Así se deprime el sistema inmune de la vaca en el periodo de transición

Por: 
CONtexto ganadero
02 de Marzo 2021
compartir
Inmunodepresión en vacas periodo de transición, periparto, parto, posparto, Inmunosupresión, inmunodepresión, Inmunosupresión inmunodepresión en bovinos, Inmunosupresión inmunodepresión definición, Inmunosupresión inmunodepresión ganadería, Inmunosupresión inmunodepresión Colombia, ganaderos, ganaderos colombia, ganado, bovinos, ganado bovino, Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero, contextoganadero
Hay que prestar especial atención al sistema inmune de las vacas antes y después del parto. Foto: Captura de pantalla del video https://www.youtube.com/watch?v=6pFyIYuyKOw del canal de youtube TvGan Colombia

Como lo explicaron los autores del artículo “Periodo de transición: Importancia en la salud y bienestar de vacas lecheras”, la depresión del sistema inmune es uno de los problemas más críticos que debe afrontar la vaca durante esta transición, por lo cual tiene más riesgo de contraer enfermedades.

 

Los médicos veterinarios Sepúlveda, Wittwer y Meléndez explicaron que el periodo de transición (PT) corresponde al período comprendido entre las semanas 3 preparto y 3 posparto en que se adecúa la vaca gestante a una condición de producción de leche.

 

Los expertos insistieron en la atención que deben prestar los ganaderos y profesionales para minimizar los efectos que pueda tener sobre su salud, dado que la inmunosupresión puede ocasionar el desarrollo de enfermedades infecciosas al inicio de la lactancia.

 

Informaron que la disminución de las defensas de la vaca se produce habitualmente a partir del período de transición preparto, alcanzando su máximo durante la transición posparto. (Lea: ¿En qué consiste la inmunodepresión o inmunosupresión en bovinos?)

 

Esto como consecuencia de la pérdida en la capacidad de homeostasis de las vacas, asociada al fuerte estrés metabólico de los cambios fisiológicos, metabólicos, hormonales y nutricionales, además de los cambios de manejo que se ve enfrentada la vaca en este período.

 

El resultado: la elevada incidencia de patologías en el periparto, pues entre el 60 y 80 % de las patologías infecciosas que pueden afectar a una vaca lechera ocurren durante el preparto y las primeras semanas postparto (mastitis, metritis, retención de placenta).

 

La inmunodepresión durante el periparto es un fenómeno multifactorial asociado con los cambios endocrinos en el organismo del animal y con la reducción en el consumo de nutrientes esenciales. (Lea: ¿En qué consiste la inmunodepresión en las vacas?)

 

Asimismo, la actividad de los neutrófilos y linfocitos disminuye hasta un 50 % posterior al parto, coincidiendo con un menor consumo de materia seca y compuestos antioxidantes. Los neutrófilos son importantes como mecanismo de defensa del útero y la glándula mamaria.

 

Por otro lado, elementos como el selenio y compuestos como la vitamina E son antioxidantes de las membranas celulares que mejoran la eficiencia de los neutrófilos al protegerlos de daños oxidativos durante la degradación de las bacterias fagocitadas.

 

En muchas especies existe una estrecha relación entre el sistema inmune y el endocrino, de modo que durante períodos de estrés o ante accidentes que producen heridas, algunos neuropéptidos y hormonas neuroendocrinas funcionan como inmunomoduladores.

 

A su vez, los incrementos de estrógenos y glucocorticoides en el periparto causarían efectos negativos y estarían implicados en la inmunosupresión durante el PT. (Lea: La importancia de la inmunidad y minerales durante procesos preparto y parto)

 

Por otra parte, la presencia de factores cetogénicos (que producen cetosis) en la sangre también disminuyen la función de los leucocitos, contribuyendo a la incidencia de infecciones en vacas con cetosis, en tanto que la baja concentración plasmática de calcio debido a la hipocalcemia reduce la función inmunitaria de los leucocitos.

 

Por su parte, el portal Espacio Inmunidad explicó que el cortisol, la denominada “hormona del estrés”, se eleva en el parto, lo cual tiene un efecto negativo sobre la actividad de los neutrófilos, el principal tipo de leucocitos implicado en la lucha contra los agentes invasores.

 

Además, se presenta el balance energético negativo (BEN), debido a que los niveles elevados de cuerpos cetónicos tienen un efecto negativo sobre la actividad y la migración de los leucocitos.

 

Finalmente, como indicamos más arriba, las vacas sufren hipocalcemia y presentan un riesgo mayor de sufrir metritis puerperal (tóxica). El calcio es de vital importancia para la activación de las células inmunitarias frente a una infección e interviene en la fagocitosis y el estallido oxidativo.

 

Para prevenir la inmunosupresión, algunas estrategias incluyen disminuir las causas de estrés, estimular el consumo de materia seca, así como también reducir la incidencia de disturbios nutricionales y metabólicos.

 

Una táctica muy importante consiste en ajustar las formulaciones con la inclusión de vitaminas y minerales traza que participan como antioxidantes celulares y cofactores enzimáticos, estimulando al sistema inmune y disminuyendo el daño celular.