Ganadero, ¿conoce los pastos que siembra en su finca?

Por: 
CONtexto Ganadero
17 de Mayo 2017
compartir
pastos y ganado Colombia
La tecnificación de fincas pecuarias comienza por conocer las características de los pastos que come el ganado. Foto: www.huila.gov.co.
La siembra de pastos adecuados, según las condiciones del terreno, clima y ganadería, llevará a los productores a tener altos índices productivos en el negocio pecuario.
 
De acuerdo con Mario Noreña, experto en forrajes y pastos, la adecuada siembra comienza por elegir el material vegetal que se haya evaluado con anterioridad y luego se apostará por emplear los multicultivos para estabilizar praderas y protegerlas de plagas. (Lea: Ganaderos no deben sembrar pastos hasta marzo)
 
“Se pueden sembrar, por ejemplo, 2 gramíneas y una leguminosa”, recomendó el docente de la Universidad Nacional, sede Medellín. El consumo de diferentes clases de praderas contribuirá con la digestibilidad. Pero se debe tener cuidado a la hora de escoger las 2 clases de forrajes.
 
Nicolás Acuña Posada, ingeniero agrónomo, explicó que el suelo de las fincas se estudia para conocer sus cualidades minerales y de acidez.  Aquellos con un alto nivel de ácidos producen más aluminio y si el terreno es deficiente deberá buscar un pasto que se acondicione a esta característica.
 
Alex Fernando Gutiérrez, zootecnista y asesor en nutrición bovina, dijo que ningún pasto es mejor que otro si no se siembra y cosecha de forma adecuada. De ahí que el ganadero cultive un forraje que contenga todos los nutrientes que necesita una res para crecer y producir.
 
“Si no fertilizo bien cualquier variedad de pasto no servirá”, afirmó Gutiérrez. (Lea: Siga estos pasos para engordar novillos en Navidad)
 
Noreña agregó que luego del análisis de suelo y forrajes, se compran las especies, ya sea para siembra de planta o semilla sexual.  Esto también se evalúa de acuerdo al tipo de pradera y su Ph.
 
Por tradición, en suelos del trópico bajo se siembran más los forrajes humidícola, decumbens, brizantha. Y en trópico alto hay preferencia por el kikuyo, raigrás, azul orchoro, robles blanco y rojo, la alfalfa y lotus.