Los beneficios del sauco para ganaderías en clima frío

Por: 
CONtexto ganadero
23 de Enero 2020
compartir
Sauco, Sambucus nigra, Sauco ganadería, Tilo en predios ganaderos, sauco en sistemas silvopastoriles, sauco cercas vivas, sauco alimento para el ganado, sauco en Colombia, sauco ganadería Colombia, ventajas del sauco, beneficios sauco, sistemas silvopastoriles en clima frío, CONtexto ganadero, ganaderos Colombia, noticias ganaderas Colombia
El sauco se destaca por su resistencia a las heladas y su rápido rebrote, por lo que puede ser usado en un SSP en clima frío. Foto: wikipedia.org

También conocido como canillero, rayán o tilo, este árbol puede contribuir en gran medida a las fincas por su importancia ambiental y productiva, bien sea como forraje para los semovientes o como cerca viva, en conjunto con otras especies dentro de un sistema silvopastoril.

 

Según una investigación de Agrosavia, el sauco crece en altitudes que varían de 1.400 a 2.600 msnm y está distribuido en departamentos de la región Andina y en el Amazonas. Es tolerante a las heladas fuertes, poco exigente en suelos y crece bien en ambientes húmedos.

 

Tiene numerosas propiedades, desde la corteza hasta los frutos, utilizándose como analgésico, antioxidante, antiséptico, antiviral, astringente, bactericida, calmante y cicatrizante, entre otras. (Lea: Aproveche la acacia negra para instalar cercas vivas en clima frío)

 

Es un arbusto o árbol de tres a seis metros de altura, que en condiciones excepcionales puede alcanzar 12 metros. Sus hojas están entre los 4 y 16 cm de largo, y sus tallos son poco resistentes cuando están jóvenes, pero proporcionan una fuerte madera cuando son árboles viejos.

 

En fincas ganaderas, es una especie muy versátil por su rápido crecimiento, la fácil propagación y el rebrote acelerado después de las heladas. Se puede emplear en bancos de forraje, como fuente de alimento de forma directa o en ensilaje, así como en la delimitación de linderos.

 

Si se usa en sistemas silvopastoriles, se puede mezclar con diversas especies arbóreas y forrajeras, en arreglo con acacia y en praderas con mezcla de falsa poa y raigrás. También se ha usado con avena sativa. (Lea: Cómo llevar los silvopastoriles al trópico alto)

 

Respecto a la calidad nutricional, el sauco cosechado entre 50 y 90 días de rebrote registra un alto nivel de proteína cruda, de 18 % en sus hojas y de hasta 31 % en sus semillas. Además, su bajo contenido de FDN y su nivel aceptable de lignina facilitan el balance de dietas en trópico alto.

 

En este sentido, es ideal para incluirlo en la alimentación de animales lecheros en producción láctea o en crecimiento. Para ellos, se puede henificar el material o convertirlo en harina, obteniendo valores altos que garantizan el mantenimiento de la calidad nutricional.

 

Los proceso de conservación forrajera, como el ensilaje, optimizan el manejo del alimento que producen, permitiendo su corte y procesamiento para usarlo en periodos críticos de escasez de pasto en las praderas. (Lea: El arboloco, un árbol que protege los pastos de las heladas)  

 

Asimismo, son ideales para SSP, por sus características de precocidad, facilidad de propagación y comportamiento en finca durante los primeros 6 meses decrecimiento. Según el estudio de Agrosavia, el sauco constituye el recurso arbóreo con mayor potencial para el establecimiento de SSP en trópico alto.