El aporte de India al desarrollo de la ganadería en Brasil

Por: 
CONtexto ganadero
24 de Junio 2022
compartir
aporte de India al desarrollo de la ganadería de Brasil
Los ganaderos que colonizaron las tierras del estado de Mato Grosso importaron ganado Bos indicus de razas nelore, gyr y guzerá. Foto: revistapesquisa.fapesp.br

Un reportaje del sitio web indio Scroll exploró cuál fue la influencia de las razas índicas bovinas en el desarrollo de la ganadería brasileña. Así contaron cómo fue el papel del ganado indio en el desarrollo de la industria ganadera en el gigante sudamericano.

 

A fines del siglo XIX, los colonos europeos invadieron las tierras de los indígenas en el estado de Mato Grosso para establecer haciendas ganaderas. El problema fue el clima tropical, que no era adecuado para las razas de ganado del norte de Europa acostumbradas a climas más fríos, describió el artículo (en inglés).

 

Determinados a tener éxito, los ganaderos introdujeron pastos especiales y decidieron importar vacas de la lejana India, un país que tenía condiciones climáticas similares. (Reportaje: ¿Cómo hizo Brasil para convertirse en el mayor exportador de carne bovina del mundo?)

 

Su ganado preferido era el cebú (Bos indicus), una subespecie autóctona del subcontinente indio que se caracteriza por una joroba grasosa en los hombros. Los registros históricos indican que el ganado cebú fue transportado a América del Sur a principios del siglo XIX.

 

Brasil comenzó a importar ganado cebú de la India en la década de 1890, y el primer lote de nelore llegó a la región Triângulo Mineiro en el estado de Minas Gerais, en la frontera con Mato Grosso. (Lea: Así es como la ganadería de Brasil está trabajando para reducir sus emisiones)

 

Robert Wilcox, profesor asociado de historia en la Universidad de Kentucky del Norte, escribió en su libro de 2017 “Ganado en el interior: Mato Grosso y la evolución de la ganadería en Brasil” que las primeras importaciones de nelore fueron de la variedad ongole en India.

 

“El animal, de la región alrededor de Madrás, tiene un color de pelo distintivo predominantemente blanco. Es la raza de cebú más predominante en América del Sur hoy en día, particularmente en el centro de Brasil”, anotó.

 

También se importaron en grandes cantidades bovinos gyr y kankrej (el llamado guzerá en nuestro hemisferio) y que es conocido por su resistencia a los parásitos. (Lea: Productividad de ganado de carne en Brasil mejora 30 % con árboles de eucalipto)

 

“No está del todo claro por qué se eligieron estas tres razas, pero parece haber tenido algo que ver con la cría en la India, su dominio en ese país y su capacidad para satisfacer el criterio fundamental de los compradores brasileños: rusticidad, docilidad y adaptabilidad a un variedad de propósitos”, escribió Wilcox.

 

Cuando los empresarios brasileños llegaron a la India para comprar ganado de los pastores indios, tenían en mente criterios empíricos como el color del ganado y la longitud de sus orejas. Las razas también se volvieron populares porque podían soportar largas caminatas hacia mejores pasturas.

 

En la década de 1950, hubo intención de importar nuevo ganado de la India, pero una prohibición del gobierno indio obligó a los ganaderos a llevar ganado cebú desde Bolivia. En 1962, una vez levantada la prohibición, Brasil volvió a importar toros de la India.

 

Hasta la fecha, el ganado nelore es el más preciado en los ranchos tropicales de Brasil y alrededor del 90 % de su producción de carne proviene de estos animales. (Lea: Brasil continúa en su empeño de elevar exportaciones de carne a EE. UU.)

 

 

Raza brasileña india: el indubrasil

 

Inicialmente, los ganaderos de Triángulo Mineiro cruzaban toros indios con vacas de origen ibérico, pero descontentes con el resultado, decidieron a principios de la década de 1920 crear una raza cebú brasileña, que era principalmente un cruce entre gyr y guzerá.

 

Llamada indubrasil, la nueva raza se hizo popular casi de inmediato, con toros que alcanzaban los 1200 kg y las vacas adultas más de 750. También se incluyeron otras razas cebuinas, pero lo importante era obtener un ejemplar puramente índico sin aportes de Bos taurus.

 

“Los creadores del indubrasil lograron obtener una cantidad de carne por animal mucho mayor que la proporcionada por el cebú, cruzado con razas europeas, y en 1930 se promocionaba como el salvador de la industria ganadera brasileña”, escribió Wilcox.

 

La raza fue popular durante décadas, pero hoy en día se considera una raza en peligro de extinción en Brasil, aunque se encuentra en otros países de América Latina, como Colombia, Venezuela y México, así como en algunos países africanos, Australia y Tailandia.

 

A juicio del autor del artículo, el viaje del ganado nelore, gyr y kankrej de la India a Brasil en los siglos XIX y XX es “un capítulo notable en la historia de la globalización”.