Pastos de corte como estrategia para incrementar la carga animal

Por: 
CONtexto ganadero
21 de Junio 2022
compartir
Ganado comiendo pasto
El pasto de corte es práctico en fincas pequeñas donde se trabaje con estabulación porque permite aumentan la carga por hectárea. Foto: Fedegán FNG

El pasto de corte para alimentar el ganado en confinamiento o semi confinamiento sirve para aumentar las cargas por metro cuadrado y tener un negocio ganadero más rentable.

 

Según el portal zoovetesmipasion.com, emplear pastos de corte, implica realizar un uso intensivo del mismo, minimizando el desperdicio de forraje, ya que no se presenta el pisoteo, el gasto de energía durante el pastoreo se evita de alguna forma, se disminuye la selectividad por parte del animal que por lo general deja un residuo en los potreros.

 

Además, señala el artículo, hoy por hoy el uso intensivo no se debe relacionar solamente con el número de animales por hectárea de cultivo, con la inversión en maquinaria y con el gasto en mano de obra, sino más bien, considerarla como una herramienta para incrementar la producción de los animales que se dispongan con el menor costo, tomando en cuenta además, la disminución de los riesgos inherentes al clima y al mantenimiento de la capacidad productiva de los potreros y de los pastos para corte.

 

Por su parte, Antonio del Dago, de Hacienda La Verónica, indica que los pastos de corte que son el alimento en los sistemas de estabulación y semi estabulación permiten que los animales tengan una buena alimentación y adecuada producción. (Lea: Pastos de corte, una opción para tener alimento del ganado todo el año)

 

De esta manera se hace una multiplicación del espacio y del alimento para poder tener un negocio que sea más rentable, eficiente y que funcione de mejor manera.

 

Entre tanto, Ricardo Arenas, médico veterinario especialista, en un capítulo del Manual Práctico Ganadero elaborado por la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegán), señala que los cultivos forrajeros para corte y suministro en fresco o por medios de conservación para surtir en otras épocas son una excelente alternativa nutricional para los animales y reducen la variabilidad en la dieta que tanto afecta a los bovinos.

 

 

Pastos de corte para todos los pisos térmicos

 

Una de las ventajas que ve del Dago es que prácticamente existen pastos de corte para todos los pisos térmicos del país y es fácil encontrar para alturas comprendidas entre los cero hasta los 3.000 metros sobre el nivel del mar.

 

Es así como se consiguen pastos como el King grass, imperial, Camerún morado, maralfalfa, Cuba 22, entre otros, que son comunes para usar en estos proyectos, pero también hay otros que funcionan para sistemas de confinamiento o semi confinamiento.

 

De hecho en una nota del portal electriganadero.com se manifiesta que la caña de azúcar se ha utilizado mucho en el área de los pastos de corte. Contiene grandes cantidades de materia orgánica, energía y material fibroso, lo cual es muy beneficioso para los animales. Cuando se presentan tiempos de sequía puede ser una opción forrajera. (Lea: La ganadería y el cultivo de pasto de corte)

 

Otro de los pastos más utilizados es el pasto elefante y es uno de los de mayor superficie. Generalmente es utilizado porque es muy sencillo de establecer y tiene buena resistencia contra la maleza y la sequía.

 

Para del Dago es preciso asesorarse bien sobre cuáles son las mejores condiciones para escoger la variedad que más conviene según diferentes parámetros. Aunque se puede trabajar con un solo pasto es mejor hacerlo con varios para ofrecer una mejor palatabilidad al ganado.

 

El pasto de corte es capaz de producir mayor cantidad de biomasa por metro cuadrado se puede llegar a tener desde 8 hasta 30 kilos por metro cuadrado lo que se convierte en una gran cantidad de forraje de manera que una finca pequeña pueda ser más productiva.

 

Si se hace el cálculo del consumo diario por animal que en promedio está entre 10 y 20 % del peso vivo, según el manejo que se dé al cultivo, la cantidad de animales a tener en una hectárea alimentándose, dependiendo del peso y del tamaño podría ser de diez animales e incluso llegar a 40.

 

Además otra de las ventajas que se tiene cuando hay pasto de corte con ganado estabulado es que se puede aprovechar todo el recurso orgánico que los animales depositan en las pesebreras, todo ese estiércol es el abono que se puede utilizar para los pastos de corte. (Lea: Con pasto de corte y riego le hacen frente al verano en La Guajira)

 

Los tiempos de respuesta para realizar un nuevo corte puede oscilar entre 40 y 120 días, de tal manera que hay posibilidades de realizar hasta seis cortes en un año pero para ello es clave el manejo agronómico.

 

Igualmente es importante tener una buena semilla para sembrar y así lograr buenas cantidades de forraje. De esta manera se logra sostener el cultivo por varios años sin necesidad de hacer renovaciones o resiembras a corto plazo.