Nuevas tecnologías que facilitan el trabajo del campo

Por: 
El Confidencial
17 de Junio 2021
compartir
Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero, Tecnología, tecnología agro, tecnología campo, drones para el campo, robots para el agro, robots que recogen fresas, robot de recoge maleza, innovaciones campo
El robot recolector de fruta es una de las alternativas que se están desarrollando actualmente. Foto: Tevel.

Robots, drones e inteligencia artificial harán que el trabajo en la huerta esté totalmente automatizado en muy pocos años. Conozca algunas de las máquinas que harán esto posible.

 

Muchos expertos aseguran que estamos muy cerca de conseguir explotaciones agrícolas mayoritariamente autónomas. Robots, drones e inteligencia artificial van a dejar de ser conceptos que solo manejan los ‘nerds’ para convertirse en una herramienta fundamental en la agricultura extensiva. (Lea: Cuál es el alcance de la revolución digital en el agro)

 

El recolector de fruta que vuela

 

El robot recolector de la empresa israelí Tevel es un dron que va enchufado mediante un cable a un vehículo de seguimiento y que tiene un brazo robótico que le permite recoger distintos tipos de frutas imitando el movimiento de la mano humana.

 

Se sirve de la inteligencia artificial para realizar su trabajo. Utiliza un algoritmo de reconocimiento de imágen para identificar si la fruta está madura o no y clasificarla por tamaño. Otro que le sirve para calcular la trayectoria ideal y ejecutar el movimiento que tiene que hacer el brazo del robot para coger la fruta, calculando también la presión que tiene que ejercer para arrancarla sin dañar la planta. Y finalmente otro que analiza el árbol y gestiona la flota de robots para que trabajen eficientemente.

 

El robot que coge fresas

 

El E-Series es un robot experto en la recolección de fresas. Tiene una gran plataforma con ruedas en su base y cuenta con hasta 24 brazos robóticos independientes que trabajan conjuntamente. Según sus creadores, son capaces de agarrar, cortar el tallo y colocar la fruta en el contenedor con suma delicadeza para no dañarla. (Lea: Emprendedores no han esperado para llevar conectividad al campo)

 

Aunque la plataforma es grande, Agrobot —la compañía onubense detrás de este robot— asegura que su configuración es flexible y puede adaptarse a cualquier terreno agrícola. También cuenta con unos sensores integrados para captar todos los detalles y un algoritmo de reconocimiento de imágenes que le permiten evaluar el punto de madurez de la fruta.

 

Sembrar y quitar malas hierbas sin que sufra la espalda

 

El FD20 no es un droide que se ha escapado de un rodaje de ‘Star Wars’, es un robot que siembra y elimina las malas hierbas de los cultivos sin emitir CO2 y de forma totalmente autónoma.

 

Este robot, creado por la compañía danesa FarmDroid, no utiliza cámaras para hacer su trabajo, sino que se vale de la precisión del navegador por satélite RTK para identificar el lugar exacto donde ha plantado cada semilla. Con esa información sabe exactamente dónde puede y no puede limpiar. (Lea: ¿Qué es el Machine learning y cómo se ha empleado en investigaciones en ganadería?)

 

Un robot con las ruedas pegadas a la tierra

 

Terrasentia es un robot creado por investigadores de la Universidad de Illinois, en Estados Unidos. Tiene un tamaño bastante pequeño, es ligero y trabaja a ras de suelo para analizar en tiempo real el estado de las plantas. Es capaz de medir su desarrollo, identificar enfermedades y estimar la producción conectándose a una base de datos en la nube. Además puede actuar solo o en conjunción con otros robots para realizar análisis más detallados. Uno de los objetivos de los invesitgadores es que estas máquinas no tengan un coste demasiado alto para que puedan ser accesibles para todo el mundo.

 

"Aunque los drones se utilizan habitualmente para ver los cultivos, solo pueden ver lo que hay en la superficie. Necesitábamos los medios para medir la planta desde el suelo", comenta Stephen Long, director del proyecto. "TerraSentia nos ha proporcionado esta capacidad y también puede detectar muchas condiciones patológicas que quedan ocultas cuando se ve el cultivo solo desde arriba".

 

Fuente: El Confidencial.