad deseada.

 

Debe ser lo más compacta posible, evitando espacios entre plantas que permitan infiltraciones de aire que formen corrientes turbulentas. La separación depende del desarrollo de las especies y de la porosidad que se desee. Las separaciones más usuales son de 1 a 2 m entre arbustos y de 2 a 3 m entre árboles.

 

 

Selección de las especies de árboles y arbustos

 

El documento ofreció las siguientes recomendaciones a la hora de elegir las especies que se emplearán en la instalación de las barreras rompevientos:

 

  1. Especies adaptadas a la zona, de acuerdo a características de suelo, clima, altura deseada, densidad, ancho de la corona, tendencia a ramificar, crecimiento, longevidad, presencia de plagas y enfermedades, valor estético y valor para la vida silvestre.
  2. Resistentes a la sequía: considere especies con sistemas radiculares vigoroso para un óptimo aprovechamiento de la humedad del suelo.
  3. De crecimiento rápido y morfológicamente uniforme con gran densidad de copas.
  4. Utilizar en las alineaciones exteriores de la cortina, especies no apetecibles por el ganado o espinosas que restrinjan el ramoneo.
  5. Que conserven parte del follaje todo el año.

 

Entre otras indicaciones, precisaron que se debe usar solo una especie por hilera, evitando alternar especies en una hilera debido a las variaciones de crecimiento. Se debe evitar el uso de especies de crecimiento denso o lento si otras especies nativas satisfacen los requerimientos.

 

En hileras múltiples se pueden utilizan varias especies en cada hilera para reducir al mínimo la pérdida de la cortina por enfermedad, incrementar la longevidad de la cortina, diversificación biológica y una mejor forma de crecimiento.

 

Para el número de hileras:

  1. Una sola hilera de árboles o arbustos funciona si se mantiene un buen soporte y una densidad moderada.
  2. Dos o más hileras pueden emplearse donde sea difícil mantener un soporte de árboles o arbustos debido al suelo u otros factores.
  3. Dos o más hileras pueden utilizarse cuando el propietario desee aumentar el nivel de protección, beneficios para la vida silvestre o embellecimiento del sitio como resultado del diseño de la hilera.

 

 

Espacios entre árboles, hileras y cortinas

 

Espacios entre los árboles: Árboles de copa ancha: En una sola hilera será de 3 a 4.5 m, en hileras múltiples de 3 a 6 m. Árboles y coníferas de copa pequeña o media: En una hilera de 2 a 4 m, en hileras múltiples de 1 a 4.5 m. Arbustos: dependiendo de la especie: de 1 a 2.5 m.

 

Espacios entre hileras: El espaciamiento mínimo entre hileras será de 2 m para una cortina con hileras gemelas de alta densidad. Pueden establecerse espaciamientos más amplios para facilitar el movimiento de maquinaria agrícola.

 

Espacios entre cortinas: El espaciamiento entre las cortinas, se basa en el nivel deseado de protección contra la erosión del viento, y se determina considerando la velocidad máxima del viento en el sitio, el grado de resistencia del suelo y el cultivo; la altura de la especie en la cortina y las características de uso del sitio.

 

A continuación un video del proyecto Ganadería Colombiana Sostenible de la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegán) explicando las cortinas rompevientos: