¿Tiene usted un buen medidor de leche?

Por: 
CONtexto ganadero
29 de Julio 2021
compartir
automatización, procesos, lechería, productividad, rentabilidad, DeLaval, sector lácteo, mano de obra, pastos, producción de leche, ordeño, eficiencia, Bienestar Animal, calidad, medición, trópico bajo, trópico alto, alimento concentrado, pastoreo, costos, disponibilidad, suplementación, Forrajes, Silos, henos, dieta, Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero
La automatización de procesos en lechería contribuye a reducir costos y a que el negocio sea más rentable y competitivo. Foto: infoplc.net

Por medio de la automatización de procesos la industria láctea puede llegar a ser más sustentable, reducir costos y obtener mayor rentabilidad.

 

Así lo planteó el Vicepresidente Ejecutivo de Servicios Digitales para DeLaval, Jonas Hällman, quien manifestó que “en el sector lácteo, debemos considerar muchos aspectos, desde la escasez de mano de obra en las granjas lecheras y el aumento de la producción de leche, hasta mejorar la distribución de alimentos, limitar el desperdicio de los mismos y garantizar tanto el bienestar como la sustentabilidad del proceso en todo el mundo”.

 

Para ello, dijo, hay soluciones disponibles que pueden contribuir con un enfoque apropiado en la automatización por lo que se trabaja en estrecha colaboración con los ganaderos de todo el mundo para crear soluciones tecnológicas que den como resultado una "producción de leche de precisión”. (Lea: Los ejes de la ganadería del futuro: edición génica y la automatización)

 

Por medio de diferentes tecnologías se consigue mejorar las prácticas de producción de leche para así aumentar la eficiencia, mejorar el bienestar animal y la calidad de los productos lácteos, con lo cual se contribuye a hacer posible la producción sustentable de alimentos.

 

Como beneficio adicional, la tecnología de automatización mejora la calidad de vida de los productores de leche, reduciendo el trabajo pesado y las tareas tediosas, desde temprano en la mañana hasta tarde en la noche.

 

De acuerdo con lo expuesto por Darío Arango, Gerente de Bienes de Capital de DeLaval Colombia, la medición de leche es la herramienta más útil de la lechería y principalmente en el trópico bajo porque es la única forma de poder clasificar y proyectar los hatos con base a la producción, además es la única manera apropiada de cuadrar la dosis de concentrado de acuerdo a la necesidad particular de cada vaca.

 

Ahora entre mejor el tipo de medidor mayor va a ser el beneficio, ya que los medidores proporcionales tienen un margen de error grande que empeora con el tiempo y mal mantenimiento, y eso va a tener implicaciones en la dieta y en los controles diarios.

 

Teniendo un buen medidor de leche muchas de las siguientes automatizaciones pueden ser de más fácil implementación, y van a tener un resultado importante; dentro de ellas el retirado automático de pezoneras y este unido a través de un sistema de transporte de datos es fácil poder tener toda la información de la finca en un computador que vincule toda esta información a un sistema de manejo de hatos. (Lea: Más litros, más rápido: así se adapta el hato a los nuevos tiempos)

 

El resto de la implementación se ve con el suministro automático de concentrado. Este es un punto que tanto en la lechería especializada del trópico alto como en la del bajo, es de una importancia suprema ya que la ganadería de leche es dependiente del pastoreo, y es imposible tener siempre la misma calidad y cantidad de pasto.

 

“En el trópico bajo hemos visto cómo se facilita por costos y disponibilidad, la suplementación de forrajes toscos como silos, henos y otros subproductos que complementan la dieta, pero, con los actuales potenciales genéticos de los animales, si la suplementación del alimento no se hace de manera estratégica, va a ser muy difícil que las vaca expresen su potencial lechero, o aun peor, que por expresarlo se alteren los parámetros reproductivos de estos animales. Entonces el poder hacer tablas de alimentación estratégicas es la clave para ser eficientes”, afirmó.

 

Además, muchos aspectos de la producción de leche son intensivos en mano de obra, con muchas tareas repetitivas y estandarizadas. Este es un nicho ideal para la robótica y la automatización. Los ganaderos del futuro, en cambio, dedicarán su tiempo a tareas como el análisis de datos y la planificación de operaciones agrícolas desde sus computadoras y celulares y, por supuesto, tendrán más tiempo tanto para sus animales y otra serie de actividades.

 

Las granjas lecheras tendrán sensores integrados en todas las etapas de sus principales procesos de producción (alimentación, ordeño, gestión de aguas residuales) y en todos los equipos. En otras palabras, se trata de una “granja inteligente”, donde cada máquina o dispositivo de la granja se comunica.

 

El Internet de las Cosas es lo que reúne a todas estas tecnologías y le permite abordar el problema de manera sustentable. A través de sistemas habilitados para esta tecnología se puede poner una gran cantidad de datos a disposición del productor de leche. (Lea: Presentan moderno sistema de ordeño automatizado)

 

Para que los ganaderos obtengan información práctica, fácil de entender y en la que se puedan basar las decisiones, se utilizan herramientas para extraer y presentar datos de manera útil. Los productores pueden revisar los datos y enfocar su atención en problemas específicos que deben abordarse, en lugar de perder tiempo y esfuerzo en partes de la granja que ya están funcionando perfectamente.

 

Si más granjas lecheras en el mundo se convierten en las llamadas "granjas inteligentes", se podrá aumentar la producción de leche de manera más sustentable gracias a la tecnología de la automatización.