TLC con Corea del Sur puede consolidar la ganadería colombiana

Por: 
CONtexto Ganadero - FEP-Fedegán
13 de Noviembre 2013
compartir
TLC Colombia y Corea del Sur
TLC con Corea del Sur pasó a debate en la Cámara de Representantes. Foto: CONtexto Ganadero.
El Senado de la República aprobó el Tratado de Libre Comercio, TLC, con Corea del Sur, en debate que se llevó a cabo el pasado 12 de noviembre.
 
La aprobación se dio con 46 votos a favor, con lo cual el acuerdo comercial pasará a Cámara de Representantes y finalmente a sanción presidencial para que entre en vigencia.
 
La semana anterior se debatió el TLC con Corea del Sur y varios congresistas se negaron a que Colombia apruebe más acuerdos sin que antes se analice la conveniencia para el sector agropecuario del país. (Lea: Congreso dice que se debe analizar conveniencia del aprobar más TLC)
 
En esa plenaria se acordó aplazar la aprobación para esta semana. A esta última en el Senado asistió Augusto Beltrán Segrera, secretario técnico del Fondo de Estabilización de Precios, FEP, de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán.
 
Beltrán Segrera, en representación de Fedegán, expuso los ventajas que traerá para el sector ganadero la entrada en vigencia del TLC con el país de Asia Oriental.
 
“Para todos es evidente el accionar de los recientes gobiernos en procura del acceso a una economía globalizada, a través de la internacionalización mediante la negociación, suscripción y entrada en vigencia de diversos acuerdos comerciales”, señaló Beltrán Segrera, quien añadió que “esta apuesta por el desarrollo económico, jalonado por acuerdos de libre comercio debe ser consistente, pragmática y sostenida en el tiempo”.
 
Al igual hizo hincapié en el hecho de que no es pertinente ver “a través del mismo cristal la totalidad de los acuerdos comerciales. Pues, cada uno representa oportunidades, ventajas y retos diferentes para el aparato productivo nacional”.
 
Ante eso subrayó que desde el inicio de los procesos de negociación comercial, “Fedegán ha compartido tesis como las del economista Joseph Stiglitz, quien manifiesta que: “los Tratados de Libre Comercio no son ni la panacea que unos predican, ni el infierno que no pocos anticipan”, su verdadero aprovechamiento depende de cómo se les diseñe y de las medidas internas que lo acompañen, lo cual puede estimular el desarrollo de un país o actuar como retardadores del mismo”.
 
Es así como entró en detalles sobre la negociación comercial con Corea del Sur, al explicar que se pueden ofrecer grandes oportunidades a la producción colombiana, “ampliando mercados e induciendo la reconversión productiva necesaria para competir no solo en el mercado interno sino en los mercados de exportación”.
 
Colombia tiene el gran reto de conquistar los mercados de Estados Unidos y la Unión Europea, los cuales se muestran “exigentes” para el sector ganadero. (Lea: Fedegán entrega balance positivo tras su visita a Corea del Sur)
 
De esta forma, la oportunidad más reciente para Colombia está en el acuerdo comercial que se pueda establecer con el país de Asia Oriental, puesto que se convierte “en un hito en la historia, no solo del sector ganadero, sino del agrícola y agroindustrial del país, ya que después de ser fuertemente golpeado con negociaciones comerciales con países altamente ganaderos y directamente competidores, Corea del Sur representa la primera oportunidad para el sector de ser un verdadero ganador en un TLC”, explicó el secretario técnico del FEP.
 
Sería entonces, según Beltrán Segrera, la primera negociación con un país del Asia Pacífico, lo que convierte a este “tratado en la puerta de entrada a la otra mitad del mundo, que hasta ahora ha sido inalcanzable para el sector”.
 
Oferta y demanda de leche
 
Beltrán Segrera señaló que más del 90% de los pequeños productores de Colombia “viven de las precarias rentas, tanto del engorde del ganado como de la producción de leche”.
 
