Cierre de la frontera no reactivó el sacrificio legal de bovinos

Por: 
CONtexto Ganadero
24 de Febrero 2016
compartir
Frontera entre Colombia y Venezuela
La medida que adoptó hace 6 meses Nicolás Maduro no ha incrementado el sacrificio legal de bovinos en Colombia. Foto: CONtexto Ganadero.
6 meses cumple la medida adoptada por el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, con la que pretendía frenar la delincuencia y el contrabando. A nivel de sacrificio bovino las noticias no son alentadoras, debido a que no se evidencia un aumento en el beneficio en las plantas del país.
 
Esa información la corroboran las cifras reveladas por el Fondo Nacional del Ganado, FNG, específicamente su oficina de Recaudo y Cartera, ya que durante el último semestre, en los frigoríficos ubicados en los municipios fronterizos solo en una planta hubo una tendencia al alza, mientras que las restantes siguieron presentando un comportamiento similar al que venían registrando antes de que fuera cerrado el paso que une a los 2 países. (Lea: Cierre de frontera reactivó ganadería araucana y sacrificio legal)
 
Así se comportó el beneficio durante los últimos meses en Arauca y Norte de Santander.
Gráfica: CONtexto ganadero / Datos: FNG.
 
Norte de Santander
 
Durante el mes de septiembre de 2015, en las plantas de Arauca capital y Tame, en Arauca; y Capachito, Frontera y Friogán, en Cúcuta, evidenciaron un considerable incremento en el faenado legal de semovientes. No obstante, esa tendencia no se ha mantenido..
 
Joao Zapata, director del área jurídica de la Agropecuaria Capachito, planta que atiende al área metropolitana de Cúcuta, aseguró que en el centro de faenado no se ha evidenciado ningún beneficio por cuenta del cierre de la frontera, ya que durante los 6 meses que cumple clausurada no ha habido un incremento en el número de semovientes sacrificados.
 
“Esté o no abierta la frontera, hemos presentando el mismo número de sacrificio que es prácticamente 0. Solamente estábamos faenando para autoconsumo y ya. La verdad los usuarios no se acercaban al frigorífico, por lo que el cierre del paso fronterizo no generó ningún beneficio”, lamentó Zapata. (Lea: Aumenta sacrificio legal tras cierre de frontera con Venezuela)
 
En tanto, Armando Daza, gerente nacional de Frigoríficos Ganaderos de Colombia, Friogán, aseguró que la planta de la empresa que funciona en Cúcuta estuvo durante un tiempo abasteciendo parte del mercado nacional y muy poco para la ciudad. Ese fenómeno cambió ante el costo de los animales en la zona, sin embargo, aunque el consumo local ha ido aumentando, aún está muy lejos de lo que en realidad se ingiere en la capital de Norte de Santander.
 
“Calculamos que en un mes se consumen 10 mil animales y los frigoríficos que estamos en la región no sacrificamos más de 2.500, es decir, antes estaba en 1.500 y ya superamos esa cifra. Entre las 3 plantas suministramos solo el 25 % de la carne que se ingiere en la ciudad”, argumentó Daza.
 
Escuche las declaraciones del gerente general de Friogán
 
Arauca
 
En el caso del frigorífico de Arauca capital, a la luz de las cifras, durante los meses de septiembre, octubre, noviembre y diciembre de 2015, hubo un aumento en el número de semovientes sacrificados, según soportan las cifras reveladas por el FNG. Sin embargo, para el primer mes de este año, hubo una caída significativa en la cantidad de bovinos faenados. (Lea: ¿De dónde está saliendo la carne que se consume en Cúcuta?)
 
El promedio durante los últimos 4 meses de 2015 fue de 649 animales. Mientras que para enero de 2016, la cifra apenas llegó a las 500 reses.
 
En el caso de Tame, el panorama fue parecido al de Norte de Santander. La tendencia de beneficio de animales fue similar entre agosto y noviembre del año anterior. En diciembre no se reportó sacrificio y en enero se reactivó considerablemente.
 
La Guajira
 
En el departamento operan 5 plantas de beneficio (Riohacha, San Carlos, Maicao, Fonseca y Villanueva), en ellas, según reveló un funcionario del área de auditoria interna del FNG, se presentan varios fenómenos como son el contrabando, el sacrificio clandestino, la elusión, la evasión o la falta de pago. A eso se suma la falta de pago de la cuota de fomento, por lo que el panorama no es el mejor.
 
Durante varios años, el FNG ha instalado en los diversos frigoríficos un mecanismo de supervisión directa denominado “punto fijo para el control del sacrificio” (un funcionario inspecciona los inventarios de ganado, las entradas y el sacrificio en estos establecimientos), el cual ha servido para que cuantificar el sacrificio real que es base de la liquidación de la CFGL. Sin embargo, una vez se desmonta el procedimiento de control, caen estrepitosamente los volúmenes de faenado. (Lea: “Pese a cierre fronterizo, sacrificio ilegal persiste en Cúcuta”: Lafaurie)
 
Tras el cierre fronterizo, en algunos de los centros de sacrificio se ha evidenciado una leve recuperación en la materia, pero aspectos como la elusión (maniobras o conductas del recaudador conducentes a modificar su contabilidad para arrojar menores valores por pagar o no pagar ) y la evasión (no pago de impuestos), son los que han promovido la ilegalidad en la zona.
 

Para el funcionario, el único mecanismo de control efectivo para evitar ese tipo de situaciones es el uso del punto fijo, que igual no ayuda para que se hagan los pagos oportunos de la cuota de fomento.