Bacterias solubilizadoras de fosfato mejorarían forrajes y pastos

Por: 
CONtexto ganadero
11 de Septiembre 2020
compartir
fósforo, bacterias, suelos, solubilizadoras, fertilizantes, fosfatos, salinidad, temperatura, Forrajes, pasturas, raigrás, trébol rojo, biomasa, Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero
El adecuado desempeño de las bacterias solubilizadoras de fosfato, está influenciado por factores tales como el pH, la salinidad y la temperatura. Foto: lanoticiasinfronteras.com

La mayoría de los suelos tropicales y subtropicales son deficientes en fósforo biodisponible, por lo que el empleo de bacterias promotoras del crecimiento vegetal, principalmente las solubilizadoras de fosfato, pueden reducir el uso de fertilizantes químicos.

 

Así lo reseña un artículo publicado en la revista CENIC Ciencias Biológicas, elaborado por Gloria Restrepo, Sandra Marulanda, Yeised de la Fe Pérez, Acela Díaz, Vera L D Baldani y Annia Hernández-Rodríguez, donde los autores señalan que el fósforo este no es un recurso renovable y las reservas mundiales se agotan rápidamente. Se estima que las reservas actuales disminuirán a la mitad entre los años 2040 y 2060, lo que, unido al hecho de que los precios de los fertilizantes fosfóricos se incrementan constantemente, hace necesaria la búsqueda de estrategias sostenibles de fertilización.

 

Muchos microorganismos del suelo tienen la capacidad de transformar el fósforo insoluble en formas asimilables para las plantas, con lo que contribuye a su disponibilidad en el suelo, entre ellos se destacan las bacterias solubilizadoras de fosfatos que constituyen una excelente alternativa para reducir la cantidad de fertilizantes aplicados a diferentes cultivos. (Lea: Hongos contribuyen a que las plantas absorban más nutrientes)

 

El adecuado desempeño de las bacterias solubilizadoras de fosfato, está influenciado por factores tales como el pH, la salinidad y la temperatura. En este contexto, es muy importante realizar una adecuada selección de las cepas de bacterias solubilizadoras de fosfatos para lograr productos eficientes cuando sean aplicados en campo.

 

La alternativa de fertilización biológica a base de dichas bacterias contribuye al mejoramiento y la nutrición de forrajes, y además al cuidado del medio ambiente en Nariño, según una nota de la agencia de noticias de la Universidad Nacional.

 

Las cepas de bacterias evaluadas mostraron buenos resultados en el aprovechamiento de fertilizantes fosfóricos, los cuales presentan problemas de solubilidad en el suelo haciendo que se utilice mayor cantidad de este abono químico.

 

Esta tecnología podría mejorar la eficiencia de fertilizantes de fosfato en los cultivos y pasturas, y a su vez le ayudaría a los agricultores a reducir hasta en un 25 % la dosis de productos químicos, según la investigadora Marilyn Tatiana Santos Torres, magíster en Ciencias y Microbiología del Instituto de Biotecnología (IBUN) de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), en la nota de la agencia de noticias. (Lea: Indagan la composición de la materia orgánica del suelo)

 

Con este estudio la magíster buscaba mejorar la fertilización fosfatada que se realiza en las praderas de Nariño, ya que allí predominan los suelos de origen de ceniza volcánica, los cuales tienen alta retención de fosfato, lo que ocasiona poca disponibilidad de fósforo en el suelo para los cultivos y plantas.

 

Ante esta situación, los agricultores suelen adicionar más fertilizante para crear una respuesta en la planta. Sin embargo, distintos estudios cuestionan esta práctica, pues debido a la misma reacción química del suelo, el fósforo que se aplica queda fijado en los coloides y partículas minerales del suelo, de manera que no es absorbido por la planta. De ahí que con la aplicación de las bacterias se aprovecharía mejor el fósforo, pues estas contribuirían a liberarlo.

 

Una de las etapas iniciales del proyecto consistió en evaluar 10 cepas bacterianas del banco de germoplasma de la Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria Agrosavia aplicadas en plantas de raigrás y trébol rojo (unas de las variedades vegetales más usadas en las pasturas de Nariño), bajo condiciones limitantes de fósforo disponible en el suelo en condiciones de invernadero.

 

De esta forma, se seleccionaron dos cepas bacterianas (identificadas molecularmente como Rhizobium sp. y Herbaspirillum sp.) que tuvieron un efecto positivo en la producción de biomasa forrajera. (Lea: Conozca la composición ideal de una sal mineral para bovinos)

 

Esta biomasa seca es el principal alimento del ganado, por lo que uno de los objetivos también era aumentar la calidad y cantidad de forraje para los animales.

 

Ambas cepas lograron solubilizar la roca fosfórica en condiciones in vitro, que es más usada para aplicación en campo, aunque su desventaja es que es muy insoluble, por lo se debe dejar en el suelo entre 2 y 3 años para que tenga algún efecto.

 

En un segundo ensayo experimental estas dos cepas se evaluaron en diferentes dosis de DAP (fertilizante químico soluble), con lo que se determinó su efecto en la reducción de dosis del fertilizante y en las cantidades de fósforo disponible en las diferentes fracciones del suelo presentes en compuestos orgánicos e inorgánicos.

 

Los resultados mostraron la capacidad de estas bacterias de producir enzimas que intervienen en el fósforo orgánico del suelo, además de disponer de los compuestos inorgánicos insolubles, ejerciendo mecanismos de solubilización del fosfato inorgánico y de mineralización del fosfato orgánico.

 

“Ambas cepas tienen un importante potencial biofertilizante, ya que proporcionaron mayor cantidad de fósforo disponible para el suelo, además de una mejor mineralización de este”, señala la investigadora. (Lea: Con biotecnología, Agrosavia busca mejorar la calidad del suelo)

 

De acuerdo con el trabajo de la revista científica, los suelos agrícolas contienen grandes cantidades de fosfatos insolubles que solo pueden convertirse en formas asimilables para las plantas mediante la acción microbiana. Las bacterias solubilizadoras de fosfato mejoran la disponibilidad de este nutriente en el suelo y desempeñan un papel fundamental en la nutrición de las plantas. Los géneros bacterianos con mayores potencialidades de uso son Pseudomonas y  Bacillus. Sus principales mecanismos de acción incluyen la producción de ácidos orgánicos, la quelación de los elementos responsables de la insolubilidad de los fosfatos presentes y asimilación directa de fosfatos insolubles, lo que está relacionado con la fuente de fósforo disponible. La elaboración de inoculantes a partir de estas bacterias permitiría reducir a largo plazo el uso de productos químicos en la agricultura, así como desarrollar estrategias agronómicas que preserven el medio ambiente.