¿Cuál podría ser la relación entre la ghrelina y la reproducción bovina?

Por: 
CONtexto ganadero
07 de Febrero 2018
compartir
Hormona ghrelina en bovinos, ghrelina rumiantes, ghrelina vacas, comportamiento reproductivo de las vacas, hormonas reproducción bovina, hormonas reproducción vacas, tratamientos hormonales en bovinos, estimulación hormonal en bovinos, sincronización de celos, CONtexto ganadero, ganaderos Colombia, noticias ganaderas Colombia
La ghrelina aparece en altas concentraciones en el tracto gastrointestinal cuando el balance energético es negativo. Foto: sciencedaily.com
Este es el interrogante que se ha planteado el médico veterinario Alejandro Relling, cuya investigación se ha centrado en determinar la relación entre la hormona con el ciclo reproductivo de las reses y qué nutrientes contribuirían en este vínculo.
 
Relling, que también es PhD de la Universidad Estatal de Ohio (EE.UU.), habló para el portal Engormix sobre esta hormona que se encuentra presente en todos los animales. (Lea: 3 mitos que no debe creer sobre hormona de crecimiento bovino)
 
“La ghrelina fue descubierta hace muy poco, en lo que es ciencia, en el 99 en rata. Se juró que era la primera hormona o un liberador de hormona de crecimiento. Los estudios aumentaron y se continuaron con humanos, y es la única hormona secretada por el tracto gastrointestinal que aumenta apetito”, indicó.
 
Por su parte, el médico veterinario César Augusto Gómez Velásquez explicó que esta sustancia interviene en el metabolismo de todos los animales. (Lea: Los tratamientos hormonales no afectan la salud de los bovinos)
 
Es una hormona que se libera cuando los cúmulos de grasa son ideales en el animal, por lo cual está directamente relacionada con la grasa corporal. Aquellos que no la tienen, experimentan problemas en la síntesis de ghrelina, que media en la liberación de hormonas GnRH, FSH y LH para estimular los ovarios”, puntualizó.
 
Gómez Velásquez continuó señalando que en animales flacos, la concentración de ghrelina disminuye, por lo cual no entran en celo. En cambio, en una res extremadamente gorda, la concentración es tan alta que bloquea la reproducción.
 
En 2011, el investigador Fernando Heredia realizó su tesis de maestría en la Universidad Nacional sede Palmira, en la que evaluó los niveles séricos de la ghrelina, la hormona de crecimiento y la insulina en bovinos del trópico bajo.
 
Allí precisó que es un péptido de 28 aminoácidos, que se produce en el estómago y actúa en el hipotálamo como secretagogo de la hormona del crecimiento, aumentando además la motilidad del tubo digestivo. (Lea: 3 cuidados a tener en cuenta cuando se usan hormonas en vacas)
 
En su estudio, pudo observar que los promedios obtenidos para las 3 sustancias, si bien no tienen correlación estadística, sí mostraron diferencias significativas en las 3 razas evaluadas (Brahman, Holstein y Hartón del Valle), añadiendo que hay un efecto asociado al crecimiento. No obstante, evidenció que hay pocos estudios en Colombia y es necesario ahondar en el tema.
 
Por su parte, Gómez aclaró que no se trata de una hormona sintetizable que se pueda inyectar a los bovinos para mejorar la reproducción. Por este motivo, investigadores como Relling han tratado de observar cuáles nutrientes podrían estimular su producción.           
 
“La hipótesis nuestra es que esta hormona es la encargada de cerrar o de parar, de alguna forma, lo que es el ciclo reproductivo. Como dijimos que esta hormona se encuentra elevada en balances energéticos negativos, es lógico que todo lo que es reproducción se frene por subsistencia de la especie. Nosotros estamos tratando de demostrar si esta es la hormona que causa esto, si este es el vínculo o hay algún otro mecanismo”, declaró el argentino.