Descubra el protocolo de tratamiento del parto de una vaca

Por: 
CONtexto ganadero
14 de Diciembre 2015
compartir
parto vaca
El protocolo se establece para atender partos complicados. Foto: www.perulactea.com
La atención tradicional del parto de una vaca se limita a la observación de nacimiento del ternero. Los avances en manejo animal aluden a la creación de un protocolo de atención para que la madre y la cría no sufran lesiones y se garantice su sanidad.
 
De acuerdo con Yanina Pedevilla, médica veterinaria argentina, la asistencia del parto de la vaca es uno de los puntos clave a tener en cuenta en las ganaderías de lechería especializada.
 
Recomendó por ello la creación de un protocolo de tratamiento del parto que, además de las consideraciones de higiene y salubridad disponibles en una sala de parto, se dirigen a la forma cómo se abordará a la res. (Lea: Semen sexado, idealen novillas 'vírgenes')
 
Pedevilla dijo que no hay afán por atender una vaca. Ella sola se encarga de hacer su labor de parto. Sin embargo, la atención estará puesta 100 % en la res con una lista de acciones a realizar llegado el caso sean necesarias.
 
La evaluación del cuello uterino, la aplicación de medicamentos,  la verificación de la posición del animal y si viene solo o se trata de un caso de mellizos se incorporan en el protocolo de parto.
 
Solo se acudirá a usar drogas si la res las requiere o a forzar la salida de la cría si su posición no es la adecuada y no se pudo ubicar mejor con ayuda del veterinario.
 
Mauricio Mendoza, profesional de Gestión Productiva y Salud Animal del FNG, administrado por Fedegán, anotó que sigue la escuela de tener a la mano las herramientas necesarias para atender un parto, mas cuando podría complicarse. (Lea: 5 estrategias que llevan al éxito en la crianza de terneras)
 
Hechos que complican un parto
 
Un parto se dificulta si el proceso nutricional del animal fue deficiente en el preparto. Juan David Morales, profesional de Gestión Productiva y Salud Animal del FNG, indicó que 3 semanas antes de este inician cambios metabólicos en la res y si no recibe alimento de calidad para proteger su vida y alimentar al feto se corren riesgos en el nacimiento del ternero.
 
Un descuido en la vacunación contra enfermedades reproductivas, entre esas la diarrea viral bovina, brucelosis y leptospira es otro hecho que generaría el uso de drogas o la intervención profesional en el parto. Es más se podría presentar un aborto o el nacimiento de una cría muerta.
 
Empleados del predio ganadero estarán enterados del protocolo del parto de una vaca por encontrarse las 24 del días con las reses.