La emoción no puede actuar en el juzgamiento de ganado

Por: 
CONtexto Ganadero
02 de Febrero 2015
compartir
Juzgamiento de ganado
Rozo lleva 15 años evaluando las bondades del hato bovino de Colombia. Foto: CONtexto Ganadero.
Quienes evalúan las mejores especies durante las ferias ganaderas reconocen que su concepto no puede ser el esperado por el ganadero, debido a que todos creen que tienen el mejor ejemplar, razón por la que la cabeza fría y la templanza son fundamentales a la hora de elegir al animal más destacado.
 
Un protagonista de lujo que tienen las ferias ganaderas es el juez. Cada uno de ello se caracteriza por ser un gran observador que detalla todo el ejemplar y luego explica las razones por la que un bovino es mejor que otro. (Lea: Asocebú presenta su libro '65 años de historia de grandes campeones')
 
No obstante, puede parecer un trabajo monótono, pero para quien está dedicado a esta actividad, cada evento tiene su condimento especial, por lo que año tras año, además de sumar experiencia, tiene la oportunidad de ver la evolución y el crecimiento del sector ganadero en la zona del país en la que es juez.
 
Luis Fernando Rozo, juez del colegio de jueces y encargado de evaluar a los ejemplares simmental y simbrah, en el marco de Expo Malocas 2015 habló con CONtexto Ganadero y expuso la responsabilidad que tiene cuando sale a la pista a calificar los animales. (Lea: Cursos de juzgamiento: un espacio para aprender sobre el negocio)
 
“Por el tiempo que llevo que en este arte, que son cerca de 15 años, la trayectoria, la experiencia y la profesión son herramientas que me han brindado una serie de parámetros indispensables para realizar una evaluación fenotípica adecuada que permita escoger entre un grupo de animales al mejor de ellos”, argumentó Rozo.
 
Cada juez se toma su tiempo para evaluar a los ejemplares y luego procede a explicarle al público las razones por las
que uno es mejor que otro. Foto: CONtexto Ganadero.
 
El experto destacó el avance que viene registrando el país en materia genética animal, por lo que invitó a los ganaderos a que sigan involucrándose con el tema. “Si le ponen el alma a su actividad y le siguen apostando al mejoramiento de genes van a obtener especies destacadas en la parte reproductiva, productiva y comercial, lo que va a significar el éxito del negocio”, puntualizó. (Lea: Estos fueron los ganadores de la Exposición Nacional Ganadera)
 
Otro aspecto que destacó el juez es la responsabilidad, ya que año tras año observa aspectos nuevos, ejemplares que evolucionan, animales que dan el brinco definitivo, lo que lo llena de satisfacción. Con esto aumenta la responsabilidad de elegir el mejor semoviente sin cometer errores y por eso deja de lado la emoción.
 
“Este es un trabajo que no se puede influenciar por las emociones ni el folclorismo. Es necesario dar lo mejor de sí para emitir un concepto claro. Pero si uno como juez en el momento de juzgar ya no siente cosquilleo o nervios, no se está en nada”, concluyó. (Lea: "La Feria Nacional Cebú solo dejó resultados positivos": Asocebú)
 
No obstante, a pesar de su papel protagónico el show se lo llevan los animales porque son ellos los que concentran la atención del productor, público y lógico del juez.