¿Usted deja las terneras de reemplazo o compra novillas preñadas?

Por: 
Mariana Navarro Sanint
25 de Enero 2019
compartir
Ganadería, Ganadería colombiana, terneras de reemplazo, compra novillas preñadas, ¿Usted deja las terneras de reemplazo o compra novillas preñadas?, por qué es importante conocer el proceso de cría y levante que tuvo la futura productora de leche, el levante de una ternera influirá en la producción y en su salud reproductiva, la curación del ombligo, el momento del destete, El calostro, inmonoglobulínas del calostro, La lactancia, 3  tomas de leche por día, Los antibióticos, el estrés, el destete, Mariana N
La razón de mayor peso es conocer el proceso de cría y levante que tuvo la futura productora de leche de mi empresa, pues el levante de ese individuo influirá en la producción y en su salud reproductiva, afirma Marina Navarro Sanint. Fotos: Cortesía de la autora
Conocer el proceso de cría y levante que tuvo la futura productora de leche es, en mi concepto, la razón de mayor peso para dejar las terneras de reemplazo o comprar novillas preñadas, pues el levante de ese individuo influirá en la producción y en su salud reproductiva.
 
Las razones que conozco para dejar las hembras de reemplazo son, entre otras que seguramente aún no tengo presentes, la importancia de conocer la procedencia de las futuras vacas, las consecuencias de un levante adecuado, y los costos de comprar un producto del que no se tiene trazabilidad confiable. 
 
Por mi parte, la razón de mayor peso es conocer el proceso de cría y levante que tuvo la futura productora de leche de mi empresa. El levante de ese individuo influirá en la producción y en su salud reproductiva.
 
Además de las vacunas, son influyentes la curación del ombligo, la alimentación, el momento del destete y el proceso de levante.
 
El ombligo
 
Por el ombligo puede entrar, mientras no esté seco, todo lo indeseado cuando la cría queda en contacto con el medio ambiente. Y del proceso de cura que tenga esa área, dependerán los primeros meses de vida de esa ternera.
 
Cuando se utiliza el producto para secar el ombligo, algunas veces se pasa por alto que después de seco, al desprenderse y caer queda una herida cutánea propensa para que las moscas creen de nuevo un canal que facilita la entrada de infecciones. Un ombligo sano es cuando la piel de la zona umbilical está COMPLETAMENTE cicatrizada.
 
El calostro
 
Si usted tiene una empresa ganadera, no desconoce las razones por las que el calostro es FUNDAMENTAL.
 
Los bovinos no reciben mecanismos de defensa transmitidos por la madre mientras están en la placenta. La única forma de activar el sistema inmune es recibiendo las inmonoglobulínas del calostro.
 
La absorción va disminuyendo con el paso de las horas después del parto, es ideal que las crías tomen el primer calostro durante las primeras 2 horas de nacidas, y es fundamental que lo hagan antes de las 6-8 horas. Después de las 12 horas sigue habiendo asimilación hasta completar las 24horas, pero no es suficiente para fortalecer el sistema inmune si no aprovecho la absorción de las primeras horas.
 
En las producciones que dan calostro a las crías desde el primer día, el calostrometro mide la cantidad de inmonoglobulinas que tiene la leche y de esa forma se le puede dar a las crías de reemplazo su primera dosis de calostro asegurando que sea de la mejor calidad posible.
 
Para las crías que han tomado el calostro de su madre, también existe la posibilidad de tomar muestras sanguíneas y evaluar las proteínas plasmáticas para saber si esa cría recibió la cantidad y calidad de calostro necesarias para asegurar un sistema inmune fuerte. Algunas investigaciones indican que las crías que reciben cantidades de calostro deficientes, crecen 2/3 partes de su potencial y son mucho más propensas a enfermedades.
 
La lactancia
 
El comportamiento normal de las crías cuando están con sus madres incluye tomar leche entre 8 y 12 veces al día -la dieta de lácteos basada en 2 (dos) tomas diarias está siendo evaluada hace algunos años-.
 
Si las terneras solo toman leche dos veces al día el abomaso va a estar desocupado durante largos periodos, lo que desencadena en pH bajo y aumenta el riesgo de ulceras que llevan a baja absorción de nutrientes y pueden terminar en procesos de diarrea.
 
La propuesta de 3 (tres) tomas de leche por día ha sido estudiada y aplicada desde hace algunos años con resultados favorables, porque reduce la tasa de mortalidad, disminuye los procesos de diarrea, aumenta la ganancia de peso, el destete se hace más rápido, el parto es a menor edad y la producción de leche es de alrededor 600 litros más de leche. Es una decisión a la que vale la pena hacerle números y saber si la inversión adicional da el retorno esperado; de no ser así, por lo menos asegúrese de estarle dando buena calidad de leche.
 
Los antibióticos
 
Es importante procurar una crianza sana para nuestros reemplazos. Los que pasan por tratamientos antibióticos y lleguen a ser adultos no serán igual de productivos.
 
Un estudio de la Universidad de Cornell demostró que las primíparas que habían recibido tratamiento antibiótico, produjeron 542 litros menos en su primera lactancia que las que no recibieron este tipo de tratamientos; siendo esta una de las varias consecuencias que tiene no haber tenido un crecimiento saludable.
 
El estrés
 
La salud esta ligada, además del ombligo, la toma de calostro, y la lactancia, al estrés de los animales. Si las crías están separadas de sus mamás, lo ideal es que estén en grupos.
 
Recuerden que los bovinos son animales gregarios que necesitan tener relación entre ellos. La succión libera endorfinas en los terneros, por esta razón es ideal dar la leche con tetinas y permitirles succionar durante un rato para que esas endorfinas refuercen el sistema inmune. Los lamidos son además una forma de comunicación y cuidado entre ellos.
 
El destete
 
Así como no todos los niños se desarrollan igual, no todas las terneritas se desarrollan al mismo tiempo. Podemos decidir que hay una edad exacta a la que se debe destetar un individuo, y por practicidad se presta para hacerlo por grupos.
 
Un poco de observación nos permitirá ir haciéndolo de forma que el desarrollo sea el adecuado, se aproveche el tiempo ya invertido, y los reemplazos sean mejores productoras que sus mamás.
 
Si invertimos en genética, tiempo, observación, suplementación y espacio para el levante de las terneras, se obtendrán los resultados propuestos. No obviemos invertir tiempo en observación y cuidados, de lo contrario estaremos desaprovechando los resultados de las demás inversiones.
 
De la felicidad que le produzca el bienestar de sus crías dependerá la felicidad que le produzca ver la cantidad de leche vendida cuando estas sean sus productoras.
 
Mariana Navarro Sanint
Médico Veterinario Zootecnista
Universidad Tecnológica de Pereira