Conozca qué hacer en casos de intoxicaciones y envenenamientos del bovino

Por: 
CONtexto ganadero
25 de Noviembre 2022
compartir
Animal intoxicado
Las intoxicaciones y envenenamientos en el ganado se presentan por diversas causas y por eso se deben identificar para realizar el tratamiento adecuado. Foto: Captura de pantalla

La intoxicación es un estado de salud de un ser vivo, en este caso los bovinos, que se encuentra bajo los efectos perjudiciales de una sustancia tóxica que puede producir efectos graves.

 

Bien sea por su consumo, inhalación o el simple contacto, una sustancia de alta toxicidad o de baja toxicidad pero en altas dosis puede convertirse en veneno y producir lesiones o enfermedades graves en los distintos sistemas de un ser vivo, lo cual se conoce como envenenamiento, explicó Ricardo Arenas, médico veterinario especialista, en un capítulo más del Manual Práctico Ganadero elaborado por la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegán).

 

Existen distintas causas de envenenamiento en los animales como plantas venenosas, consumo directo o por pasturas contaminadas de insecticidas o antiparasitarios, venenos para ratones o plagas, consumo excesivo de sal o sodio y no disponibilidad de agua, baños contra parásitos externos mal aplicados, altas dosis de medicamentos, consumo de aguas contaminadas, mordeduras de serpientes o picaduras de alacranes, entre otras.

 

El animal intoxicado puede presentar signos como agitación, convulsiones, edemas en diferentes partes del cuerpo, salivación excesiva, boca abierta y lengua colgante, diarrea, vómito, y, dificultad para respirar. (Lea: Por qué se produce la intoxicación por nitritos y nitratos y qué hacer)

 

Es importante averiguar la causa de la intoxicación para evitar que los demás animales se intoxiquen y aplicar tratamiento o antídoto de ser necesario.

 

La mordedura de serpientes es una situación muy común pero poco reportado en bovinos en pastoreo. Sus principales manifestaciones a nivel local son hemorragias en los sitios de la mordedura que normalmente son las patas, inflamación, edema y, en muchos casos, necrosis que es la muerte de tejido alrededor de la mordedura.

 

 

También puede ocurrir una mordedura sin veneno pero si lo tiene presentan a nivel sistémico general complicaciones cardiacas, hemodinámicas, o de circulación y neurotóxicas que se manifiestan con signos nerviosos diversos. La sintomatología depende del tipo de serpiente que haya causado la mordedura.

 

Cuando se detecta una mordedura es necesario comunicarse de inmediato con el médico veterinario e informar la situación para efectuar el tratamiento necesario con la antitoxina adecuada.

 

En las mordeduras defensivas suele haber una dosis menor de veneno, sin embargo la herida generalmente se infecta por lo que también requiere tratamiento antibiótico. En la herida puede generarse un absceso o la infección puede ascender por la pierna y, muchas veces, producir que la piel se desprenda. (Lea: Hallan solución de fácil aplicación para evitar intoxicación por nitratos)

 

En el caso de una vaca preñada, la fiebre puede provocar un aborto por lo que es importante iniciar un tratamiento con antibióticos y medicamentos para bajar la fiebre, de acuerdo con el criterio del médico veterinario.

 

Como primeros auxilios, en caso de intoxicación o envenenamiento se debe alejar de inmediato a los animales de la posible fuente de intoxicación, mantenerlos en reposo e informar al médico veterinario. En caso de tratarse de insecticidas o baños para parásitos externos se deben bañar los animales con abundante agua para remover el agente tóxico y suministrar suficiente agua limpia para beber e hidratar al animal.

 

En caso de intoxicación con venenos para roedores que incluyan un principio activo anticoagulante se debe aplicar vitamina K por vía intramuscular, de acuerdo con las recomendaciones del médico veterinario, repitiendo la dosis cada doce horas.