Expertos le dan el visto bueno al consumo de carne bovina

Por: 
CONtexto ganadero
14 de Mayo 2021
compartir
ganaderia, ganaderia colombia, ganaderia colombiana, contexto ganadero, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, consumo de carne, ganadeeria colombiana sostenible, carne, sistema silvopastoril, ganaderos, ganaderos colombia
El futuro y la estabilizadad del consumo y comercialización de la carne depende de quienes trabajan con ella. Foto: pxhere.com - TvAgro

El consumo de carne por parte de los humanos ha sido un tema que se ha vuelto controversial durante los últimos años, pues los contradictores lo asocian a enfermedades, impacto de su producción en el medio ambiente y otros mitos. Expertos consultados, y los mismos que crearon el mito, señalan que esto no es como lo pintan.

 

A diferencia de otras proteínas provenientes de animales, la ingesta y comercialización de carne bovina se ha visto afectada porque han salido muchos estudios relacionando a las complicaciones que esta puede producir en la salud humana, así como los aportes que la cría y sacrificio de los bovinos genera en el cambio climático.

 

Ante esta discusión mundial, en CONtexto ganadero le explicamos en qué radica la controversia de este tema y cuáles son las posiciones de los diferentes partes desde el punto de vista colombiano. 

 

Investigaciones

 

Para 2006 la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura, FAO, divulgó un informe en el cual se afirmaba que la ganadería producía el 18 % de los gases de efecto invernadero en todo el planeta, es decir, que el ganado hacía más daño en el clima que otro tipo de actividades como el transporte.

 

Ante esta afirmación, la atención internacional se volcó a la actividad ganadera bovina porque culparon a los productores de los problemas que están teniendo el mundo con el cambio climático y lo que según ellos se debia hacer para contrarrestarlos.

 

Posteriormente esta información fue desmentida por el autor del informe, Henning Steinfeld, quien indicó que el error estaba en que los analistas de la FAO llevaron a cabo una evaluación integral del ciclo de vida para estudiar el impacto climático en la crianza del ganado, mientras que el análisis del transporte lo hicieron por medio de un método diferente.

 

Para este 2019, el tema volvió a ser viral porque el Panel Intergubernamental de Cambio Climático, IPCC, de las Naciones Unidas, divulgó un informe en el cual se afirmó que el consumo de carne bovina y productos lácteos está afectando la crisis climática por la que está atravesando el planeta. (Lea: Investigación concluyó que consumo de carnes rojas no es perjudicial)

 

Pete Smith, científico de la Universidad de Aberdeen en Escocia, uno de los autores del informe, precisó para la BBC News, “no le estamos diciendo a la gente que deje de comer carne. En algunos sitios no tienen otra opción. Pero es obvio que en Occidente estamos comiendo demasiada carne”. .

 

En este mismo reporte, autores manifestaron que no tienen nada en contra de las proteínas de origen animal, siempre que sea producida por sistemas sostenibles y de bajas emisiones de dióxido de carbono.

 

Nutrición

 

Además de las afectaciones en el clima, a la carne la han relacionado con problemas para la salud tanto para adultos como para niños, pues algunas personas consideran que el consumo de esta proteína va ligada al cáncer colorrectal.

 

Loana Duque, especialista en nutrición y bienestar y asesora en cambio clima de hábitos alimenticios, aseguró que el consumo de carne de res no es nocivo para la salud, siempre y cuando se incluya en una dieta balanceada.

 

La premisa que tenemos que conservar siempre es que nuestra alimentación tiene que ser balanceada, variada y rotativa. Una alimentación monótona hace que nuestra salud no pueda aprovechar el beneficio que tiene la diversidad de los alimentos que existen en la naturaleza”, dijo Duque.

 

La especialista argumentó que la base de una dieta balanceada es la variedad y rotación, de tal forma que el organismo reciba todos los aminoácidos que provienen de la carne, por lo cual es importante que no se reemplace a esta proteína, sino que se mezcle con otros colores y sabores en el plato. (Lea: Carne de res, fuente vital para el crecimiento de los niños)

 

Para Remberto Burgos De La Espriella, médico neurocirujano, “las carnes son un complemento muy importante porque suministran proteínas de alto valor biológico. El hierro, por ejemplo, es el carro que transporta oxígeno al cerebro. El fosforo es ideal para la integridad de las membranas de las células, así como la vitamina B12 que es tan necesaria para los procesos metabólicos del desarrollo y especialmente la mielinización”.

 

La opinión de Fedegán

 

Desde el punto de vista de las personas que trabajan el manejo de las tierra, estas incriminaciones para la carne y para la actividad ganadera están basadas en falsas literaturas que afectan a todo un gremio y a la sociedad en general.

 

Según Fedegán, “la ganadería colombiana se ha propuesto devolverle a la naturaleza 10 millones de hectáreas de tierra, y una de las estrategias para hacerlo es establecer 1 millón de hectáreas en sistemas silvopastoriles, de tal manera que la actividad se convierta en permanente capturador de carbono y amigable con el medio ambiente”.

 

Para lograr ese objetivo se hizo una alianza con el Banco Mundial, que busca una transformación sostenible de la ganadería nacional, buscando como meta en el año 2020 establecer 100 mil hectáreas en sistemas silvopastoriles, devolver a la naturaleza al menos 700 mil hectáreas y dar un fuerte impulso para lograg unas exportaciones de carne por valor de 500 millones de dólares en ese año.

 

José Félix Lafaurie Rivera, presidente ejecutivo de Fedegán, “en los Estados Unidos, donde se han hecho mediciones muy precisas, las emisiones de gases efecto invernadero no alcanzan al 2%. Por lo tanto, ¿cómo van a decir que tiene un mayor impacto al transporte aereo y terrestre? Evidentemente las vacas expulzan metano, pero la cantidad de carbono que alcanza a capturar cualquier tipo de desarrollo rural es muy superior a lo que eventualmente puede generar de metano”.

 

Este dirigente, afirmó que la ganaderia termina capturando mucho carbono tanto en la parte arborea, es decir en la parte superficial, como en las raíces.

 

Desde este punto de vista, para Lafaurie, en el mundo hacen falta politicias publicas que le permitan a aquellos que tienen tierras, usarla de manera eficiente para producir bienes agroalimentarios.

 

Ganaderos

 

Para los ganaderos, quienes son los directamente implicados e incimidados por su actividad economica, “sobre la ganadería se cierran amanezas muy grandes, la primera y más grande, es que la sociedad está mirandonos con ojos de prevención y uno siente como algunos movimientos avanzan hacia no permitir que la actividad siga desarrollándose”, expresó Victor Manuel Fajardo Becerra, presidente de la Federación de Ganaderos de Boyacá, Fabegán. (Lea: La satanización de la vaca)

 

Este dirigente reitera que los productores tienen la posibilidad de demostrar que eso no es así, por lo cual la sostenibilidad es la alternativa real que tienen los ganaderos para que las sociedades permitan seguir desarrollando la actividad ganadera.

 

El futuro

 

La discusión continua, por lo cual el futuro y la estabilizadad del consumo y comercialización de la carne depende de quienes trabajan con ella, pues para que esta no siga viendose con ojos de culpabilidad, se debe realizar una reducción de la utilización de la tierra, para así volverla más eficiente y sustentable con el medio ambiente.

 

Por ahora, falta esperar que los estudios e investigaciones sean más precisos y acorde a cada uno de los contaminantes que afectan la atmosfera, para que no se culpe solo a un eslabon de toda la cadena.

 

 

Fuente: BBC NewsCONtexto ganadero