Datos que usted debe saber sobre la raza Pardo Suizo

Por: 
CONtexto ganadero
02 de Enero 2020
compartir
raza Pardo Suizo, origen de la raza Pardo Suizo, desarrollo de la raza Pardo Suizo, Pardo Suizo lechero, Braunvieh, Asopardo
Es de resaltar que la concentración de anticuerpos en el calostro producido por la raza Pardo Suizo es de 8.6 gramos por cada 100 gramos. Foto: CONtexto ganadero.

Cuando hablamos del origen y desarrollo de la raza Pardo Suizo, una de las más antiguas del mundo (2000 años antes de Cristo); se puede decir que esta se desarrolló en los valles y laderas de Suiza central. Inicialmente fue una raza triple propósito:  Braunvieh original (OB) (leche, carne y trabajo).

 

Actualmente es importante hablar de sus dos modalidades: Pardo Suizo lechero y el Braunvieh (palabra alemana que traduce vaca Parda) raza pura. En América se utiliza esta palabra para nombrar el pardo de carne, sin descartar que hay vacas braunvieh con muy buenas producciones de leche.

 

Por las condiciones topográficas en las que se desarrolló la raza se marcan unas importantes características físicas que son evidentes en su rusticidad, reflejándose en una estructura ósea sólida, con patas fuertes y pezuñas resistentes. (Lea: Pardo Suizo y Braunvieh, razas especializadas en leche y carne)

 

El Pardo de leche (Pardo Suizo) y el Pardo de Carne (Braunvieh), comparten una serie de características similares como la piel fina, flexible, suave,  pelaje que varía de un tono pardo claro a oscuro, con zonas más claras alrededor del hocico y el interior de las orejas y una pigmentación oscura. 

 

Estas características físicas y  las productivas han hecho que la raza se haya expandido en gran parte de la superficie terrestre, además de su longevidad, capacidad corporal, gran habilidad materna y fertilidad, fácil manejo por su docilidad y mansedumbre, con gran aptitud para el pastoreo y grandes consumidoras de fibra, la  han catalogado como una de las mejores razas por ser resistente y adaptable a diferentes pisos térmicos, altitudes y climas.

 

Su  principal característica  productiva es la calidad de la leche, con un alto contenido de proteína, grasa y sólidos, además de un alto contenido de Kappa-Caseína, composición especial para  obtener un mayor rendimiento en la elaboración de derivados lácteos.

 

Es de resaltar la concentración de anticuerpos de 8.6 gramos por cada 100 gramos de calostro mientras que para otras razas solo alcanza los 5.6 gramos, cualidad que se refleja en una mayor sobrevivencia de sus crías. (Lea: Ganado pardo suizo, cada vez más presente en hatos del país)

 

El Braunvieh se diferencia del Pardo Suizo tipo leche, por poseer un cuello más corto, acentuada cobertura muscular, alto rendimiento en canal y carne de calidad, mayor marmoleo y menor grasa periférica.

 

Estas cualidades de la raza Pardo Suizo & Braunvieh, han sido de gran interés para usarse en cruzamientos, con razas cebuinas mejorando significativamente los índices productivos para los sistemas de producción de doble propósito, donde se explotan simultáneamente leche y carne en el trópico bajo colombiano; pero tal vez la cualidad más destacada es su capacidad de adaptación por su pigmentación oscura la cual es un atributo genético de la raza.

 

Cuando es cruzado con otras razas especializadas en leche como el Holstein resulta el Parhol, vaca que además de ser muy productora es resistente, longeva, con una excelente calidad de leche, bajo recuento de células somáticas, menos incidencia de mastitis y cojeras y con capacidad de adaptación a alturas de más de 3.000 msnm. (Lea: Las razas bovinas más eficientes para cruce)

 

Fuente: Asopardo.