La transformación, el camino para hacer rentable la lechería

Por: 
CONtexto ganadero
15 de Septiembre 2021
compartir
La Quinta Arte Lechero, Ganadería La Marisa, negocio, Producción, transformación, leche, lácteos, queso, vaca, Expoleche, Sugaberrio, consumidor, Simmental, jersey, Gyr, cruces, F1, Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero
A partir de la ganadería La Marisa, el empresario Roberto Cadena y su esposa montaron La Quinta Arte Lechero para así transformar el producto del primer negocio y mejorar la rentabilidad. Foto: Captura de pantalla del video youtube.com/watch?v=75s_QFiyugA&t=12398s del canal de youtube Sugaberrio

La Quinta Arte Lechero y Ganadería La Marisa son un mismo negocio en donde se involucra la producción y la transformación para hacer rentable la lechería.

 

Según Roberto Cadena Ortiz, gerente de estos dos emprendimientos, durante una charla en la Cuarta Expoleche, organizada por Sugaberrío, desde la primera vaca que ordeñaron decidieron que el negocio tenía que ser integral, es decir, hasta la producción de lácteos.

 

Siempre pensaron lo difícil que era producir un litro de leche, así como conseguir que un empleado se levante a las 3 de la mañana a ordeñar una vaca. El amor que lleva un litro de leche es algo indescriptible, el trabajo, el costo del capital, la genética y en general todo lo asociado a la actividad, sostuvo este empresario.

 

Por eso pensaron por qué no llevar ellos mismos la leche al consumidor final y de ahí que desde el primer día decidieron que iban a cuajar la leche y empezaron a hacerlo de una manera artesanal en la cocina de la finca. (Lea: Razones por las cuales la leche colombiana puede posicionarse en mercados externos)

 

La esposa del administrador hacía un queso fresco de una receta de la vereda y la primera libra que elaboraron se vendió bien y la gente quería más.

 

En la finca tienen dos razas de ganado puro el simmental que fue con el que empezaron y después el jersey, posteriormente efectuaron cruces buscando siempre mejorar la calidad de la leche, los sólidos, la grasa y la proteína y fue así como mezclaron el simmental con gyr y el jersey con gyr.

 

La finca está ubicada en Piedecuesta, Santander a 2.000 metros sobre el nivel del mar. Para el caso del simmental puro, en 2009 compraron cuatro terneras a la ganadería Boga en el Eje Cafetero.

 

Ha sido un trabajo fuerte de transferencia de embriones para crecer la ganadería y siempre encaminados a la leche, ubres y patas, sin perder la estructura y musculatura de estos animales. Se han utilizado toros alemanes y austriacos.

 

La alimentación es a base de silo de maíz que se produce en la misma finca y cuya siembra se realiza de manera tecnificada, todo mecanizado. “En estos momentos tenemos uno de los mejores ordeños de Colombia”. Se tienen 50 vacas simmental semiestabuladas con un promedio de 22 ,8 litros por vaca para el año 2020. Así mismo, se tienen lactancias registradas en Asosimmental superiores a 10.000 litros de leche en 305 días. (Lea: Quindío le apuesta al clúster ganadero y a la transformación y elaboración de quesos)

 

Además, han sido campeones en las pruebas de desempeño lechero de la Asociación por tres años consecutivos.

 

“Hemos hecho una ganadería simmental de mostrar, una raza muy lechera, con leche de muy buenos sólidos totales, grasa y proteína, con desempeño reproductivo excelente y comercialización de los machos a toda Colombia”, indicó.

 

En cuanto al jersey puro, están en Finlandia (Quindío) a 2.000 metros sobre el nivel del mar. Comenzó en 2015 con la compra de un pie de cría de alta selección genética a la ganadería Toscana, en Antioquia, con el propósito de seguir mejorando el tema de la calidad de leche. Han logrado hacer un núcleo genético jersey muy importante, tanto en la producción como en la pista.

 

Se trabaja con biotecnología reproductiva para multiplicar el hato que tiene una fuerte inclinación a la producción y se hace un trabajo fuerte en ubres y patas.

 

Se ordeñan 50 vacas en pastoreo 100 % con suplementación en el ordeño y un promedio en el hato de 15,9 litros en el 2020. Leche con alto contenido de sólidos totales, grasa y proteína. Alto desempeño genético en pista y comercialización de los machos puros a toda Colombia. (Lea: Consumo de quesos debe crecer en Colombia)

 

En cuanto a los cruces con gyr se hacen en Viterbo (Caldas) a 900 metros sobre el nivel del mar, es un proyecto nuevo y se proyecta ordeñar 120 vacas F1 de los cruces simgyr y jergyr, con alto desempeño en sólidos totales, grasa y proteína. El ordeño es 100 % a pastoreo con suplementación en el puesto de ordeño.

 

Respecto a la producción de quesos, desde hace un año adquirieron un analizador de leche en la finca y se hace un seguimiento vaca a vaca quincenalmente con análisis de leche (sólidos totales, grasa y proteína), igualmente en cuanto a la alimentación frente a la calidad de la leche y con base en los resultados se decide a qué vacas les hacen embriones porque se quiere seguir reproduciendo.

 

Con toda esta experiencia y siendo queseros artesanales que vendían todo lo que producían y con el fin de dar un paso adelante se fueron tecnificando en la elaboración y adquirieron el registro Invima.

 

Sin embargo con la llegada de la pandemia vinieron las dificultades porque inicialmente se bajaron las ventas pero entonces decidieron hacer domicilios y hacer uso de las redes sociales para la comercialización.

 

A partir de eso surge el proyecto de La Quinta Arte Lechero, agrandaron la planta y buscaron quién los pudiera asesorar en la elaboración de otros productos.

 

Siguen con productos lácteos artesanales de alta calidad; productos con historia y marca; llegando directamente al consumidor; lácteos de alto valor agregado; productos de alta rentabilidad por litro de leche; siempre utilizando solo la leche producida por la ganadería; y, lácteos como materia prima de productos con mayor valor agregado.