¿Por qué es mejor establecer cercas vivas en las fincas ganaderas?

Por: 
CONtexto ganadero
28 de Junio 2022
compartir
Cercas vivas
Las cercas vivas traen grandes beneficios tanto para los animales como para los ganaderos por lo que es un buen negocio. Foto: agronegocios.uniandes.edu.co

Cada vez es más común que en las fincas ganaderas, e incluso las agrícolas, se prefiera las cercas vivas para hacer los encerramientos, gracias a los múltiples beneficios que ello trae.

 

Las cercas vivas están compuestas de árboles, son plantaciones lineales de una o varias especies que soportan el alambre de púa y conforman una barrera alrededor de los lotes.

 

Según la WWF, además de cumplir con su función de custodiar, este tipo de cercas representan grandes beneficios para los ecosistemas que las rodean, entre los que están de servir como corredores biológicos para algunas especies de aves, insectos, o mamíferos pequeños. 

 

Así mismo, contribuyen al bienestar del suelo, gracias a que sedimentan la tierra y conservan el agua; mantienen un microclima favorable para el finquero y sus animales gracias al oxigeno que producen.

 

Adicionalmente, reducen la presión sobre los bosques al ser fuente de madera y leña; y, ayudan en la reducción de emisiones, pues son sumideros naturales de gases contaminantes como CO2. (Lea: Conozca cómo debe ser el manejo de las cercas vivas)

 

Las cercas vivas también significan múltiples beneficios económicos para los propietarios de fincas ya que las hojas y frutos de algunos árboles pueden ser alimento para el ganado; su durabilidad es mayor; funcionan como barreras rompeviento que protegen los cultivos y los animales; y, son menos costosas, pues no requieren restauración periódica ni materiales de alto precio como concreto y alambres.

 

En tal sentido también Antonio del Dago, de Hacienda La Verónica, mostró algunos beneficios de las cercas vivas. Sostuvo que son una alternativa para evitar tener que realizar unas inversiones cada año o cada cierto tiempo para remplazar los postes y los alambres que se van gastando y dañando.

 

Todos los años se invierte dinero y tiempo en hacer cercas para que los animales pasten, manejando el uso y racionamiento del forraje y para hacer que este sea consumido en la cantidad necesaria para cada vacuno y que no se desperdicie.

 

Sin embargo, con el paso del tiempo esas cercas de van deteriorando y se debe remplazar los estacones por otros nuevos y poder así seguir rotando las pasturas de forma eficiente.

 

Cuando se va a establecer una cerca se debe conseguir la madera, la guadua o lo que se prefiera para sostener las cercas y en algunos casos hay que pagar la mano de obra para sacar ese material si no se tiene en la misma finca y al cabo de un tiempo este material termina pudriéndose. (Lea: ¿Conoce usted los beneficios ecológicos de las cercas vivas?)

 

Por eso una de las razones para preferir las cercas vivas es que no se tienen que remplazar los postes y en cambio la que se planta va a durar por mucho tiempo, de manera que es una inversión que se va a amortizar de manera eficiente.

 

Si además de las cercas se siembran especies arbustivas que se ajusten al piso térmico y que duren mucho tiempo, el ahorro en el trabajo y estacones será benéfico para el negocio ganadero.

 

Es por ello que cuando se hagan cercos por primera vez se deben incluir árboles que permitan establecer las cercas vivas ya que durarán por mucho tiempo y se tendrá un cerco mucho más resistente.

 

Una cerca viva no requiere de mayor mantenimiento ya que incluso se pueden clavar los alambres en ella por lo que el ahorro económico es grande

 

Si las cercas se caen por el deterioro de los materiales los bovinos se podrían salir del espacio dedicado a ellos y causar mayores daños yéndose a comer pasturas que aún no están listas para ser consumidas lo que va a generar problemas a la hora de manejar eficientemente la comida. (Lea: 5 factores por los que una ganadería debe usar cercas vivas)

 

De igual manera, tener cercas vivas es tener más alimento el cual a veces es escaso por las condiciones climáticas como son prolongados inviernos o veranos que afectan las pasturas.

 

Es un recurso para producir más comida en la misma área disponible y va a poder ser consumida por el ganado a voluntad logrando así una alimentación más completa.

 

En cuanto a las variedades a sembrar existen diferentes que pueden ser usadas dependiendo del piso térmico buscando siempre el más adecuado para las necesidades de la finca pero es mejor buscar especies que aporten a la nutrición del ganado por encima de árboles maderables. Una alimentación balanceada siempre hará que los animales sean más productivos.

 

Otra razón es que sirven para crear un microclima en el potrero donde esté cobijando al ganado del frío o del calor, una sombra que permitirá el bienestar animal, se puede preservar el agua y la sal a unas condiciones climatológicas adecuadas.

 

Igualmente un argumento a favor es que dependiendo de la especie se puede fijar nitrógeno en la parcela, con lo cual se podrá producir una pastura más eficiente y con una menor inversión en fertilización y obteniendo una mayor cantidad de forraje por metro cuadrado para alimentar al ganado.