Ante eso, añadió que los ganaderos enfrentan a producir más leche de la que se comercializa. “Alrededor del 50% de la producción diaria de leche queda por fuera del acopio industrial, repercutiendo por supuesto, en bajos precios al productor que lo someten a diario a sobrellevar las penurias de la pobreza rural”.
 
Es así como el TLC con Corea del Sur puede salvar a la ganadería colombiana al evitar que vendan leche a bajos precios, en muchas ocasiones por debajo del costo.
 
Ahora, la discusión está en que Colombia logre la admisibilidad sanitaria con Corea del Sur para exportar carne bovina y leche.
 
Por eso, aun cuando el TLC no ha entrado en vigencia, Fedegán se ha adelantado a formalizar el proceso de admisibilidad sanitaria. (Lea: Admisibilidad sanitaria, gran incógnita en TLC con Corea
 
“Luego de identificar una alta demanda por los productos colombianos, se solicitó a las autoridades sanitarias de Corea, la hoja de ruta para lograr admisibilidad, quienes entregaron un procedimiento de 8 pasos que debemos cumplir”, aseveró Beltrán Segrera.
 
Al igual dijo que “este primer acercamiento representa un avance fundamental para materializar la venta de productos cárnicos y lácteos en dicho mercado, de gran interés para la ganadería colombiana”.  
 
Esta demanda fue identificada gracias a la labor de del FEP-Fedegán y las entidades sanitarias y de promoción comercial de Colombia, que en conjunto asistieron y dieron a conocer las ventajas del sector en Corea del Sur.
 
Así es el mercado de Corea del Sur
 
El país de Asía del Oriente tiene 49 millones de habitantes, mercado al que Colombia puede llegar con el 50% de la producción de leche “que no es acopiada formalmente”.
 
“Estamos hablando de cerca de 3.150 millones de litros de leche al año, que al poder ser comercializados en el mercado formal, por supuesto mejorará los ingresos de los campesinos y aseguraría de paso, nuestra propia seguridad alimentaria, ya que, si no es rentable el negocio de la leche y la carne en el país, los productores necesariamente desplazarán sus factores productivos hacia otra actividad económica”, así lo manifestó el secretario técnico del FEP.
 
Sobre los productos cárnicos, Beltrán Segrera expuso que durante la próxima década el consumo de carne de bovino en Corea del Sur crecerá 18.7%, mientras que la producción lo hará solamente en 9.4%, manteniendo una brecha importante entre producción y consumo.
 
“Para 2019 la oferta doméstica solo será capaz de abastecer el 48% del consumo interno, lo que acentuará la dependencia por las importaciones que para ese mismo año se estima que sobrepasen las 349 mil toneladas, equivalentes al 52% de la demanda interna”, agregó Beltrán Segrera. (Lea: Gobierno de Corea del Sur aprobó TLC con Colombia)
 
En 2019 el consumo de quesos y de leche en polvo se incrementará en no menos del 20%, mientras que la producción nacional por su parte, solo será capaz de abastecer el 39% del consumo de quesos y el 18% de la demanda por leche en polvo.
 
El sector ganadero de Corea del Sur
 
Corea del Sur tiene un incremento anual del 0,18% de su población. La urbana representa más del 83% y cada año crece a un ritmo de 0,71%, lo que señala que en pocos años la población rural será mínima.
 
Este país registra una tasa de desempleo de 3,2%, cuenta con un PIB per cápita de aproximadamente US$32 mil 800. Es de anotar, explicó Beltrán Segrera que "la agricultura participa con tan solo el 2,7% de su Producto Interno Bruto -PIB,  siendo este completado con un participación del 38,9% de la industria y con el 57,5% aportado por el sector servicios".
 
