Plantean un manejo económico para tratar la mastitis en lecherías

Por: 
CONtexto ganadero
11 de Abril 2019
compartir
Manejo económico de la mastitis, mastitis en colombia, manejo de mastitis, vacuna contra mastitis, mastitis, Mastitis Hipra, Startvac, Hipra Colombia SAS, control de mastitis, cura mastitis, manejo sanitario mastitis, remedios para la mastitis, prevenir mastitis, corregir mastitis, CONtexto ganadero, ganaderos colombia, noticias ganaderas colombia
La propuesta consiste en implementar un plan sanitario con la vacuna para tener menos pérdidas económicas. Foto: medios UDG - hipra.com

Las diferentes variedades de esta enfermedad son uno de los problemas con mayor prevalencia en los hatos lecheros y que causa pérdidas económicas sustanciales. Durante muchos años se ha manejado desde el punto de vista sanitario, pero ahora hay nuevo enfoque para hacerle frente.

 

Antonio Souto Ferraz, gerente regional para Latinoamérica de la multinacional farmacéutica Hipra, propuso abordar la mastitis desde una perspectiva económica, dejando de lado los modelos propuestos en los años 80 para el control de la patología.

 

Hay varias propuestas para controlar la enfermedad desde el punto de vista sanitario, del plan de los 5 puntos del National Mastitis Council al plan de los 10 puntos de la Universidad de Ghent”, detalló el experto. (Lea: Vecol comercializa vacuna Startvac contra la mastitis bovina)

 

En cambio, la propuesta de la Hipra para manejar la mastitis en el hato, de cómo se comporta y cuáles son los factores que más inciden en su aparición en el ganado, se fundamenta en tomar datos para conocer la dinámica y limitar su presencia.

 

“Nuestra propuesta revolucionaria es el abordaje económico, pues los planes de control ya pasaron de moda, y hoy en día el ganadero es un empresario, entonces debe manejar cualquier factor de la granja, pero sobre todo la mastitis, desde el punto de vista económico”, añadió Souto.

 

Esta mirada hace referencia a las pérdidas en ingresos por culpa de la enfermedad, así como el costo de aplicar una herramienta contra mastitis y cuál es el retorno económico de la misma. (Lea: 8.000 vacunas Startvac contra mastitis bovina se aplicaron en 2015)

 

Como explicó el español, el productor está interesado en el pago que recibe por su leche, en el que intervienen unas variables difíciles de controlar, como la calidad o la cantidad que ofrece. Así pues, al ganadero solo le importa conocer el rendimiento de su unidad de producción.

 

“Hace 15 años, Hipra tomó la decisión estratégica de focalizar todos sus esfuerzos en herramientas de prevención biológicas. Es el primer laboratorio que lanzó una vacuna contra mastitis para el siglo XXI que se llama Starvac, y acaba de lanzar otra bastante revolucionaria contra Streptococcus uberis hace menos de un año en Milán”, comentó.

 

En esta medida, Souto sostuvo que la visión de Hipra para el futuro de la ganadería está en el plan sanitario con vacunas, especialmente por la percepción de los consumidores sobre el uso de químicos en ganadería. (Lea: Conozca los pasos para diagnosticar la mastitis subclínica en vacas)

 

El uso de antibióticos está obsoleto, el consumidor es reacio a los alimentos que ‘contienen antibióticos’, que en verdad no los contienen porque la producción de alimentos está supervisada enormemente. Pero cuando sale una noticia en Facebook sobre antibióticos en leche, las personas se asustan”, precisó.

 

Para el experto, el uso de antibióticos tiene otras consecuencias que son mucho más complicadas, como los altos costos y, más grave aún, la resistencia que están generando ciertos patógenos por un empleo excesivo. Por el contrario, las vacunas son menos costosas y más eficientes.

 

“Precisamente, en este 2019, la vacuna Starvac cumple 10 años en los mercados de todo el mundo. Es para 4 grupos de patógenos que causan mastitis: Staphylococcus aureus, Staphylococcus coagulasa-negativa, E. coli y coliformes”, detalló.

 

La vacuna Starvac fue probada en una finca colombiana para demostrar las ventajas del enfoque económico. Según los datos presentados por Souto, la producción pasó de 200 mil litros de leche en 2017 a 254 mil en 2018, mientras que el recuento de células somáticas en tanque bajó de 276 mil/ml a 180 mil. No obstante, el resultado más destacado fue el rendimiento anual, que pasó de $241 millones a $359 millones en un año.