Método Ayllu: la finca ganadera es una fábrica de comida

Por: 
CONtexto ganadero
13 de Mayo 2015
compartir
método Ayllu
Las fincas que fabrican la comida para sus rumiantes ahorran costos y producen más leche y mejor carne. Foto: CONtexto ganadero-Internet.
El método se basa en la siembra de comida para el hato bovino en la finca, con lo que se reducen costos de producción. Si bien no se producirán todos los alimentos requeridos por el animal, si gran parte de ellos lo que se traduce en autonomía y rentabilidad del negocio.
 
El sistema de producción agrícola convierte el predio en una fábrica de comida, al cosechar forrajes y pasturas de forma estratégica para que el hato consuma más y a la vez reciba todos los nutrientes necesarios para su desarrollo. (Lea: Aprenda a tener una fábrica de forrajes frescos)
 
Olmedo Quintero Morales, ingeniero agrónomo y zootecnista, habló en un artículo publicado en Prosegan sobre el método Ayllu y explicó en una imagen la forma de siembra de los forrajes.
 
 
Según el experto en pasturas, cada línea circular representa la siembra de arbustos de forma escalonada. “En otras palabras, la leguminosa, el proteico y el energético con el orden y aseo de modo que ninguno incide sobre el crecimiento del otro, y al momento del corte, se tome todo el conjunto y el animal se alimente de un pienso forrajero de primera y consistente en proteína, energía, minerales”.
 
Cuidados con el método Ayllu
 
El ganadero que desee implementar la siembra organizada de forrajes en su predio y convertirlo en fábrica de comida para sus rumiantes, debe considerar evitar la poda excesiva en los primeros días de siembra y cuidar el pastoreo directo y la fertilización.
 
Quintero Morales dijo que se pueden sembrar “innumerables cultivos”. En su finca, por ejemplo, eligió el matarratón y la flor amarilla, como fuentes de proteína; y los pastos indiana, camerún y king grass, como alimento energético. (Lea: Cree o consolide su empresa ganadera)
 
Entre los círculos podemos sembrar maní forrajero, o en el centro de estos, pero en este caso debemos guardarlo para los últimos círculos y evitaremos pastoreo por accidente”, recomendó.
 
Otro cuidado a considerar es la distancia que debe haber entre cada siembra de pastos. Se recomienda dejar mínimo 2 metros si se trata de los arbustos matarratón o flor amarilla. 
 
“Igualmente, debemos sembrar los cultivos en el mismo periodo para que el resultado sea el óptimo para que el animal obtenga los mejores nutrientes, porque no estaremos haciendo nada si unos están maduros y otros verdes”, manifestó el experto, quien añadió que el corte debe ser homogéneo. (Lea: Sin fertilización no hay forraje y sin pasto no hay producción de leche)
 
Para ello se usan los análisis de proteína y fibra cruda de 40-20-10-30 %
 
 
Es así como, precisó Quintero Morales, “tendremos una fórmula con 18.3 % de proteína y 5.62 % de fibra en cortes de 60 días de separación en cosechas”.
 
Más fábricas de comida
 
En Colombia no solo se concibe una finca ganadera como fábrica de comida con forrajes frescos. La elaboración de silo es otro método que toma fuerza y que se usa para abastecer de alimento a los rumiantes en épocas de verano cuando escasean las pasturas.
 
Jaime Maroso Pontiggia, dueño de la Hacienda JM La Victtoriana, ganadero y comercializador de silo en Córdoba, fabrica la comida para su hato bovino en la finca y le sobra para venderla a otros productores.
 
Marroso produce 12 mil toneladas de silo al año, en promedio. La cifra no se la propuso en un principio pero su esfuerzo y trabajo en la hacienda le han permitido tener alimento para los rumiantes, y de calidad, como señaló. 
 
“Hace 5 años sembramos silo como fuente de energía y caloría para el ganado. Y estoy pensando en sembrar soja; vamos a ver cómo nos va”, dijo el ganadero. (Lea: Fabricar y vender comida vacuna en su predio, negocio rentable)
 
La finca Agropecuaria Los Laureles de Santa Sofía, ubicada en el Magdalena medio santandereano, fabrica forrajes verdes de forma sencilla y práctica bajo invernadero.
 
Javier Guarín desarrolla este proyecto agropecuario para la ganadería intensiva, la cual quiso convertir en una empresa tecnificada, por lo que aceptó la asesoría profesional para empreder el viaje hacia el éxito.
"Ahora, soy propietario del negocio que soñé y que muchas veces construí para mis clientes. Estoy implementando un proyecto ganadero que aunque pequeño en áreas cultivadas, es importante para poner en práctica mi propia experiencia como consultor y asesor técnico en el montaje de ganaderías eficientes y sostenibles", compartió Guarín en la revista Agricultura de las Américas.
 
Ayllu es una comunidad familiar Inca que basa su estructura económica en el cultivo de la tierra para producir los alimentos de cada uno de sus integrantes. El método de producción de comida es usado por Quintero Morales, en Panamá.