¿Sabe usted cuáles son las afectaciones del estrés en la reproductividad?

Por: 
CONtexto ganadero
08 de Septiembre 2020
compartir
Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticiast ganaderas colombia, CONtexto ganadero, ganaderos, ganaderos colombia, estrés bovino, afectaciones estrés bovino, afectaciones reproductivas estrés bovino, reproductividad animal, reproductividad bovina
El experto expresa que una de las consecuencias del estrés es el bloqueo de la reproducción. Foto: panarmix.com

El estrés bovino es uno de los principales enemigos del ganadero, porque afecta la producción, reproducción y desarrollo de habilidades del animal. Conozca las afectaciones que puede generar en la reproductividad.

 

En la reciente charla organizada por TGVAN llamada ‘Cómo afecta el estrés la reproducción bovina’, un experto asegura que para la gestación de la vaca, hay muchos factores que influyen negativamente como el estrés. Todo esto, basándose en que el tiempo de preñez se alarga y empieza a generar pérdidas irrecuperables para el productor.

 

Así lo manifiesta Ricardo Mesa, médico veterinario, especialista en biotecnología de la reproducción y magíster en ciencias veterinarias y actual director científico de la división veterinaria de Tecnoquímicas, quien expresa que el estrés no solo afecta la reproducción sino la sanidad y la producción. (Lea: Los diferentes tipos de estrés que pueden presentar los bovinos)

 

El experto comienza indicando que para hablar del estrés, primero se debe explicar ciclo productivo y reproductivo de la vaca que “tiene 365 días, de los cuales 280 van en gestación, situación que no es negociable porque la hembra necesita este tiempo para la maduración del ternero. Ante esto, el productor debe preguntarse cuánto tiempo tiene para preñar una vaca y tener un ternero año”, detalla Mesa.

 

Todo esto, teniendo presente que no es fácil hacerlo porque hay muchos factores que afectan este aspecto. “Estamos hablando de 85 días de espera voluntaria, que coincide con el tiempo que requiere la vaca para recuperar su sistema reproductivo y la involución uterina”, menciona Mesa.

 

El otro aspecto importante es el tiempo o lo que necesita el sistema endocrino para volver a recuperar el sinergismo que se requiere, para así empezar a trabajarlo desde el punto de vista hormonal. Esa interacción es mucho más rápido de 50 días, por lo que durante ese periodo se pueden ver que las vacas entran sobre los 20 días y algunas menos o más tiempo.

 

Esto quiere decir que el sistema se reactiva, pero teniendo en cuenta que el útero requiere más tiempo para volver a quedar listo para la preñez.(Lea: Cambios fisiológicos en un bovino cuando se estresa)

 

En palabras de Mesa, “a partir de ese momento solo tendrían 35 para preñar las vacas, por lo que sumando estos dos periodos se puede ver que están afectados por varias cosas y entre esas el estrés, así como la alimentación, el manejo, retención de placenta y diversas causas que perjudican estos días”, añade.

 

Si este tiempo se afecta por el estrés, ya no se tendrán 365 días sino 460 días o más entre parto y parto, lo que genera muchas pérdidas para el productor, situación que nadie quiere que ocurra.

 

¿Cómo el estrés puede generar afectaciones en la parte productiva?

 

“La presencia o ausencia de estrés son indicadores potenciales del bienestar animal, por lo que cuando el bovino está sometido a esto llega al hipotálamo y se van a liberar una serie de hormonas como la CRH y la ACTH que son dirigidos a la corteza adrenal, lugar que se encuentra cerca al riñón y que posteriormente libera cortisol”, asegura Mesa.

 

Ese cortisol vuelve al hipotálamo, lo que ocasiona que se bloquee la GnRH, estando esta directamente relacionada con la LH y afectando la ovulación, es decir, que genera un bloqueo en la parte reproductiva del animal.

 

“Es importante destacar que el estrés depende mucho de los humanos. Por eso quiero hacer una reflexión y es que el estrés es una respuesta biológica de un animal cuando percibe una amenaza, es una forma de defenderse, por lo que cuando este persiste afecta la salud del animal”, asevera Mesa. (Lea: Cómo minimizar el estrés que sufre el ganado en el transporte)

 

Fases del estrés:

 

  1. Alarma simpática: Es algo breve y se presenta cuando el animal se asusta con un brinco o cualquier circunstancia.
  2. Resistencia: Esto es cuando el animal empieza a tener inconvenientes desde el punto de vista de salud y empieza a liberarse corticoides.
  3. Ruptura del estado de salud: “Una vez afecta la salud y entramos el proceso de diestrés que afecta el comportamiento del animal”, concluye Mesa.