En Colombia existen algo más de 200 razas bovinas

Por: 
CONtextoganadero
15 de Agosto 2017
compartir
bovinos,aves,mamiferos,cerdos,variedad de razas,fao,pavos,abejas,CONtextoganadero
El libro auspiciado por la Universidad del Sucre, menciona los aspectos biológicos de cada especie animal y cuál es la función zootécnica. Foto: Universidad del Sucre.
Hay una gran variedad pero los ganaderos no las muestran, no las mencionan, ni las resaltan.
 
“En el mundo bovino se trabaja generalmente con tres razas: Brahman, Holstein y Pardo Suizo. Sin embargo existen algo así como 200 más que podrían tener, incluso en Colombia, mejor asiento y ser más adecuadas en cada región geográfica”.
 
Así lo aseguró Luz Mercedes Botero, en su reciente libro Introducción a la Zootecnia.
 
“En Colombia hay razas bovinas que uno no se imagina”, precisó. (Lea: Así se trabaja para promover la conservación de razas criollas)
 
Cuando fue jurado de la ganadería por Fedegán encontró muchas y diversas razas. “No es que no las hayan. No las mencionan. No las resaltan”, indicó.
 
Opinó que se le ha enseñado a las nuevas generaciones de la veterinaria y de la zootecnia que la raza mejor es que usen Brahman dentro de los bos indicus y Holstein dentro de los bos tauros.
 
La simplicidad es muy grande cuando hay infinitas posibilidades para que el mundo vuelque su mirada ante los problemas sanitarios.
 
El desafío es que el mundo pecuario incremente su uso de razas. Es una premisa que tiene incluso la FAO.
 
“Colombia es mega diversa y tiene posibilidades con otras razas y otras regiones”, expresó Botero.
 
Menos del 1 %
 
Dentro de las especies domésticas hay 6.500 razas, pero solo se trabaja con tres especies y dentro de las especies con menos del 1 % de las razas.
 
“De todas ellas, solo 40 se han domesticado y los vacunos, ovinos, búfalos, caballos, cerdos, las cabras y aves de corral proporcionan el 90 % de la producción mundial de ganado”, opinó Botero. (Lea: Destacan desarrollo de la genética bovina colombiana)
 
Las demás especies -dromedarios, los camellos, las llamas, las alpacas, los renos, yak, los bovinos de Bali y los gáyales- están en regiones muy específicas del mundo.
 
"Introducción a la zootecnia es una alternativa para ampliar ese horizonte genético, que no sea solo trabajar vacunos, cerdos y gallinas”, dijo su autora Luz Mercedes Botero.
 
El texto guía al lector en el estudio de los recursos genéticos de ganado con mayor relevancia en la producción actual.
 
Resalta la importancia de los recursos genéticos no convencionales que están subutilizados o que son poco conocidos, pero que constituyen unas grandes posibilidades para aumentar la riqueza genética animal, la conservación del medio ambiente y la soberanía alimentaria.
 
Clases de ganado
 
En la publicación, auspiciada por la Universidad del Sucre, da una mirada sobre los aspectos biológicos de cada especie y cuál es la función zootécnica.
 
Muestra las posibilidades que presentan tantas especies domésticas que hay en el mundo, que hay incluso en Colombia, pero que los productores se han enfilado por el modelo de revolución verde a solo tres especies, bovinos, cerdos y gallinas.
 
El esquema que denominó  ʻruta de coloresʼ suministra información sobre los mamíferos herbívoros y omnívoros.
 
Igualmente sobre las siete especies de aves domésticas y también el descubrimiento de la especie más organizada y trabajadora del mundo, la abeja melífera.
 
Gran variedad
 
Para la autora gran parte de los problemas sanitarios se presentan actualmente en el mundo por la poca variabilidad genética de los individuos.
 
“El mundo pecuario debe extender su mirada hacia otras especies, dentro de las mismas especies hacia otras razas para que no se tengan problemas sanitarios, Colombia enfrenta uno por muchas otras circunstancias”, señaló Botero.
 
Expresó que hay poblaciones enteras de una sola línea en aves y que en bovinos se observa que el mundo está dominado por tres razas, igual en cerdos.
 
“Ampliemos el horizonte. Veamos otras posibilidades. De todas maneras tenemos que seguir manejando unas razas que son de mayor productividad y unos sistemas intensivos que cubren unas necesidades sobre todo de la población urbana”, añadió.
 
Según ella, hay otras especies y hay otras razas dentro de las especies, que podrían contribuir con la seguridad alimentaria en los sectores rurales. (Lea: ¿Qué tipo de raza bovina debería tener de acuerdo al piso térmico?)
 
Abre el espectro
 
En su libro 'Introducción a la Zootecnia', abre el espectro y menciona a los vacunos, los búfalos, la oveja y la cabra. También la oveja de pelo y la de lana.
 
Menciona el cui, el conejo, el caballo y los camélidos. “Hago un reconocimiento a los camélidos no porque nos vamos a poner a producirlos aunque hay unas partes en América Latina que lo podrían hacer, pero es como un tributo a que esos animales estaban domesticados en la época prehispánica”, sostuvo Botero.
 
Igualmente a las aves como el gallo, el pavo y el guajalote. Afirmó que el pavo es la segunda especie de aves más consumida en el mundo.
 
Además, al pato, el ganso, la cordonis, pintada y las abejas.
 
Agregó que no se ha resuelto como ser competitivo en una economía de escala. Si un productor utiliza razas de menor rendimiento biológico, debe tener algún apoyo porque tendría que competir con otras de mayor rendimiento biológico.
 
“Tendría que tener subsidios del Estado, o subsidios de los mismos consumidores para que haya más biodiversidad”, argumentó.