Sus principales exportaciones son industriales e incluyen equipos de telecomunicación, vehículos, computadores, acero, barcos, productos petroquímicos y semiconductores, lo que en la práctica no representa riesgo alguno para el sector ganadero colombiano.  Por el contrario, es una oportunidad total de acceder al mercado e incrementar los destinos de exportación, a diferencia de los acuerdos negociados con los países del Hemisferio Occidental. 
 
Carne bovina
 
En materia de producción de carne bovina en Corea del Sur, dijo el secretario técnido del FEP, es importante destacar que a junio de 2013 se registraron 336 mil toneladas, lo que representa un incremento de más de 20 mil toneladas comparado con el periodo enero - junio de 2012, en el cual se registraron 312 mil toneladas.
 
Sin embargo, según estimaciones del Departamento de Agricultura de EE.UU., la producción de carne bovina de Corea del Sur registrará una importante reducción en 2014, año durante el cual su producción no sobrepasará las 317 mil toneladas, que si las comparamos con la producción anual en Colombia, representarían cerca del 30% del total producido en nuestro país. (Lea: TLC con Corea, un tratado que favorece a la ganadería colombiana)
 
Por su parte, dijo Beltrán Segrera “en materia de consumo anual en el mercado coreano, vale la pena mencionar que de acuerdo con el reporte del Departamento de Agricultura de EE.UU., este alcanzó cerca de 703 mil toneladas entre enero y junio de 2013, presentando un aumento de 2,93% en comparación con el mismo periodo de 2012, y así mismo proyecta la continuidad en el suministro, de una abundante participación de carne importada en Corea del Sur”.
 
Respecto del volumen de compras internacionales de carne de bovino realizadas por Corea del Sur, dijo: "encontramos que de acuerdo con el Departamento de Agricultura de Estados Unidos, entre enero y junio de 2013 la importación coreana de carne bovina fue de 127 mil toneladas, con un crecimiento de 1,5% frente al mismo periodo de 2012 y prevé que aumentará para compensar la caída de la oferta de carne bovina nacional y el crecimiento del consumo".
 
Productos Lácteos
 
De acuerdo al reporte de octubre de 2012 del Servicio Internacional Agrícola del Departamento de Agricultura de EE.UU., la producción de leche fresca en Corea del Sur en 2012 fue de 1,9 millones de toneladas métricas, lo que representó un incremento del 1,3% en comparación con el mismo período del año inmediatamente anterior.
 
Es importante anotar, mencionó el secretario técnico del FEP, que en noviembre de 2010, se presentó un brote de fiebre aftosa en 200 distritos de Corea del Sur, lo que obligó al sacrificio de aproximadamente 34 mil vacas lecheras, “dando lugar a un nuevo escenario de escasez de leche líquida, afectando gravemente la producción de derivados lácteos y a su vez exponiendo aún más al país a la necesidad de suplir su demanda a partir de importaciones”.
 
Por su parte, bebidas de leche con sabor a jugo de frutas alcanzaron el más alto crecimiento en valor de venta al por menor, con un 10%.
 
Así se negocia con Corea del Sur
 
Se acordó un contingente preferencial de 9.900 toneladas de carne de bovino deshuesada que crece 2% anualmente y liberalización total del comercio en un plazo de 19 años.
 
En lácteos se acordó un contingente sin arancel de 100 toneladas de leche en polvo; y desgravaciones a 10, 15 y 16 años para crema de leche, lactosueros, quesos y arequipe. Además el desmonte inmediato de los aranceles para las bebidas lácteas, como avenas. (Lea: Corea del Sur le apuesta al desarrollo tecnológico en Colombia)
 
Cabe señalar que el acceso otorgado por Corea a Colombia en carne y lácteos, representa las mejores concesiones arancelarias que ha otorgado ese país a un socio comercial (exceptuando a los Estados Unidos) y sin duda es un gran avance que ubica a Colombia como el país suramericano que contará con las mejores condiciones preferenciales para acceder al mercado de Corea del Sur”, dijo Beltrán Segrera.