Quemar pólvora, práctica que perjudica el bienestar animal

Por: 
CONtexto Ganadero
03 de Diciembre 2014
compartir
pólvora en el ganado
El uso de pólvora puede generar serios perjuicios en los bovinos. Foto: CONtexto Ganadero.
Aunque en varias regiones del país está prohibida, aún hay muchos colombianos que celebran la llegada del mes de diciembre con pólvora. Sin embargo, muchas personas que habitan en el sector rural desconocen los perjuicios que este tipo de explosiones tienen en los animales.
 
Llegó diciembre con su alegría. El mes más esperado del año por muchas personas ya da sus primeros pasos. Muchos colombianos recibieron los últimos 31 días de 2014 con pólvora. Aunque la práctica está prohibida en la gran mayoría de ciudades de Colombia, aún es frecuente ver escenas de menores quemados por cuenta de estos artefactos. (Lea: Los bovinos son animales muy sensibles)
 
Voladores, totes, volcanes y/o pitos, hacen parte del grueso de elementos que aún se pueden conseguir y que son usados a lo largo de este mes. No obstante, en el sector rural esta práctica, además de peligrosa, perjudica al ganado, generando hasta infartos en el peor de los casos.
 
Ariel Tarazona, zootecnista, magister en Ciencias Básicas Biomédicas, PhD en Ciencias Animales y docente del área de bienestar animal de la Universidad Nacional en Medellín, en diálogo con este medio, reseñó que si un bovino fuera sometido a este tipo de detonaciones diariamente seguramente se acostumbraría, pero como es algo que ocurre una vez al año, sus perjuicios son más notorios. (Lea: Vacas echadas, señal de confort o enfermedad)
 
“Todos los animales que son sensibles a ser depredados como vacas, cerdos y gallinas, son especies que tienen un sentido del oído agudo porque precisamente así evitan los depredadores, por ende, para ellos es muy incómodo y estresante este tipo de ruidos y explosiones”, acotó el experto.
 
Los perjuicios son graves, desde orinarse hasta un infarto, así son algunas de las reacciones que pueden tener los semovientes durante esta época decembrina.
 
“Las especies se asustan y como no tienen hacia donde huir, van a terminar estresadas. En los animales gestantes es posible que se presenten reabsorciones embrionarias e incluso abortos. Entonces, es una práctica cultural que perjudica el bienestar de los animales”, aseguró Tarazona. (Lea: Prácticas sencillas para aumentar la rentabilidad ganadera)
 
¿Hay tratamiento?
 
Aunque no se usa con ese fin, en Europa han trabajado con aceite de cítricos o esenciales de plantas como el romero, los cuales han revelado buenos resultados al ser mezclados con el concentrado, ya que el animal está más tranquilo y relajado.
 
“Aunque no se han usado para tranquilizarlos de las explosiones de la pólvora, posiblemente pueden brindarle calma a los rumiantes que están cercanos a lugares en donde eso ocurre, por lo que esos productos van a disminuir la sensibilidad que tienen ante estos eventos que son estresantes”, remató el docente de la Universidad Nacional. (Lea: Libertades del animal: factor indispensable en su bienestar)
 
La recomendación no es brindarle este tipo de tratamientos, sino no usar pólvora, no solo evita alterar a los animales, sino pensando en velar por la seguridad de los suyos.