Cuidado animal, clave para evitar millonarias pérdidas

Por: 
CONtexto Ganadero
06 de Diciembre 2012
compartir
Colombia y Uruguay, países con un gremio ganadero importante y destacado en la región
Colombia y Uruguay son países con un gremio ganadero importante y destacado en la región. Foto: AFP
Colombia y Uruguay, países con un gremio ganadero importante y destacado en la región, han visto como la falta de políticas claras para el cuidado animal han generado que en los últimos años se pierdan miles de millones de dólares al año.
 
Actualmente la ganadería colombiana registra una tasa de natalidad promedio de 53%, es decir que por cada 100 hembras destinadas a la reproducción, 53 producen una cría cada año, luego, aproximadamente el 7% de estas crías mueren durante los primeros meses de vida a causa de diferentes entidades patológicas.
 
Según el Sistema de Información Técnica – SIT, administrado por FEDEGÁN FNG, el hato bovino colombiano está compuesto por 9.858.325 de hembras en edad reproductiva, de las cuales  5.224.912 producen una cría al año, registrando una pérdida económica por mortalidad en crías que alcanza los $128 mil millones, es decir, unos USD 70 millones por año.
 
Por su parte, Uruguay que el año pasado exportó carne bovina por US$1.330 millones, registró pérdidas por valor de US$1.271 millones, ocasionadas por una sub-utilización de los recursos sanitarios y reproductivos.
 
Expresado en términos prácticos, la ganadería uruguaya pierde una cifra casi similar a lo que exporta anualmente de carne vacuna, por falta de una buena sanidad y prevención en sus rodeos, lo que no permite aprovechar todo su potencial productivo y reproductivo, según advirtió la Cámara de Especialidades Veterinarias (CEV) en días pasados.
 
Se estima que en la ganadería colombiana se genera una mortalidad de animales adultos cercana al 2% por año, lo que representa en términos económicos, una pérdida de $370 mil millones, es decir, aproximadamente unos USD 203 millones al año.
 
En resumen, las pérdidas del país ganadero estimadas con base en el inventario bovino del año 2012, a causa de mortalidad en crías y adultos bovinos, sin incluir ingresos dejados de percibir por otras valoraciones, ascienden a la suma de $498 millones al año, lo que exige identificar factores de riesgos y causas, para controlarlas y mejorar los indicadores productivos y reproductivos de las empresas del sector a fin de disminuir los perjuicios económicos derivados de estas.
 
Las pérdidas en la ganadería uruguaya, que fueron cuantificadas por la Cámara de Especialidades Veterinarias (CEV) en US$ 1.271 millones, tienen su origen en diversas causas y que detalla de acuerdo al siguiente desglose. Bajo índice de preñez (US$723 millones); mortalidad hasta el destete (US$147 millones); abortos (US$82 millones); mortalidad perinatal (US$72 millones, a lo que se suma la mortalidad declarada de US$247 millones).
 
La cámara que reúne a los laboratorios fabricantes de productos de uso veterinario considera que es necesario realizar una sanidad "preventiva" o de "inversión" planificando cronológica y estratégicamente la prevención de las enfermedades más comunes en el país y de acuerdo a cada categoría, según el trabajo presentado en la reunión por el directivo de la institución, Daniel Saporiti.
 
Para Ismael Zúñiga, subgerente de Salud y Bienestar animal de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, “la implementación de la medicina preventiva soportada en el diagnóstico de laboratorio que permita identificar los problemas sanitarios antes de implementar esquemas y tratamientos, la evaluación del comportamiento del hato y la implementación de buenas practicas ganadera contribuyen a mejorar los niveles productivos y reproductivos del hato, siempre asociados con buenas prácticas de alimentación y de bienestar animal”.
 
Los expertos dieron su diagnóstico: se trata de trabajar en equipo, autoridades y productores para comenzar a pensar en la forma más eficiente de optimizar procesos y tener la prevención animal como el estandarte de la empresa ganadera.