¿Era necesaria la liquidación del FNG?

Por: 
CONtexto ganadero
24 de Agosto 2018
compartir
ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, contexto ganadero, fedegán, fng, fondo nacional del ganado, recursos del fng, parafiscalidad, parafiscalidad ganadera, fondo parafiscal, josé félix lafaurie, liquidación fng, recursos fng, fedegan fng, administración fng, ministerio de agricultura, superintendencia de sociedades, aurelio iragorri valencia
Más de 2 años han pasado desde que se tomó la decisión de liquidar el FNG. Foto: @JSGonza_92.
El 27 de mayo de 2016, la Superintendencia de Sociedades emitió el auto que confirmaba el fin del Fondo Nacional del Ganado. Pasaron 2 años, 2 meses y 25 días para que la misma entidad informara que el FNG –presuntamente quebrado– le entregará al Estado $90 mil millones.
 
Han pasado más de 2 años desde que dio incio la liquidación del Fondo Nacional del Ganado, luego de que el Ministerio de Agricultura se lo arrebatara a la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, hecho que en su momento fue calificado como "un lunar en la historia institucional del país, pues nunca un gremio había sido perseguido por la expresión respetuosa de sus desacuerdos frente a la política pública y los grandes temas que afectan al sector agropecuario, como los acuerdos de La Habana". (Lea: Fedegán rechaza decisión que le quita la administración del FNG)
 
A la cartera agropecuaria encabezada en su momento por Aurelio Iragorri poco le importaron los 22 años de trabajo del FNG y mucho menos todo el trabajo adelantado por un amplio grupo de profesionales a lo largo y ancho del territorio nacional, quienes lograron –entre otras cosas– que Colombia fuera un país libre de fiebre aftosa con vacunación.
 
Esos despidos masivos arrancaron el 30 de junio de 2016 y que para octubre de ese año, la planta que trabajó durante años en el fondo parafiscal quedó reducida a menos de 50 personas. Varias de ellas, quienes se reservaron su identidad, aseguraron que era “inevitable sentir nostalgia, incluso algo de dolor, ver como en cuestión de meses decidieron que aquello que por tanto tiempo funcionó, resultaba ahora un estorbo y la herramienta perfecta para hacer ajustes de cuentas”, dijeron.
 
Tampoco escuchó a los diversos dirigentes ganaderos, quienes en repetidas ocasiones lamentaron la liquidación del Fondo Nacional del Ganado. En su momento, Mariano Restrepo Flórez, presidente de la Asociación Regional de Ganaderos del Norte, Asoganorte, en Yarumal, rechazó la medida del Gobierno de liquidar el FNG, pues consideró que la actitud del ministro de Agricultura de turno de echarle toda ‘el agua sucia’ a Fedegán, anterior administrador del Fondo, no tiene ninguna presentación. De paso se preguntó sobre el futuro de los proyectos y programas que benefician al pequeño y mediano productor. (Columna: Nuestro pecado)
 
No puede el Ministerio de Agricultura lavarse las manos diciendo que toda la culpa que aquellas inversiones que no fueron exitosas son de quien administró el FNG, cuando todas las decisiones pasaban obviamente por el ministro de turno, quien era el que presidía la junta del Fondo Nacional del Ganado”, aseveró Restrepo Flórez.
 
Pese a omitir todos hechos y se le diera la estocada final a la parafiscalidad ganadera, la noticia del pasado martes 21 de agosto de 2018, en donde confirmó que el FNG le devolverá al Estado $90 mil millones en dinero en efectivo, inversiones, cuentas por cobrar y participaciones en bienes inmuebles confirma la teoría que siempre sostuvo José Félix Lafuarie Rivera: la liquidación fue una decisión sin precedentes e injustificada contra Fedegán, echando mano de la facultad reglamentaria con clara intencionalidad.
 
Tras 2 años, 2 meses y 25 días, los ganaderos aún no tienen definida la administración de los recursos parafiscales, las licitaciones han sido suspendidas y canceladas en varias oportunidades y los programas que durante años funcionaron quedaron en veremos. Incluso en ese tiempo el exministro Iragorri quien afirmaba tajantemente que los recursos del FNG ‘se los robaban’, salió a rectificarse y retactarse al respecto. (Lea: Con la liquidación del FNG, los que más pierden son los ganaderos)
 
Queda en el tintero la siguiente pregunta: ¿valía la pena la liquidación del Fondo Nacional del Ganado y asumir el impacto que esa decisión generaría sobre el sector? El tiempo lo dirá.