Fedegán-FNG investiga y enseña sobre parcelas en trópico alto y bajo

Por: 
CONtexto Ganadero
30 de Mayo 2014
compartir
Parcelas demostrativas
Gracias a la investigación, los ganaderos conocieron mejor las clases de forrajes para sus predios. Foto: Fedegán.
Gracias al trabajo conjunto de Fedegán, el Sena y el Fondo Nacional del Ganado, los productores bovinos conocieron cuáles son las mejores pasturas para sus predios, dependiendo la zona del país en la que estén ubicados.
 
El establecimiento de parcelas demostrativas de gramíneas y leguminosas para trópico alto y bajo, fue un proyecto desarrollado por la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, y el Fondo Nacional del Ganado, FNG, gracias al convenio firmado con el Servicio Nacional de Aprendizaje, Sena.
 
El propósito del proyecto fue el de promover el empleo de prácticas apropiadas para el establecimiento óptimo de praderas con materiales de gramíneas y leguminosas mejoradas que previamente mostraron en pruebas preliminares adecuada adaptación, productividad y calidad nutritiva en cada zona del país. (Lea: Con 13 cartillas, Fedegán-FNG han instruido a los ganaderos del país)
 
Héctor Anzola, coordinador de Investigación y Desarrollo de Fedegán–FNG, manifestó que todas las sedes de los Centros de Servicios Tecnológicos Ganaderos a nivel nacional cuentan con parcelas demostrativas de gramíneas y leguminosas, las cuales sirven para los procesos de transferencia de tecnología y de adopción por parte de los ganaderos.
 
En qué consistió cada trabajo                                                                                  
 
Parcelas demostrativas en trópico alto
 
Fedegán-FNG y el Sena realizaron durante el segundo semestre del año 2010 y el primer trimestre del año 2011 esta investigación que tuvo como propósito promover el empleo de prácticas apropiadas para el establecimiento de este tipo de praderas en estas zonas del país.
 
Para el desarrollo del trabajo se efectuaron unas visitas de reconocimiento de las fincas seleccionadas en los departamentos de Antioquia, Boyacá, Cundinamarca, Nariño y Santander del Sur”, explica Alberto Mila Prieto, autor de la cartilla de Fedegán en donde están plasmados todos los resultados de la investigación.
 
Con base en las condiciones de clima y calidad de los suelos, se eligieron las especies forrajeras más promisorias entre gramíneas y leguminosas que. De acuerdo a su potencial para cada finca, se establecieron a través de un protocolo de adecuación del terreno y de un proceso de siembra. (Lea: El éxito de las parcelas demostrativas)
 
Después de la siembra se adelantaron evaluaciones de la germinación, cobertura, composición botánica, número de plantas por metro cuadrado, altura, y la presencia de plagas, enfermedades y malezas; además, de la producción de forraje verde y materia seca como también un análisis de valor nutritivo de las especies establecidas”, añade Mila Prieto.
 
Los resultados obtenidos de esta investigación sirvieron como referencia para los ganaderos del trópico alto, para dejar con ella una documentación básica que permita a más personas concoer estrategias eficientes de establecimiento y renovación de praderas, que les permitan obtener una buena productividad y mantenimiento de sus pasturas que les asegure una adecuada rentabilidad en su empresa.
 
Parcelas demostrativas en trópico bajo
 
Para esta investigación, que se desarrolló en el año 2012, se efectuaron unas visitas de reconocimiento de los predios seleccionadas en los departamentos de Antioquia, Atlántico, Bolívar, Cauca, Magdalena, Risaralda, Tolima y Valle del Cauca. (Lea. Capacitación para ganaderos de Tuluá en parcelas demostrativas y forrajes)
 
Con base en las condiciones agroclimáticas y calidad de los suelos, se eligieron las especies forrajeras más promisorias entre gramíneas y leguminosas que, de acuerdo a su potencial para cada finca, se establecieron por medio de un protocolo de adecuación del terreno y de un proceso de siembra, e incluyeron muestreos y análisis de suelos”, acota Alberto Mila Prieto.
 
Después de la siembra se adelantaron evaluaciones de germinación, cobertura, composición botánica, altura y la presencia de plagas, enfermedades y malezas, además de la producción de forraje verde y materia seca, como también un análisis de valor nutritivo de las especies establecidas.
 
Para Fedegán-FNG y el Sena fue importante divulgar los resultados obtenidos dentro de este proyecto, como referencia para que a los ganaderos del trópico bajo les sirviera de documentación básica para implementar estrategias eficientes de establecimiento y renovación de praderas”, culmina Mila Prieto. (Lea: Buscan predios para implementar parcelas demostrativas)
 
De esta forma, los productores agropecuarios del país conocieron de primera mano cuáles parcelas se adecuaban mejor para su explotación ganadera y de qué forma podían alimentar a sus reses en cualquier época del año.