Los consumidores quieren saber cómo se produce la carne de res

Por: 
CONtexto ganadero
28 de Septiembre 2021
compartir
Consumo de carne, consumo de carne en Colombia, carne en Colombia, consumidores carne trazabilidad, trazabilidad carne, marketing, carne de res, publicidad, publicidad sobre ganadería, producción de carne de res, sociedad consumo carne res, ganado bovino, ganadería bovina, carne, leche, ganaderos, ganaderos colombia, ganado, vacas, vacas Colombia, bovinos, Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero, contextoganadero
De acuerdo con encuestas realizadas en Canadá, los consumidores están abiertos a escuchar sobre cómo se produce la carne de res. Foto: agriculturayganaderia.com

Como lo han manifestado varios expertos, la percepción sobre la ganadería y la producción de carne de res requiere de un trabajo más constructivo de marketing para ilustrar a los consumidores cómo se realiza esta actividad pecuaria de forma sostenible.

 

Algunas encuestas socializadas en la Mesa Redonda Canadiense para la Carne Sostenible en junio pasado mostraron que si bien los detractores son cada vez más ruidosos, la mayoría de la sociedad está dispuesta a escuchar y aprender sobre la carne de res.

 

Según el portal Grain News, se puede decir que la relación entre la sostenibilidad y el marketing de la carne de res es tan fuerte que una depende del otro. (Lea: Trazabilidad: camino para garantizar la seguridad alimentaria de nuevas generaciones)

 

Al consultar a Dorothy Erickson, gerente de servicios veterinarios de Zoetis en Saskatoon (Canadá), la experta aseguró que el marketing constructivo de la carne de res requiere una comprensión de su relación con la sostenibilidad.

 

“Cuando miramos el panorama general, creo que es adecuado pensar en la sostenibilidad como un compromiso más que como una meta alcanzable. Y cuando somos sostenibles, somos comercializables”, afirmó la representante de la firma.

 

En efecto, aunque la sostenibilidad es una de las palabras de moda que abundan las estrategias de comunicación de publicidad, en particular en torno a los alimentos y la aceptación por parte del consumidor de diversas prácticas de producción, la cuestión debe ser más profunda.

 

“Más que una simple palabra de moda, la sostenibilidad es realmente un proceso. Una gran parte del proceso es la evaluación crítica de nuestras prácticas de gestión regulares y la reevaluación continua de esas prácticas”, manifestó Erickson.

 

Y agregó: “Necesitamos asegurarnos de que estamos haciendo lo mejor para todos los socios que tienen en cuenta la producción, los animales, el medio ambiente y nuestro modelo de negocio. La mejora continua será fundamental”.

 

A su juicio, no hay un conjunto universal de criterios que determinen la sostenibilidad sino que se deben analizar los diferentes aspectos en una región específica. (Lea: Conozca las preferencias del consumidor por la carne bovina en la región Caribe de Colombia)

 

Erickson sostuvo que los consumidores comprarán alimentos que sientan que se alinean directamente con sus valores, bien sea por un menor impacto ambiental, una mayor calidad de procesamiento o por contribuir a los productores locales y al abastecimiento regional.

 

Si es importante para el consumidor y tienen los medios para pagar un excedente, habrá un mercado para esos sistemas de nicho más pequeños. No obstante, a gran escala, la producción intensiva es necesaria para alimentar a una población en crecimiento”, afirmó.

 

La experta instó a la industria de la carne de res a que continúe contrarrestando la idea errónea de que lo grande es igual a lo malo o que las grandes operaciones utilizan automáticamente prácticas deficientes y comprometen el bienestar de los animales.

 

Así pues, hay temas generales como el bienestar animal que aplican para todo tipo de producciones, pero hay aspectos que deben tener en cuenta las diferencias regionales, geográficas y climáticas, que implican otras formas de aplicar la sostenibilidad.

 

También hay que verificar cómo se aplican las tecnologías, procurando identificar cuáles de estos avances pueden ser aceptados por el consumidor, pues de lo contrario podrían dejar de comprar el producto si no los comprenden o se alinean con sus valores.

 

Para abordar la duda y la preocupación, es necesario seguir compartiendo información para ganar la confianza de los consumidores y la aceptación de la tecnología. En esencia, la industria de la carne de vacuno busca proteger el medio ambiente y el bienestar animal.

 

La mayoría de la gente no se opone diametralmente a la carne y los lácteos, pero existe una desconexión y falta de comprensión en la producción de alimentos en general. (Blog: Millennials y centennials, generaciones con nuevas exigencias en el consumo de carne)

 

A pesar de la desconfianza y la desinformación la mayoría de los consumidores quieren saber de dónde provienen sus alimentos, cómo se producen y sentir que respaldan sus valores, por lo cual hay que continuar compartiendo los aspectos positivos de la ganadería.

 

“Contrarresta los mensajes negativos y sigue contando la historia de la carne de res canadiense. Ya contamos con excelentes prácticas en nuestra industria que ayudan a impulsar todos los aspectos del marketing y la sostenibilidad en la dirección correcta”, culminó.